Inicio El esfuerzo femenino para sobresalir en gremio petrolero

El esfuerzo femenino para sobresalir en gremio petrolero

Por la Redacción

En el mundo del sindicalismo petrolero pareciera que solo los hombres existen ya que muy pocas veces o casi nunca encontramos a las mujeres; es muy difícil conocer su trabajo, su forma de vida y la parte más cuestionable: ¿Porque casi no se les ve dirigiendo un sindicato?

A continuación les presentamos la opinión de una mujer que lleva 26 años trabajando en PEMEX como enfermera general; durante estos años se ha superado considerablemente ya que becada pudo estudiar la carrera de licenciada en Derecho y la maestría en Derecho Civil.

Integrante de la Sección 48 del Sindicato Petrolero, Norma Nava Hernández nació en las Choapas, Veracruz donde estudió la primaria y secundaria, posteriormente hizo la preparatoria en el estado de Chiapas y en 1980 llega a Tabasco ya que tuvo la fortuna de ser hija del líder petrolero, Daniel Nava Mijangos.

En 1980 Norma empezó a trabajar como enfermera general del área de urgencias en el Hospital de PEMEX en Reforma, Chiapas.

Nava Hernández tiene una mirada penetrante siempre acompañada por una gran sonrisa, “no ha sido fácil”, dice sobre su participación en el sindicalismo mexicano.

Es una de las mujeres que están afiliadas a la Sección 48 y en la que militan unas mil 200 mujeres a lado de mas seis mil hombres de esta organización afiliada al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la Republica Mexicana.

Nava piensa que el desarrollo académico es muy importante para su superación personal y laboral, por eso luego de su jornada de 8 horas diarias en el Hospital de PEMEX, obtuvo una beca para continuar sus estudios y se graduó como abogada y tiene también la enorme responsabilidad de ser madre.

Mas adelante realizó una maestría en Derecho Civil por la Universidad de Sotavento, y encuentra ahora su mayor placer en impulsar a sus hijas Daniela Delong Nava y Marijose Matew Nava actualmente de 22 y 14 años, la primera se recibió de licenciada en Ciencias de la Comunicación y es egresada de la universidad Olmeca y la segunda cursa la secundaria.

“Soy una mujer adulta y mis metas aún no se acaban, tengo proyectos y uno de ellos es poner mi propio despacho para trabajar por la gente porque yo estudié para procurar la aplicación de justicia dice la abogada, quien ha sido delegada departamental y actualmente subdelegada de servicios médicos

Subraya que la participación de las mujeres en la la vida sindical es por una parte muy activa aunque muy poco reconocida ya que son pocas las que pueden acceder a los puestos de poder, que ahora hay solo cinco en la mesa directiva y eso es apenas de hace seis años para acá que se han abierto los espacios.

Reconoció que para obtener cargos de mayor importancia en sus organizaciones, a las mujeres petroleras, les falta conocimiento, disciplina y liderazgo además de mayor sentido de solidaridad entre ellas mismas, reconocerse su valor y subir su autoestima para que sepan que pueden aspirar a cargos mas altos y no quedarse en su techo de cristal, dijo.

Es claro que “nosotras podemos aportar al sindicato nuestros conocimientos, disciplina, sensibilidad y capacidad de organización”. Las mujeres tenemos una forma diferente de trabajar, siempre con responsabilidad y sensibilidad.

Aún persiste la marginación hacia las mujeres, la gran mayoría de los hombres aún no están preparados para que una mujer los gobierne, prevalece el machismo, concluyó.

06/AH/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content