Inicio El recorte al gasto público en educación reducirá expectativas a las mexicanas

El recorte al gasto público en educación reducirá expectativas a las mexicanas

Por Guadalupe Cruz Jaimes

El recorte al gasto público en educación disminuirá el acceso de más de 22 millones de mujeres y niñas en edad escolar a tener instrucción académica, un derecho constitucional que les representa la posibilidad de romper el círculo de pobreza en tiempos de crisis económica.

De los 7 mil 986 millones de pesos que se le restarán a educación, 55.1 por ciento será en subsidios para el sector, lo que será posible si el Congreso de la Unión aprueba la propuesta de ajuste al Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2010, realizada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) como paliativo a la recesión.

Según explica el Fondo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM), la exclusión de las mujeres de la educación primaria, secundaria, media superior y superior, así como los servicios de salud, sociales y la participación en el mercado laboral limitan su capacidad y destrezas para lograr la transición que las lleve a dejar atrás la miseria.

En México, de los 22 millones 552 mil mujeres y niñas cuyas edades oscilan entre los tres y 24 años de edad, 24 por ciento no completó la educación básica, lo anterior, frente a 23 por ciento de varones en esta situación. En tanto, 7.6 por ciento de las mujeres mayores de 15 años no saben leer ni escribir, a diferencia del4.8 de los hombres en ese mismo rango de edad, según el Grupo Interagencial de Género del Sistema de Naciones Unidas (ONU) en México.

De acuerdo con el análisis de la ONU, esta situación afecta sobre todo a las mujeres que viven en zonas rurales del país, ya que 43 por ciento de ellas tienen entre cero y 5 años de instrucción escolar, mientas los hombres del campo que se encuentran en igual circunstancia constituyen el 36 por ciento.

Cabe mencionar que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) recién señaló que elevar en un grado la escolaridad de la población equivale a elevar su producto interno bruto en uno por ciento.

La reducción del gasto público a la educación, de la que 800 millones de pesos se le restarán a universidades públicas, reduciría las posibilidades de que México alcance los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), acordados por los 189 países miembro de la ONU en el 2000, pues entre las ocho metas a alcanzar en los próximos seis años está asegurar que las niñas y niños culminen la educación primaria y erradicar la pobreza, señaló Teresa Rodríguez, directora regional de la oficina del UNIFEM.

A nivel internacional, de los 150 millones de niñas y niños de entre 6 y 11 años de edad que no asisten a la escuela, más de 90 millones son niñas, refiere UNIFEM en el texto Camino a la Igualdad de Género, publicado en 2005.

Teresa Rodríguez expresó que los recortes al gasto público en época de crisis son acciones recurrentes a nivel internacional, sin embargo, puntualizó que éstos no deben hacerse en lo más prioritario como es el acceso a la educación, pues el impacto representaría un aumento en los niveles de pobreza.

Sostuvo que lejos de reducir el presupuesto en educación es preciso que se invierta más, sobre todo en la formación escolar de mujeres y niñas indígenas, que tienen el déficit más alto en el acceso a este derecho humano.

En ello coincidió esta semana, Emilio Álvarez Icaza Longoria, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), quien durante el Encuentro Nacional de Pastoral Social 2009 estimó inadmisible que le recortemos a la educación, eso no sólo afecta ahora, sino a futuro y genera espirales de pobreza.

De acuerdo con el Grupo Interagencial de Género de la ONU, la brecha en educación entre mujeres y hombres explica porque existen más mujeres pobres, ya que la falta de educación dificulta sus posibilidades de conseguir un trabajo con un buen salario.

En México, una de cada 5 personas padece pobreza alimentaria, es decir, que aún destinando el total de sus ingresos no puede cubrir los gastos de su alimentación, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Al tiempo, la mitad de la población, alrededor de 50.6 millones de personas, sufre pobreza patrimonial, definida por el Coneval como la carencia de ingreso suficiente para satisfacer sus necesidades de salud, educación, alimentación, vivienda, vestido y de transporte público, aun si dedicaran la totalidad de sus recursos.

A decir del titular de la CDHDF, las mujeres son quienes más viven en pobreza porque son ellas las que administran el agua, la luz, los alimentos y servicios.

La experiencia de la pobreza es muy diferente para hombres y mujeres, dadas las condiciones de desigualdad que prevalecen, pues la mayoría de las veces ellas carecen de recursos necesarios para cuidar bien de su familia y no tienen el poder económico para decidir sobre su propia vida y salud, refiere el Grupo Interagencial de Género de Naciones Unidas.

Ejemplo de esto, asevera, es que en el país existen 8 millones más mujeres que hombres que trabajan y no cuentan con seguro médico ni tienen derecho a una pensión.

En vísperas de la revisión internacional, en 2010, sobre el avance de los ODM que han tenido los 189 países miembros de la ONU, entre ellos México, los recortes al gasto social en educación, seguido del campo, desarrollo social y salud limitan al país para reducir a la mitad la cantidad de personas que viven con menos de un dólar al día y las que padecen hambre.

Además de la meta que establece para las cerca de doscientas naciones, asegurar que todas las niñas y niños terminen un ciclo completo de educación primaria, y la reducción en tres cuartos de la mortalidad materna y en dos tercios la de menores de cinco años de edad.

La reducción al PEF 2010, propuesta por Hacienda, disminuye 69.5 por ciento en subsidios para el sector salud, lo que representa una reducción en los programas y estrategias encaminadas a la atención de la salud sexual y reproductiva de las mujeres, señaló Daniela Díaz, integrante de la Coalición por la salud de las mujeres y de Fundar Centro de Análisis e Investigación, con base en datos de la SHCP.

Mientras que el porcentaje del recorte en subsidios a desarrollo socialrepresenta el 83.2 por ciento. De acuerdo con el estudio Incongruencia y contradicciones en la Política Económica del Gobierno, Fundar sostiene que se recortarán 14 mil 222 millones de pesos en subsidios directos, lo cual representa el 28.4 por ciento del total del ajuste a las dependencias, por más de 50 mil millones de pesos.

Los recortes representan una contradicción directa del ejercicio de la reducción con lo previsto de no afectar el gasto social, concluye el informe de Fundar Centro de Análisis e Investigación.

09/GCJ/LG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content