Inicio El alto riesgo para comunicadoras en México

El alto riesgo para comunicadoras en México

Por Nadia Altamirano, enviada

De los 65 asesinatos y las 12 desapariciones de periodistas, que en una década ha registrado la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), las mujeres no aparecen.

La falta de datos desagregados por sexo, propició que Comunicación e Información para la Mujer (CIMAC), iniciara en 2005 un diagnóstico que ha detectado el asesinato de cinco comunicadoras, dos de ellas en Oaxaca, y la desaparición de otra en Zamora, Michoacán.

La directora de CIMAC, Lucía Lagunes Huerta detalló que mientras los hombres ponen en riesgo su vida al cubrir la fuente del crimen organizado, como ocurrió hace unos días con el asesinato de Carlos Alberto Guajardo en Matamoros Tamaulipas, “a las mujeres les han dejado la investigación de corrupción y denuncias”.

Es en ese contexto, cuando ellas reciben amenazas y agresiones por parte de funcionarios públicos, desde policías, hasta integrantes del Ejército Mexicano, presidentes municipales y gobernadores que violentan a las periodistas de dos formas; amenazan con agredir a sus hijos o advertirles que los esposos pueden perder el empleo. “Por eso ellas prefieren retirar la denuncia y eso las coloca en mayor vulnerabilidad”.

Entrevistada durante el Foro “Las mujeres periodistas no estamos exentas de la violencia de género”, en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, como parte de la campaña Tolerancia Cero a la Agresión y a la Impunidad, Lagunes Huerta indicó que del 2005 a la fecha se han documentado 36 agresiones a mujeres periodistas, el 20 por ciento de los casos ocurrió en Oaxaca.

De esos casos dos corresponden al asesinato de las locutoras triquis Felicita Martínez y Teresa Bautista y cinco agresiones a periodistas oaxaqueñas, incluida Ixtli Martínez, quien el 10 de junio pasado recibió un balazo en la pierna izquierda cuando cubría un enfrentamiento entre porros y estudiantes que se disputaban el control de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Oaxaca.

La periodista Lydia Cacho, quien participó en el foro, hizo ver que esa agresión se dio en medio de la ausencia del Estado de Derecho en una entidad donde las autoridades permiten que las personas estén armadas. “En ese contexto Ixtli hacía su trabajo, como lo hacen muchas reporteras”.

Lydia Cacho, quien fue agredida por denunciar la red de explotación comercial infantil que gozaba de la protección del gobernador de Puebla, Mario Marín, condenó que además de la violencia hacia las periodistas, se les intente denostar en su desempeño: “Cuando no nos eliminan nos intentan descalificar constantemente”.

La feminista, antropóloga y ex diputada federal Marcela Lagarde, resaltó en el foro que las agresiones al gremio en México son un problema grave y no una exageración. Basta ver que hasta miércoles pasado, la CNDH había documentado el asesinato de 65 periodistas en una década, pero en las cifras “no mencionan a las mujeres periodistas, es una omisión de la CNDH”.

NUMERALIA

36 agresiones a mujeres periodistas del 2005 a la fecha
* 5 asesinatos
Guadalupe García Escamilla de 39 años, asesinada el 5 de abril del 2005, en Nuevo Laredo Tamaulipas
Felicitas Martínez de 22 años y Teresa Bautista de 24 años, asesinadas el 7 de abril de 2008 en San Juan Copala, Oaxaca
María Isabel Cordero Martínez de 23 años, asesinada el 16 de abril del 2010 en Chihuahua, Chihuahua.
María Elvira Hernández Galeana de 36 años, asesinada el 28 de junio de 2010
* 1 desaparecida
María Esther Aguilar Cansimbe de 32 años, desaparecida desde el 11 de noviembre del 2009 en Zamora, Michoacán
* 26 agresiones físicas

10/NA/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content