Inicio Elena Ballinas, contra las costumbres que justifican violencia

Elena Ballinas, contra las costumbres que justifican violencia

Algunos aspectos de los usos y costumbres en las comunidades indígenas de Chiapas, sumados a la falta de información por la baja escolaridad, son factores que propician la violación de los derechos de las mujeres, asegura María Elena Ballinas Méndez, indígena tzeltal de Bachajón, municipio de Chilón.

María Elena se reconoce como una mujer que ha roto modelos añejos, al igual que María Gloria Sánchez Gómez, la única candidata a diputada federal por la vía uninominal por el Partido Revolucionario Institucional y ex presidenta municipal de Oxchuc.

María Elena está orgullosa de su origen, pero reconoce que muchas de sus costumbres han sido obstáculo para permitirles a las mujeres que sigan estudiando y participar en la vida política del país.

Ella es licenciada en Educación, con maestría en la misma especialidad por laUniversidad de Chile, donde se graduó con la tesis “Los saberes matemáticos de la Cultura Maya Tseltal y sus significados en el proceso escolar”.

María Elena de 34 años de edad, y soltera, asegura que no es nada fácil dejar todo, renunciar “momentáneamente” a las costumbres porque “algo duele aquí” (dice tocándose el corazón), pero es necesario tener decisión para emprender el vuelo.

SU COMPROMISO AHORA ES AYUDAR A CHIAPAS

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en Chiapas más de la cuarta parte de la población (26.1 por ciento) de las mujeres de 15 años y más son analfabetas.

La entidad ocupa el segundo lugar nacional en analfabetismo, el más alto en mujeres indígenas con el 37.6 por ciento, superado solo por Oaxaca.

María Elena, quien actualmente labora la Secretaría de Educación del estado como auxiliar técnico pedagógico del equipo técnico estatal, dice que dejar a su familia, a su comunidad, ha sido muy difícil, “pero ha valido la pena porque he tenido cambios significativos, tanto intelectuales como emocionales, y ahora mi compromiso es regresar a Chiapas para ayudar a las comunidades indígenas”.

Las estadísticas muestran el grado de rezago educativo que persiste en la región es un lastre ancestral que ha contribuido al deterioro en la calidad de vida de la población. En Chiapas de cada 100 mujeres de 15 años y más, 25 no cuentan con ninguna instrucción, y 21 tiene al menos un grado aprobado de primaria, 46 por ciento de las mujeres indígenas no sabe leer o no terminó la primaria.

La también autora de narraciones infantiles como “El cuento recreación de la imaginación”, publicado en el 2002 por los Servicios Educativos de Chiapas, y “Panchita la Hormiga Floja”, señala que se trata de pequeños libros que salieron de la gran imaginación de los niños y niñas que viven en su propio cosmos, desde su infancia.

Ballinas Méndez cursó sus estudios en la Universidad Pedagógica Nacional en Tuxtla Gutiérrez y aunque para ella su vida implicó abandonar sus raíces, hoy expresa muy segura de sí misma que como mujer “sí puedo generar la diferencia a partir de una actualización permanente, y esta ha sido mi decisión, es cuestión de tomar las riendas, levantar la mochila y decir me voy a cumplir con mi deseo”.

— ¿Rompiste con usos y costumbres? –le pregunto.
— Por su puesto que sí, porque entre las culturasindígenas siempre hay valores y tradiciones muy arraigadas.

Ella rompió el círculo, su mundo que parece que excluye “tantito”, pero regresó con una visión integral que le permitió comparar el antes y después, ayer y ahora. No ha cambiado en lo esencial, más bien ha asumido otro rol, “y la gente de la comunidad te acepta y te vuelve a brindar su amistad, y la oportunidad de estar de nuevo con ellos y ellas”.

“Me siento satisfecha de mis éxitos en la vida y de conocer otros espacios, trabajar con otras mujeres, como las Mapuches de Chile, quienes me aportaron muchos elementos y trabajamos la parte de equidad y género. Tengo una satisfacción personal, no el solo por el hecho de que me reconozcan, sino por reconocerme a mí misma, y saber que esto trasciende no solo en lo social, política y económico, sino en mi conciencia”, comparte.

EL DESTINO PUEDE SER DIFERENTE

Las mujeres indígenas, dice, “podemos cambiar ese destino en el que estamos envueltas por los usos y costumbres, sabemos que de nuestra formación muchasveces nos dicen, ¡tienes que estudiar!, pero a la vez nos van inculcando, que debemos ser madres y esposas, o sea tenemos que cumplir un rol”.

Y es a partir de ahí, agrega, que”tomamos conciencia y puedo decir, nosotras asumimos otro rol de género. No es tarea fácil. Mis compañeras, las mujeres indígenas, muchas están con eso en la mentede que nacemos para reproducir, y creo que es un trabajo complejo que hay que ir haciendo poco a poco, en beneficio de las mujeres indígenas”.

Falta mucho por hacer, dice, “creo que estamos iniciando, porque una cosa es lo que yo digo en este momento y otra la práctica. Cuando convivimos con las mujeres y nos damos cuenta que hay mucho por hacer, que se debe trabajar el doble o el triple para que miscompañeras mujeres se vean como seres importantes, como personas, como seres humanas”.

Es difícil, reitera, porque los estigmas que existen en las comunidades indígenas están muy cimentados yhay que irlos desterrando poco a poco. Es un trabajo, una misión conciente y comprometida por parte de quienes trabajamos los derechos de la mujer.

Tenemos que hacer valer nuestros derechos, afirma categórica. Tenemos que hablar, tenemos que hacer uso de la palabra y con ella manifestar nuestros derechos. A partir de ese análisis reflexivo y crítico, la sociedad en su conjunto nos va viendo de otra forma.

09/CR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content