El Estado le roba 3 años de libertad tras sufrir parto fortuito

NACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   7 de noviembre Juez decide si libera a Dafne McPherson
El Estado le roba 3 años de libertad tras sufrir parto fortuito
Imagen retomada del Grupo de Acción DH
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 31/10/2018

La desesperación frustra a Edna Veloz. Ha visto encarcelada por tres años y dos meses a su hija Dafne McPherson en el penal de San Juan del Río de Querétaro. “Es inocente”, dice tajante Edna. Dafne tuvo un parto fortuito sin siquiera darse cuenta que estaba embarazada, la recién nacida murió por falta de auxilio.                                                                                  

Dafne no cometió ningún delito, la falta es de quienes no atendieron la emergencia obstétrica, pero la Fiscalía de Justicia de Querétaro marcó a Dafne como la asesina de su hija y en 2015 la sentenciaron a purgar una condena de 16 años en la cárcel por el delito de homicidio calificado.

La pesadumbre que viven Dafne Taniveth McPherson Veloz y su familia, podría acabar el próximo 7 de noviembre de 2018, cuando el Juez de Distrito Judicial de San Juan del Río, Alejandro León Guerrero, conozca dos peritajes sobre el estado psicológico y médico que le imposibilitaron a Dafne percatarse del embarazo y actuar en consecuencia en el parto fortuito, que le permitirán determinar si es inocente, y de ser así, ordenar su liberación.

INICIA LA PESADILLA

En Querétaro, entidad que en su Constitución “protege la vida” desde que el óvulo es fecundado y sólo permite la interrupción del embarazo cuando es resultado de una violación sexual o la causa un acto imprudencial, Dafne fue marcada como homicida por parir inesperadamente en un inodoro y no salvar la vida de la nacida al desangrarse por un desgarre perianal y perder la conciencia ante un embarazo que desconocía tener.

El 17 de febrero de 2015 Dafne McPherson regresó de comer a la tienda departamental Liverpool donde laboraba en Querétaro, comenzó a sentir fuertes dolores abdominales, llamó a la enfermera de la tienda para que la socorriera pero no tuvo respuesta. Corrió al baño, sintió que una “liga” se rompió dentro de ella, era un parto fortuito.

Un año atrás Dafne fue diagnosticada con hipotiroidismo, una enfermedad que le provoca cambios constantes de peso y menstruación irregular. “Ella nunca subió de peso como cuando se embarazó de su hija, usaba su uniforme normal, yo nunca noté que estuviera embarazada, nunca vi nada raro. Si dicen que mi hija es culpable por no haberse dado cuenta que estaba embaraza, también yo soy culpable por no darme cuenta”, sentencia la madre de Dafne, Edna Veloz, en entrevista con Cimacnoticias.

Entonces la pesadilla para Dafne McPherson comenzó. El personal de la tienda Liverpool no permitió el ingreso a los paramédicos de la Cruz Roja, y en su lugar, un servicio privado conocido como “Ambulancias Beyen” auxilió a Dafne, los abogados de la víctima han recabado pruebas de que estos paramédicos no tienen cédula profesional y por ende, son incapaces de atender emergencias obstétricas.

Los registros médicos revelan que Dafne fue trasladada al hospital pasada más de una hora de ocurrió el parto fortuito, y por medio de su relato, se conoce que la recién nacida no fue sacada del inodoro inmediatamente, para el momento que la intentaron ayudar, ya había perdido la vida ahogada. Dafne llegó al hospital ya escoltada por la policía del estado.

DE TENER UNA COMPLICACIÓN OBSTÉTRICA A HOMICIDA

En una audiencia para inculpar a Dafne del homicidio de su hija, el fiscal del Ministerio Público, Gustavo Dolores Acosta, dijo que ni una “perra provocaría la muerte de su hijo” que es “instinto” salvarlo. Por esta afirmación, el funcionario sólo tuvo una inhabilitación por 30 días. Según la autoridad, la mujer privó de la vida de manera dolosa a su hija y miente sobre desconocer que estaba embarazada.

La defensora legal de Dafne McPherson, Karla Micheel Salas Ramírez explicó a Cimacnoticias, que en principio, la Fiscalía de Querétaro acusó a Dafne del delito de aborto, crimen que según el Código Penal del estado amerita la condena de 6 meses a 2 años de prisión, pero al notar la avanzada edad gestacional del producto, cambiaron la acusación a homicidio agravado. Una práctica común de las autoridades que criminalizan a las mujeres en los casos de parto fortuito, afirmó.

“No le creyeron, en la Fiscalía fueron muy duros, los abogados por ejemplo nunca buscaron una prueba, y yo creo que tampoco quisieron creerle”, rememora Edna Veloz.

