Inicio » En CA abundan sentencias contrarias a las mujeres

En CA abundan sentencias contrarias a las mujeres

Los sistemas de justicia en Centroamérica (CA) dan pocas respuestas, retardan los fallos e incumplen los estándares internacionales en materia de Derechos Humanos de las mujeres, dijo Elba Núñez, directora del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos Humanos de la Mujer (Cladem).
 
Operadores de justicia de países de CA, el Caribe y México participaron en el seminario “La debida diligencia en los casos de violencia contra las mujeres”, organizado por Cladem en esta capital nicaragüense.
 
Las naciones manifestaron su preocupación por el papel que juegan los sistemas de justicia en la prevención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres, explicó Elba Núñez.
 
Afirmó que en la región persisten sentencias discriminatorias hacia las mujeres que muestran estereotipos de género. “Vemos que muchas mujeres que acuden a los sistemas de justicia solicitando protección son asesinadas; esa falta de respuesta nos preocupa”, advirtió la directora de Cladem.
 
En CA de cada tres asesinatos de mujeres, dos son casos de feminicidio, lo que indica que en la región existe esta problemática social, pero lo más grave es la falta de respuesta de los Estados, reiteró la activista.
 
A 20 años de aprobada la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Belém  do Pará), hay avances pero faltan resultados, añadió Elba Núñez.
 
Ocho países de 35 en América tienen leyes integrales vinculadas a Belém Do Pará, “y la pregunta que se hacen las organizaciones de mujeres es ¿por qué sólo ocho tienen esos marcos jurídicos?”, cuestionó.
 
Pero además en los países donde se ha avanzado con leyes integrales, son notorias las dificultades ante la falta de presupuesto y políticas públicas, porque la ley en sí no resuelve el problema, se necesitan acciones de los Estados a favor de las mujeres, recalcó la activista.
 
En Nicaragua hay varios casos en los que los operadores de justicia han quedado en evidencia por la falta de aplicación de la ley con  perspectiva de género. Tal es el caso conocido como “Fátima”, en el que la sentencia absolvió al violador argumentando que la mujer fue responsable por haber aceptado acompañarlo a un bar.
 
Otro caso es el de “Dina Carrión”, una mujer asesinada, y en el que a pesar de la acusación de la Fiscalía contra su pareja, el proceso se estancó porque la Corte Suprema de Justicia ordenó paralizar el juicio.
 
Los dos casos están siendo documentados para ser presentados ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Washington.
 
Igualmente, en Nicaragua hubo un retroceso con la modificación de la Ley Integral contra la Violencia hacia la Mujer (mejor conocida como Ley 779), cuando en menos de un año de aprobada fue reformada para permitir la mediación (conciliación) en los casos “leves” de violencia intrafamiliar, apuntó Virginia Meneses, representante de Cladem-Nicaragua.
 
A pesar de que fueron invitados varios magistrados, fiscales y jueces nicaragüenses, fue notoria su ausencia en el evento, criticó Meneses, lo cual –afirmó– demuestra lo contrario a sus discursos a favor de los derechos femeninos.
 
14/NR/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: