Inicio El conservadurismo pri-panista, fuera de la ley

El conservadurismo pri-panista, fuera de la ley

Por Yolanda de la Torre

A Patria Jiménez no la deja indiferente el dolor producido por la injusticia y la marginación. Más de 27 años entregada a defender los derechos de las mujeres y de las comunidades lésbica, gay, bisexual, transgénero y transexual (LGBTT) son prueba fehaciente de su militancia feminista y del orgullo con que porta su identidad lésbica.

Pero su mirada no se ha detenido únicamente en estos sectores: ha pugnado por el cese de la violencia feminicida en Juárez; ha dado su apoyo abierto al Ejército Zapatista de Liberación Nacional; se desempeñó como diputada federal por el PRD -la primera del movimiento gay en México y América Latina- e incluso se dio tiempo para pelear por la liberación de Nadia Zepeda, a quien se encarceló bajo cargos falsos de posesión de droga al resistirse ser violada.

Es claro que no es una mujer que se arredre frente a la violencia: está preparada para dar la batalla por sus derechos, junto con los de todas y todos; y el primero que está dispuesta a defender es el de las familias con sexualidad diversa a obtener el reconocimiento legal que requieren para ejercer una ciudadanía plena.

ACERCA DE FAMILIAS Y VALORES

En entrevista exclusiva con Cimacnoticias, Jiménez, en tono reflexivo, echa una mirada al entorno familiar de las comunidades LGBT y a las expectativas de este sector. Toma la palabra con calma, pero sin titubeos:

“En las comunidades de la diversidad sexual provenimos de familias donde fuimos educados en los valores universales, y se nos habló de que la familia es un núcleo articulador muy importante en la sociedad. Ahora, cuando en edad madura nos relacionamos con personas de nuestro propio sexo, también tenemos la aspiración de conformar familias, de vivir con nuestra pareja”.

Patria puntualiza su posición para que no quepan inexactitudes: “no estamos de acuerdo en que unos derechos sean para unas personas y no para otras, sobre todo en relación con todos aquellos derechos laborales que son transmisibles por línea sanguínea y familiar. Como trabajadores y trabajadoras, nosotros no podemos tener seguridad social para nuestras compañeras y, en el caso de los hombres, para sus compañeros”.

La voz de Patria Jiménez se eleva cuando habla contra la inequidad: “vivimos discriminados en relación con los derechos que nos otorga la Constitución. Por supuesto, pugnamos porque el contrato civil de reconocimiento de las uniones de personas del mismo sexo incluya los derechos de seguridad social; si no nos veremos desproveídos de ellos”.

EL PAN O LAS VIAS DEL AUTORITARISMO

Obstáculos para el reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo hay muchos, pero acaso el más evidente sea el conservadurismo arraigado en el Partido Acción Nacional (PAN), cuyo abanderado presidencial, Felipe Calderón, hizo saber en una entrevista con Joaquín López Dóriga que él “concibe el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer” y que no permitirá el matrimonio entre personas homosexuales de llegar al poder.

Al respecto, dice Patria: “el ala conservadora del PAN incurre en la ilegalidad al hacer una apología de la discriminación por orientación sexual, pues al hablar contrariamente hacia la condición homosexual incita a la violencia, y en el peor de los casos, esto se refleja en los asesinatos que hemos venido padeciendo en los que, además, no se investiga cuando se sospecha de un crimen. Así, nuestra condición homosexual nos pone fuera de la protección de la ley”.

Pero el discurso del PAN tiene su base en otro ámbito: la religión. A los panistas “se suma la Iglesia católica a través de sus voceros, como el obispo Rivera, quien ha sostenido durante años una posición totalmente contraria a la homosexualidad y al reconocimiento de los homosexuales como sujetos de derecho. El resultado son las agresiones contra las comunidades LGBTT que fomenta el conservadurismo, el cual está fuera de la ley al instigar la violencia contra nosotros”.

Pero Patria no se intimida: “las declaraciones vertidas por Calderón y reforzadas por Norberto Rivera Carrera tendrán una respuesta por parte de las comunidades LGBT, porque se necesita presión social para que se den cuenta de que no somos entes aislados. Somos sectores susceptibles de ser atendidos, y por Estado mismo”.

DE MADRAZOS E ILEGALIDADES

Al hablar del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a Patria la desborda la pasión: “Demostrando una ignorancia totalmente de la ley, Roberto Madrazo dijo que aceptará todo lo que esté dentro de la ley, y lo que esté fuera, quedará fuera, pero, ¿cuándo y quién ubica a los homosexuales por su preferencia fuera de la ley? Los sectores LGBT somos ciudadanos dentro de la ley, y queremos vivirlo y sentirlo de esa manera”.

Para empezar, Patria señala que Madrazo, con las declaraciones recientemente vertidas en un programa televisivo nocturno, da muestras de desconocimiento de la ley, pues todos los ciudadanos y ciudadanas de este país gozamos de garantías individuales que emanan de la Constitución:

“No somos ilegales: somos mexicanos viviendo en México. Y si vamos a hablar de ilegalidades, creo que primero tendríamos que empezar por quien lo dice. Roberto Madrazo tiene un expediente social de vox populi por agravios importantísimos, como los quebrantos financieros, el mal financiamiento de campaña y los fraudes electorales. ¿De quién viene la sanción?”

Desde la perspectiva de la candidata al Premio Nobel de la Paz en 2005, “aquí también esta en juego la doble moral, porque tanto el PAN como el PRI buscan el voto homosexual, pero no están absolutamente dispuestos a ceder nada más allá de “dame tu voto y yo voy a hacer lo que quiera una vez convertido en gobierno”.

Con ojos chispeantes, Patria retoma el discurso de Madrazo: “¿Por qué y con qué facultades, o con qué conocimiento de la ley él nos quiere poner fuera de la misma? Esto deja ver su rechazo a la homosexualidad y lo convierte en un político no confiable, porque se deja llevar por su fobias y, por tanto, puede transformarse en un peligro social para sectores determinados”.

LOS PASOS DE LOPEZ Y EL PRD

Aunque López Obrador no se ha manifestado en favor ni en contra de las comunidades con sexualidad diversa, evadiendo cuidadosamente el tema, para Patria es importante que exprese un compromiso con esta población que exige el ejercicio de una ciudadanía plena:

“En el caso de una negativa por parte de López Obrador al reconocimiento de los derechos fundamentales de los que también debemos gozar las personas homosexuales, su posición tendrá que ser analizada por las comunidades LGBTT para razonar el voto. Sin embargo,
el PRD no es López Obrador”.

Patria hace memoria y señala que en el PRD hay personas bastante progresistas que han fijado una posición con respecto a la diversidad sexual en el pasado, “como el ingeniero Cárdenas; con él se abatió de manera muy importante la persecución de homosexuales en la Ciudad de México cuando fue gobernador”.

En cuanto a López Obrador, indica: “hace falta que deje de tener temor a apoyar los derechos de los homosexuales, al igual que a otros políticos. Finalmente, los homosexuales LGBT estamos para hablar por nosotros mismos y somos quienes hemos defendido nuestros derechos. El político, sea quien sea, lo que tiene que saber es que es representante de una sociedad”.

LA ALTERNATIVA DE UN MEXICO POSIBLE

Patria conoce a Patricia Mercado, candidata presidencial por el Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina (PASC), a partir de sus largos años como militante feminista: “desde los tiempos de México Posible, y desde que yo la conozco, sus banderas han sido las del feminismo y, por lo tanto, sería incongruente que no se manifestara a favor de la despenalización del aborto y todo lo relacionado con una sexualidad gratificante. En lo que respecta a la orientación sexual, es congruente con lo que ha sido su carrera política”.

Aunque desde su perspectiva falta ver que las promesas de Mercado se conviertan en realidades de gobierno, a final de cuentas, dice Patria Jiménez, “a las comunidades LGBT no nos importa quién gobierne; el que lo haga tiene que aprender a respetar, y quisiéramos que fueran las mejores opciones. Aun así, cuando ganó Fox no volvimos a la clandestinidad: el movimiento siguió adelante, pujante, visible, en la conquista. Sea quien sea, nosotros no vamos a regresar al clóset. “.

VAMOS POR EL MENOS PEOR

“Creo que por la vía de los hechos el partido que ha tenido una alianza más cercana con sectores discriminados es el PRD, y esto el partido tiene que cuidarlo, pero no como un botín electoral, sino como un compromiso.”

Afirma Patria que aunque el PRI y el PAN hacen una utilización, como todos los partidos, de las necesidades de la población, “yo veo que la sociedad civil tiene cada vez mayor claridad con respecto a que el ofrecimiento no necesariamente se va a convertir en hechos.

Desgraciadamente, nosotros, como integrantes de la sociedad civil, no estamos buscando la mejor opción, sino la menos peor”.

Finalmente, reflexiva de nuevo, Patria remata:

“Cada uno de ellos, la candidata de Alternativa y los demás, tienen que convertirse en la mejor opción, porque, reitero, hoy estamos con el menos peor. Esto lo tienen que remontar ellos mismos; es su problema y los resultados no se podrán facturar a nombre de nadie más que de sí mismos”.

06/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content