Inicio El Estado es responsable de la pobreza femenina

El Estado es responsable de la pobreza femenina

Por Rafael Maya

La ex-secretaria de Desarrollo Social del Gobierno del Distrito Federal, Clara Jusidman advirtió que las políticas públicas del Estado mexicano en materia salarial y laboral han contribuido al aumento de la pobreza en las mujeres.

La activista por los derechos femeninos denunció que el Estado ha violentado en los últimos años las políticas de administración de salarios y tenencia de la tierra en detrimento de mejores condiciones de vida de la población.

Jusidman participó la víspera en el Seminario Internacional sobre Género y Pobreza organizado por el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) y el Fondo de Desarrollo de Naciones Unidas para la Mujer (Unifem), que concluye este miércoles.

La especialista recalcó que el Estado Mexicano en lugar de vigilar que se respeten los derechos humanos, económicos y culturales de las mujeres, ha provocado una constante regresión en el ejercicio de esas garantías por parte de la población.

Puso como ejemplo que desde hace 27 años el gobierno mexicano ejerce una contención salarial que es la causa directa de que millones de mujeres hayan tenido que salir de sus hogares para trabajar y ayudar así a sus maridos.

El salario mínimo actual tiene un valor equivalente al 29.6 por ciento del salario mínimo correspondiente a 1980, aseguró la experta, quien denunció las graves condiciones laborales que padecen las trabajadoras de las maquilas y la ineficaz titulación de tierras por parte de las autoridades agrarias que no ha beneficiado a las campesinas.

Por su parte Mercedes González, investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), resaltó que el aumento de la pobreza ha provocado que las mujeres sufran un mayor aislamiento social que los hombres.

Explicó que las precarias condiciones económicas han desgastado la capacidad de las personas para tejer redes sociales, que antes facilitaban a las mujeres su participación en el mercado laboral y señaló como ejemplo el cuidado de los hijos, ancianos y enfermos.

Mercedes Gonzáles advirtió que la política social encaminada a abatir la pobreza debe restaurar los tejidos sociales y al mismo tiempo mejorar las condiciones del trabajo y el acceso al empleo.

En tanto, las investigadoras María de la Paz López, quien también es consultora de Unifem, Vania Salles, Julia Flores, y Patricia Vargas expusieron la metodología y algunos resultados de un estudio de las percepciones y vivencias de la pobreza desde un enfoque de género.

Finalmente la historiadora española Monserrat Carbonel hizo un recuento de sus investigaciones sobre las condiciones laborales y de pobreza de las mujeres de la ciudad de Barcelona.

2003/RM/AVL/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más