Inicio » El espejo

El espejo

Por Graciela Nieto Urroz*

En septiembre pasado, se cumplieron 12 años de la III Conferencia Mundial sobre Población y Desarrollo en el Cairo, Egipto, en la que México participó entre 180 países asistentes.

En esta Conferencia resultó histórico el compromiso de reconocer el lenguaje de los derechos humanos en los temas de desarrollo, población y sexualidad.

Hoy, la Conferencia del Cairo es una referencia obligada al tratar el tema de los derechos sexuales y reproductivos, actualmente en discusión por algunos sectores de la sociedad que ponen en peligro de retroceso el cumplimiento de los acuerdos contenidos en el Programa de Acción -a realizarse en veinte años desde entonces- y que en síntesis incluye:

“La difusión de información amplia, veraz y objetiva sobre el funcionamiento y cuidado del cuerpo de las mujeres y adolescentes; no imponer omisiones morales que violenten los derechos fundamentales especialmente de las mujeres, de las y los jóvenes.

Crear, mediante procesos de participación, programas de información y servicios especiales para adolescentes que respeten la confidencialidad y que incluyan la consejería en los servicios de salud y escolares, pero también garantizar el acceso universal a estos servicios.

“Rescatar el valor como persona y el valor del placer, respetando el derecho a disfrutar de una sexualidad placentera que no tenga como fin único la procreación y alentar la capacidad para tomar decisiones autónomas en asuntos morales. Entre ellas, el tener relaciones sexuales o no, y el uso o no de métodos anticonceptivos, pero con información y conciencia, sin que ello signifique sentirse en pecado ni cargar con culpas”.

Los nuevos libros de texto de Ciencias Naturales de primer grado de secundaria, de alguna manera tocan esta agenda; aunque la educación sexual no es sólo escolarizada, se da en la familia y a través de los demás canales de socialización como la iglesia, los medios de comunicación y otras instituciones, como el Consejo Nacional de Población (Conapo).

Doce años después, algunos círculos de poder en Guanajuato, imponen dogmas personales como política pública y obstaculizan el avance de la educación sexual, censurando la distribución de estos libros, olvidando que lo más natural es precisamente la sexualidad.

El rubro de la educación escolarizada ha sido de los pocos contemplados en políticas de población, pues las campañas de sensibilización e información se limitaron al grado de desaparecer poco a poco desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari y la perversa relación que se inició con la iglesia.

“Vamos México” y Provida con diversidad de rostros, han ocupado los espacios oficiales en radio y televisión del Conapo.

Desde la desaparición del Consejo Estatal de Población en la anterior administración, Guanajuato no cuenta con una institución (palabra a la que se la ha conferido un alto valor moral desde el 2 de julio), especializada en la titánica labor de estudiar científicamente a la población guanajuatense, en cuanto a su dimensión, composición, distribución y dinámica, así como las causas y consecuencias que éstas implican para planear políticas de población que incluyan la educación sexual.

El aumento alarmante de adolescentes embarazadas, amas de casa contagiadas de sida y del virus del papiloma humano; los casos de violencia sexual contra menores de edad, así como las familias desintegradas por el abismo que imponen los roles sexuales rígidos, lo exigen.

Existe el mito de que a mayor información los adolescentes inician su ejercicio sexual, pero es al contrario; la información sexual integral proporcionada en la infancia y adolescencia ayuda al desarrollo psicoafectivo sano de niñas, niños y adolescentes; así que pongamos al alcance de su mano la posibilidad de crear seres humanos y humanas responsables y conscientes, que serán los fundadores de familias con valores, sin dogmas y sin miedos.

06/GN/SJ/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: