Inicio El lucrativo tráfico de mujeres/I

El lucrativo tráfico de mujeres/I

Por Dalia Acosta

Una red que se dedicaba al tráfico de mujeres desde Paraguay hacia Argentina y España fue desarticulada a inicios de este mes tras la detención de una joven de 17 años cuando pretendía cruzar la frontera paraguayo-argentina con documentación falsa.

La muchacha, que tenía la ilusión de trabajar como mesera en un cabaret de Buenos Aires, fue la clave para llegar hasta los traficantes que fueron capturados bajo sospecha de “secuestro y tráfico de menores” para someterlos a la prostitución en el país de destino.

Como ella, millones de mujeres se trasladan cada año de su país de origen a alguna rica ciudad del mundo con el sueño de trabajar, mejorar o ayudar a su familia. Salvo raras excepciones, terminan sin pasaportes, sin derechos y con una deuda impagable que las esclaviza ni ellas mismas saben por cuanto tiempo.

El pasado mes de noviembre, un tratante de indocumentadas fue condenado a muerte en China por arrojar al mar a 22 mujeres que eran llevadas a trabajar como prostitutas a Taiwán. Se estima que por cada mujer introducida en la isla asiática los traficantes cobran entre seis mil y 15 mil dólares.

Asimismo, un estudio de la diputada venezolana al Parlamento Latinoamericano (Parlatino), Gladis Lange, reveló que un gran número de niñas latinoamericanas, de entre siete y 10 años de edad, son explotadas sexualmente en el estado de California, en Estados Unidos.

Las menores, que entran a territorio estadounidense por la frontera con México suelen llegar con los antecedentes de violencia familiar, han sido desplazadas por conflictos armados o desastres naturales y son como “pan suave” para los buscadores de vírgenes.

“En unos carrizales cercanos a San Diego (California) opera un llamado ‘campo del amor’, en el que entre 100 y 300 granjeros y jornaleros abusan cada día de jovencitas procedentes de México y otros países latinoamericanos, literalmente vendidas por coyotes o polleros (traficantes de personas) a razón de mil 500 dólares cada una”, según el estudio de la diputada venezolana.

Un informe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos, citado por Lange en su estudio, afirma que unos 50 mil niños, niñas y mujeres ingresan cada año al país norteamericano para ser esclavizados.

La cifra se multiplica hasta 500 mil esclavas en el caso de España, considerada la puerta de entrada a Europa. Datos de la organización no gubernamental Acoge indican que el 80 por ciento de las inmigrantes que ejercen la prostitución en ese país europeo no la practicaban en su país.

Alrededor del 70 por ciento de las mujeres traficadas que entran a Europa por la puerta española proceden de América Latina, en su mayoría de Colombia, Brasil, República Dominicana y Ecuador. El resto de las víctimas tiene su origen en Europa del Este, fundamentalmente Rusia, Lituania y Croacia.

ARMAS, DROGAS Y MUJERES

El tráfico de personas es el tercer negocio más lucrativo del mundo después del de las armas y las drogas. Unos cuatro millones de mujeres y niñas son víctimas cada año del fenómeno conocido como “tráfico de blancas”, en operaciones que generan ganancias por 12 mil millones de dólares, según Naciones Unidas.

La cifra podría ser aún mayor. Fuentes del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) aseguran que cuatro millones de mujeres son vendidas anualmente para ser usadas en la prostitución, esclavitud o matrimonio a la fuerza, y que dos millones de niñas son introducidas en el comercio sexual.

A pesar de los convenios y tratados internacionales que se han firmado al respecto, la esclavitud no ha sido erradicada y persiste en el mundo, aunque bajo formas contemporáneas, aseguró un informe de la ONU presentado el día dos con motivo del Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud.

”La violencia de género es una de las actividades del crimen organizado que, según las Naciones Unidas, va a ocupar probablemente el primer puesto desbancando al narcotráfico en el orden de actividades de las organizaciones criminales”, afirmó el pasado día 27 en México, el juez español Baltazar Garzón.

”Por ejemplo, 100 mil euros, que ahora serían unos 105 mil dólares, al año es lo que tiene de beneficio neto una organización criminal por la explotación de una mujer dedicada a la prostitución”, dijo Garzón, según reportes de prensa desde la ciudad de Monterrey.

Un informe de la Federación de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, divulgado el pasado mes de julio, afirma que las víctimas de este fenómeno se ven obligadas a trabajar como esclavas en el comercio sexual, en el servicio doméstico, en fábricas y en la agricultura.

De acuerdo con el documento, la deuda que contraen los y las migrantes con los traficantes puede ser tan grande que la única manera de pagarla es sometiéndose a un tipo de “esclavitud moderna” durante meses y hasta años, realizando diversos trabajos contra su voluntad hasta cubrir la suma requerida.

Según diversas fuentes, un viaje ilegal de Marruecos a España puede costar unos 500 dólares y de Asia a Estados Unidos se eleva hasta 50 mil dólares. Las inmigrantes chinas, en tanto, deben pagar unos cinco mil 700 dólares a los traficantes por su pasaje a Taiwán.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) asegura que las mujeres colombianas constituyen el tercer grupo en número de mujeres migrantes que trabajan como prostitutas en Japón. Los dueños de bares pagan entre 35 mil y 40 mil dólares por estas mujeres, cifra que se convierte en la deuda a pagar.

Se estima que casi 50 mil dominicanas ejercen la prostitución en Holanda y Alemania y que alrededor de tres mil mexicanas lo hacen en Japón.

03/DA/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content