Inicio El catolicismo centro de occidente

El catolicismo centro de occidente

Por Fabiola Calvo

Empezaron las cábalas. ¿Quién será el nuevo jerarca del Estado Vaticano? El poder económico y espiritual que permite llegar al poder político de otros estados -que inclusive se proclaman laicos-, pronto verán humo blanco, una vez los cardenales decidan el nuevo papado en el cónclave, tras la muerte del polaco Juan Pablo II.

Karol Wojtyla, al frente de la iglesia católica durante más de 26 años, no cambió sustancialmente una institución que en defensa de la tradición, ha mantenido principios que se funden con los pensamientos de la derecha más rancia y que tanto daño ha hecho a un cambio de una parte de la humanidad.

Juan Pablo II fue un opositor al aborto, la eutanasia, la manipulación genética y la homosexualidad, reforzó el poder del Opus Dei y llevó a los altares a su fundador Josemaría Escrivá de Balaguer.

Pero como nada es en blanco y negro, es de rescatar que Wojtyla luchó en su juventud contra el nazismo y la dominación rusa en Polonia, aunque imposible olvidar que su combate contra el comunismo fue dentro del contexto de la guerra fría.

Contexto dentro del cual enfiló sus armas cristianas contra otros cristianos, los de la Teología de la Liberación, nacida desde la pobreza y el sentimiento de libertad en América Latina. Pese a esta actitud, cada que le fue posible, expresó su preocupación por la paz, el hambre y la opresión.

En sus últimos años criticó con firmeza el neoliberalismo y la política e invasión de Bush en Iraq y la de Sharon con Palestina. Pero no es posible la obnubilación puesto que una vez caído el muro de Berlín el mundo reinauguró el poder del capital financiero, el pensamiento único, la verdad única, heredera del monoteísmo que ha conducido a políticos y pueblos a fundamentalismos.

La Iglesia Católica se mueva entre el poder y la lucha contra el poder de acuerdo a sus conveniencias, lo que no es admisible es que Estados laicos, medios de comunicación oficiales y no oficiales dediquen retransmisiones en directo horas y horas, páginas y páginas. ¿Dónde queda el derecho de los no creyentes y el de otras religiones?

De una y mil formas aparecen las expresiones sociales de ser una pieza del pensamiento único aunque se opongan a él, es una reproducción de políticos, intelectuales, periodistas y miles de seguidores y seguidoras que olvidan que su religión les prohíbe el derecho al sacerdocio y por ende al máximo cargo que pronto elegirán un puñado de hombres con intereses de poder.

*Periodista colombiana radicada en Madrid, España

2005/FC/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content