Inicio El avance democrático de Sonora

El avance democrático de Sonora

Por Marta Guerrero González

A Alfonso Durazo lo di por bueno cuando era priísta. Trabajé bajo su dirección en Segob, seguí con interés el mal trato que le dispensó Zedillo, cuando hizo causa de su odio a todos y a todo lo que tuviera que ver con Colosio. Cayó en desgracia, si el orgullo puede considerarse una infelicidad.

Celebré su renuncia al PRI en este mismo espacio. Su inscripción a las filas del PAN me pareció una acción coherente que, a la distancia, se dirigía naturalmente a contender por la candidatura para gobernar Sonora, su estado natal. Nada tienen de malo los proyectos personales en la política o en la vida privada, lo tendría si para alcanzarlos nada importa un asesinato o dos, una cuenta millonaria en Suiza o una basta red de influencias y privilegios.

El secretario particular del presidente de la República en la prensa que no contenderá por la gobernatura, avala el espíritu democrático de su partido y recuerda su reciente afiliación como sustento para no dar la posibilidad de burlar las reglas de una elección interna libre; la pide, inteligente frente a la probabilidad de que sea el futuro gobernador de su estado (o gobernadora, yo supongo).

Nos da cuenta del atraso y las urgencias que guarda Sonora, en relación de otros estados de la frontera, propone reformas, sobre todo en cuanto a la democracia en todos los niveles de la estructura del estado se refiere.

Habla de detonar las inercias, de restituir autoridad moral al ejercicio del poder público. En pocas palabras, habla del sueño de todos los mexicanos: crear una conciencia social entre los individuos que trabajan dentro del aparato de gobierno, fortalecer las instituciones y las leyes, empujar el crecimiento económico y acortar las distancias sociales con respeto y dignidad; así como afrontar la cultura del esfuerzo con un verdadero espíritu de servicio.

No sólo se trata de un puntual discurso de campaña, de una cachetada con guante blanco, de una oferta política que descubre el hilo negro; me suena a una exigencia permisible donde el lugar cedido no puede ni debe ser ocupado por cualquiera, que Sonora no resiste otro mal gobernante, que el daño debe erradicarse, que en la alternancia y la pluralidad está el cambio con rumbo. El 2 de julio los mexicanos decidimos un cambio, no un paréntesis en la hegemonía del PRI.

El avance democrático de Sonora necesita de la unidad de todos aquellos sonorenses convencidos de que éste es el momento del cambio. En pocas palabras, o lo logramos juntos o lo perdemos por separado. Cuestión de honor, es inteligente y está en la fila.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más