Las autoridades encargadas de impartir justicia de Querétaro nunca entrevistaron a Dafne sobre los hechos ocurridos el 17 de febrero y omitieron investigar su condición médica que le impidió percatarse del embarazo. Al final, la consecuencia de investigar un homicidio y no analizar una complicación obstétrica, hizo que en 2015 Dafne recibiera la pena de 16 años de prisión por el asesinato de la recién nacida, la sentencia fue ratificada por la Sala Superior del Tribunal de Querétaro.

DAFNE A UN PASO DE LA LIBERTAD

La esperanza en Dafne y su familia se avivó cuando su expediente cayó en las manos del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social (Gadh), una agrupación civil de abogados expertos en la defensa de mujeres cuyos derechos fueron violentados. Para entonces, cuando intervinieron en el caso de Dafne, ella ya había sido sentenciada, recuerda la abogada Karla Micheel Salas Ramírez. Su única oportunidad para liberarla era recurrir a un juicio de amparo ante un Tribunal Colegiado Federal, en el que alegaron todas las violaciones procesales y a sus Derechos Humanos que cometió la autoridad.

Los magistrados concedieron parcialmente la razón a la víctima a finales de 2017, no había pruebas suficientes para determinar la culpabilidad de Dafne por lo que ordenaron que se repusiera una parte del juicio con el objetivo de aclarar, por medio de pruebas, su estado de salud y psicológico en el momento que tuvo el parto en la tienda Liverpool. Pero en tanto, ella seguiría en situación de reclusión.

Estas pruebas se presentarán en una audiencia el próximo miércoles 7 de noviembre, en donde tres especialistas independientes propuestos por las abogadas de Dafne explicarán al Juez de Distrito, León Guerrero, 3 peritajes: uno médico, otro psicológico y el tercero que demostrará la falta de capacitación del personal médico que la atendió.

En el primero, explicó Salas Ramírez, una especialista en emergencias ginecoobstétricas expondrá al juez porqué este caso se trata de un parto fortuito, además, detallará el tipo de atención médica que debió recibir Dafne y la recién nacida, y cómo la ausencia de esta se traduce en violencia obstétrica.

Esta prueba será reforzada por un investigador privado, quien también acudirá a la audiencia para dar cuenta que los paramédicos del servicio privado que atendió a Dafne no cuentan con cédula profesional, como tampoco la enfermera de la empresa Liverpool está capacitada para atender este tipo de emergencias médicas.

Por otro lado, está el análisis de otro especialista sobre el estado psicológico en el que entró Dafne al parir cuando desconocía del embarazo, y las afectaciones emocionales que esto le causó.

Los peritajes, seña la abogada del Grupo de Acción, están orientados a comprobar que Dafne no actuó dolosamente, aunque cabe mencionar que la Fiscalía de Querétaro tendrá también la oportunidad de contrarrestarlos por medio de peritajes iguales, médico y psicológico que tachan como culpable a Dafne.

“Es la audiencia donde se va decidir la situación jurídica de Dafne, mostrar elementos de su inocencia”, señaló Micheel Salas y agregó que será un caso paradigmático, pues este es sólo un ejemplo de cómo el Estado actúa en contra de las mujeres que abortan o tienen un parto fortuito y pierden a sus hijos.

El informe “Maternidad o Castigo” del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), documentó que de 2007 a 2016, en total 850 mujeres fueron procesada por el delito de aborto en México y se dictaron de enero de 2007 a diciembre de 2016 unas 98 sentencias a mujeres por el mismo hecho.

Casos como el de Dafne, están ocultos en las cifras, pues el delito que se les imputa no es el de aborto sino infanticidio u homicidio, sometiéndolas a sentencias mucho más largas.

3 AÑOS QUE LE ARREBATARON A DAFNE

Detrás de la persecución en contra de Dafne hay una familia fragmentada. En estos tres años Dafne no ha visto a su hija, las llamadas telefónicas son el único medio que las mantiene unidas narra Edna Veloz. La familia ha ocultado a la niña de 9 años de edad que su madre está en reclusión diciéndole que está internada en un hospital.

Sin embargo la hija de Dafne crece, comenzó a utilizar el internet y al ver las campañas que han impulsado para liberar a su madre sospecha que en alguna situación está Dafne y cuestiona a su abuela, “¿Mi mami está bien? ¿come? ¿no la maltratan?”, preguntas que a Edna Veloz le cuesta responder.

“Mi desesperación es saber que ella está ahí, que no fue culpable de nada. Para mí eso es muy difícil ver a su hija estar angustiada, llorando”. Edna también ha tenido que dejar su trabajo en la venta de jugos y frutas para abocarse en conseguir la libertad de su hija y cuidar de su nieta.

Edna asegura que ella y su hija están confiadas que salga en libertad la próxima semana, que Dafne regrese con su familia, se reencuentre con su hija, termine la carrera de psicopedagogía que anhelaba para ayudar a la niñez, e intente de recuperar los tres años que el Estado le robó.

18/HZM/LGL