Inicio Emiten en Oaxaca alerta epidemiológica por el virus AH1N1

Emiten en Oaxaca alerta epidemiológica por el virus AH1N1

Por Soledad Jarquín/corresponsal

Tras anunciar la muerte de tres mujeres embarazadas luego de presentar complicaciones relacionadas con influenza AH1N1, el subdirector de Servicios de Salud, Armando Altamirano Jiménez, lanzó una alerta epidemiológica ante el riesgo y pidió se intensifiquen acciones preventivas.

En conferencia de prensa, el funcionario informó que entre agosto y septiembre de 2009 se han confirmado tres defunciones de embarazadas a consecuencia de este nuevo virus.

Acompañado por los delegados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Luciano Galicia Hernández, y del Instituto de Seguridad y Servicio Social de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Eutiquio Franco Huerta, precisó que los fallecimientos se presentaron en Valles Centrales, Tuxtepec y Mixteca.

En este sentido, recomendóa todas las oaxaqueñas que se encuentran en periodo de gestación, lavarse frecuentemente las manos, consumir abundantes líquidos (al menos ocho vasos de agua al día), ingerir frutas y verduras, no utilizar crema en las manos y evitar saludar de mano, beso o abrazo.

La influenza AH1N1, explicó, se transmite de una persona enferma a otra sana a través de las gotas de saliva que se expulsan al hablar, estornudar o toser, de ahí que quienes se encuentren enfermos deben utilizar cubrebocas y evitar estar en lugares concurridos.

Afirmó que es de suma importancia acudir al servicio médico cuando se presenten malestares gripales, dado que, por las condiciones hormonales que prevalecen en las embarazadas, este padecimiento las afecta en mayor medida.

“El Sector Salud cuenta con personal capacitado, 20 mil 574 tratamientos antivirales, mil 857 camas hospitalarias, 65 de cuidados intensivos, 169 ventiladores y una infraestructura suficiente para atender a los pacientes”, sostuvo.

Altamirano Jiménez lamentó la defunción de las tres mujeres luego de que durante esta administración se han hecho esfuerzos para reducir la muerte materna y recalcó que frente el nuevo virus es necesaria la participación social para cuidar a las embarazadas y mujeres en periodo de lactancia, por lo que exhortó a las oaxaqueñas a seguir las recomendaciones citadas.

Por su parte y durante la presentación de la situación epidemiológica de influenza AH1N1, el jefe de la Unidad de Inteligencia para Emergencias en Salud (UIES), Rubén Coronado García, destacó que Oaxaca ocupa el noveno lugar por incidencia de casos a nivel nacional, con un total de mil 139, en el que se incluyen 12 defunciones.

Precisó que por Jurisdicción Sanitaria en Valles Centrales se han presentado 674 casos, en la Costa 137, en el Istmo 152, Papaloapan 129, Mixteca 19 y Sierra 23, distribuidos en 99 municipios.

Finalmente, los asistentes coincidieron en señalar que este padecimiento llegó para quedarse y que las medidas de higiene son y serán la mejor forma de prevenir la infección.

MAYORES RIESGOS

De acuerdo con el sector salud, los cambios fisiológicos propios del embarazo colocan a las mujeres en mayor riesgo de presentar complicaciones severas de llegar contraer el virus de la influenza AH1N1; por tanto, los riesgos de salud son lo mismo para ellas como para el producto de sus embarazos, por lo que de su bienestar depende, en gran medida, el bienestar del bebé.

Durante el primer trimestre del embarazo los riesgos principales son de malformaciones en el feto; conforme avanza el embarazo, los riesgos de complicaciones en la salud de la madre son mayores, así como los daños al bebé en caso de que la madre presente fiebre alta.

Ante cualquier malestar o síntoma, atribuible o no a la infección por el virus de la influenza AH1N1 se recomienda asistir al médico y se desaconseja, en todo momento, automedicarse.

Los lugares públicos y centros concurridos (trabajo, centros comerciales, sitios recreativos, transporte público, restaurantes, entre otros) son sitios que presentan mayor riesgo potencial de contagio.

Sin embargo, la vivienda también es un espacio donde existe riesgo, por ser un lugar cerrado en el que conviven personas que, aunque miembros de la misma familia, tienen actividades fuera de casa y contacto con personas que potencialmente pudieran haber estado expuestas al virus. Por ello es importante mantener la vivienda en las mejores condiciones higiénicas.

Los cuidados de higiene personal son de fundamental importancia en la prevención del contagio y se recomienda llevarlos a cabo en todo momento y en todo lugar mediante las siguientes medidas:

Lavar manos y muñecas frecuentemente con agua y jabón, de preferencia líquido, o bien use gel antibacteriano con base de alcohol, hágalo principalmente después de ir al baño, al regresar de la calle, antes y después de usar el transporte público, al estar en contacto con animales, mascotas y sus desechos, tocar carne cruda, manipular basura o pañales, tocar objetos como dinero, teléfono o llaves, después de estornudar, toser y sonarse la nariz, etcétera.

Toser y estornudar cubriéndose la boca con la parte anterior del codo. Evite ponerse crema en las manos; procure una alimentación correcta con abundantes verduras, frutas y líquidos (ocho vasos de agua mínimo). Antes de manipular alimentos, realice el lavado de manos. Evite fumar y acudir a sitios muy concurridos. No comparta alimentos, vasos o cubiertos. Ventile y permita la entrada del sol a la casa. No salude de beso, mano ni abrazos.

Los servicios de salud señalan que el periodo de lactancia, se asocia con la disminución del riesgo de diversas enfermedades tempranas. También se vincula con beneficios para la salud de la madre, incluyendo la disminución del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, cáncer ovárico y cáncer de mama.

Psicológicamente también se relaciona con el desarrollo del vínculo afectivo materno-infantil que promueve el desarrollo y bienestar emocional y psicológico del infante.

Por ello, se recomienda continuar la lactancia siguiendo estas recomendaciones: no suspender la lactancia, aun si la madre o el lactante están enfermos y bajo tratamiento antiviral. La madre deberá seguir las medidas de cuidado e higiene personal, lavarse las manos antes y después de atender al bebé.

Lavar perfectamente la ropa y utensilios que use al momento de amamantar a su hijo. Utilizar siempre ropa limpia. Limpiar con agua y jabón (enjuagando bien y nunca utilizando gel ni alcohol para ello) el pecho con que amamantará al bebé. En caso de presentar síntomas, utilizar cubrebocas.

09/SJ/LG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content