Inicio » El uso político de la desgracia en Chiapas

El uso político de la desgracia en Chiapas

Por Manuel de la Cruz

Unos ocho mil indígenas desatendidos por el Gobierno chiapaneco a quienes el huracán Stan les arrebató el año pasado su patrimonio, denunciaron el ofrecimiento de ayuda condicionada a cambio de apoyar a Rubén Velásquez, quien busca la candidatura del PRD al gobierno del estado, y se sumaron a la Otra Campaña que impulsa desde el 1 de enero el subcomandante Marcos.

María, una mujer de 70 años, quien de la noche a la mañana se quedó sin nada, señala el sitio donde antes había decenas casas y ahora solo quedan rocas. “Son las mismas que la noche del 4 de octubre fueron arrastradas por las corrientes de los ríos que se desbordaron acabando en cuestión de días con comunidades enteras de la sierra”.

Dice que se encomendaron a Dios antes de refugiarse en las montañas donde subsistieron comiendo frutos o hierbas y bebiendo el agua de lluvia que se acumuló en charcos.

Rosalinda, su compañera añade “regresamos un mes después pero solo encontramos desolación. Las casas se acabaron y los animales: los pollos y los cochis (cerdos) se murieron”.

Sobre lo que fue el techo de un almacén secan “el poco café que logramos recuperar”. Su casa, como la mayoría de sus compañeros, simpatizantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) quedaron sepultadas bajo toneladas de lodo, rocas y árboles derribados.

Sentadas alrededor de una mesa de madera comen tortillas doradas con salsa de tomate, chile y queso. Un niño de acaso un año de edad come pan duro. El agua que consumen es la del río Belisario.

En muchos casos, los damnificados que no se refugiaron con familiares continúan escondidos en las montañas. Esto ha provocado que las mujeres y los niños padezcan ya un severo grado de desnutrición y otras enfermedades se han multiplicado porque los pobladores no tienen acceso a los servicios médicos.

María dice que esta situación no sólo se vive en Motozintla, donde quedaba su pequeña comunidad de 30 familias damnificadas, sino en toda la sierra, costa, soconusco, centro y frontera de Chiapas.

Y si antes del huracán Stan, acceder a las comunidades de la sierra era difícil, ahora, es casi imposible, porque carreteras y caminos rurales que conducían a ellas desaparecieron del mapa.

La Otra Campaña

El 12 de enero el subcomandante Marcos como delegado Zero recorrió la región de la sierra, una noche antes, los damnificados acudieron a una de sus reuniones en el municipio de Huixtla.

Una manta en La Paz dice: “Bienvenidos a la Otra Campaña de nuestros compañeros del EZLN y de la Sexta Declaración de las Montañas del Sureste Mexicano. Enero del 2006”.

Uno de los dirigentes de la comunidad Nuevo Horizonte, Hermenesildo Vázquez, dijo que después de escuchar el discurso se animaron adherirse a la Otra Campaña porque reflexionaron que para superar la desgracia no necesitaran las limosnas del Gobierno del estado.

Según él, pasada la contingencia y los caminos fueron abiertos supieron que en la cabecera de Motozintla repartían despensas “caminamos muchos días para ir en busca de comida, pero no quisieron darnos nada, regresamos con nuestras familias con las manos vacías” y con la madera de los árboles derribados construyeron algunas chozas.

Las mujeres denunciaron que el Gobierno condicionó la ayuda a cambio de apoyar las aspiraciones de Rubén Velásquez, actual secretario de Gobierno para ser postulado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) a la gubernatura este 2006.

Durante la contingencia, Rubén Velásquez, fue acusado no solo por líderes de organizaciones sociales sino por damnificados de la costa de aprovechar la desgracia para promover su candidatura y esa situación aunada las difíciles condiciones fueron determinantes para que muchas comunidades se sumaran al EZLN.

El delegado Zero advirtió en Huixtla a los damnificados que el Gobierno chiapaneco intentará desviar los recursos federales destinados a la reconstrucción para favorecer a su candidato.

De acuerdo con estimaciones de los zapatistas más de un centenar de comunidades de la sierra con más de 8 mil damnificados han manifestado desde entonces su repudio al secretario de Gobierno.

Los municipios más dañados, donde miles de habitantes siguen en la miseria son Motozintla, Siltepec, Frontera Comalapa, Amatenango de la Frontera, Bella Vista, Bejucal de Ocampo y Chicomuselo.

Otras adhesiones al EZLN

El maestro José Hubert Dimas Hernández, de la primaria Lázaro Cárdenas en la comunidad Unión Villaflores consideró que la falta de atención del gobierno a miles de damnificados podría dar origen a movimientos armados en esta empobrecida región.

Ya que mientras la secretaría de Educación Pública les prometió reconstruir su escuela primaria, desde hace más de cuatro meses y no lo ha hecho, el maestro opinó que el EZLN busca crear conciencia en el ámbito nacional en beneficio de los que menos tienen.

Sin embargo los simpatizantes del EZLN, no han sido los únicos a quienes han intentado coaccionar su voto, porque igualmente en La Paz ha sucedido con algunas familias priístas.

El subsecretario de Protección Civil, Leonardo Muñoz Arellano, reconoció que 2 mil familias todavía permanecen refugiadas en albergues en los municipios de Tapachula, Huixtla, Motozintla, Huehuetán y Acacoyagua donde reciben alimentos y atención médica.

La situación política no es la única causa de la adhesión al EZLN de los damnificados, sino la desesperación también de miles de jóvenes que intentan emigrar a los Estados Unidos.

Las inundaciones del 2005 superaron a las de 98 y solo es comparable con el terremoto del 85. El huracán Stan desbordó del 4 al 6 de octubre al menos 98 ríos en 54 municipios chiapanecos.

Destruyó 50 mil casas, 253 puentes se colapsaron, seis mil kilómetros de carreteras federales y 12 mil más de caminos rurales quedaron complemente arruinados.

Su furia dejó unos 150 muertos reportados en su mayoría en la costa, la sierra y frontera con Guatemala. Sin embargo el Gobierno del estado solo reconoce 82 decesos en la entidad.

Las inundaciones acabaron con 100 hospitales, clínicas, centros de salud, además de 300 escuelas y más de 200 mil hectáreas de diferentes cultivos que se echaron a perder con el agua.

La reconstrucción costará a los Gobiernos federal y del estado 11 mil 715 millones de pesos.

México perdió más de medio millar de hectáreas de territorio que se quedaron de lado de Guatemala al modificarse el cauce del río Suchiate que es la división natural de ambos países.

El Gobierno guatemalteco ha desestimado que este hecho pueda ocasionar un conflicto internacional.
06/MC

RECUADRO

Mario, es un niño de 11 años habitante de Nuevo Horizonte, Chiapas y cuenta que fue el último de su familia en salir antes que su casa se destruyera la noche del cuatro de octubre. Salvó la vida porque se refugió al pie de unos pinos en la parte alta de un cerro.

Sus padres, simpatizantes del EZLN, lo dieron por muerto durante varios días, y aunque no recuerda exactamente como salió dice “solo sé que cuando las piedras chocaban en mi casa salí corriendo, pero el agua ya entraba; me dio miedo porque mis papás ya se habían ido y me dejaron”.

Sobrevivió a la desgracia escondido en el monte. Regresó de nuevo a la escuela, a la que llega luego de caminar casi 5 kilómetros diarios, y se ha integrado a la convivencia diaria con sus amigos para olvidar la pesadilla del cuatro de octubre.

Sus maestros dicen que al principio el niño llegaba a la escuela y se quedaba como ausente en clases. Sin embargo “parece que ya esta asimilando su situación que ha sido muy difícil”.

06/MC/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: