Inicio En Chiapas, el Seguro Popular no alcanzó metas

En Chiapas, el Seguro Popular no alcanzó metas

Durante el sexenio foxista en el estado de Chiapas, donde se encuentran algunos de los municipios más marginados del país, hubo un retroceso de personas afiliadas a la seguridad social; y el Seguro Popular (SP) no consiguió asegurar un porcentaje en el estado por lo menos similar al promedio alcanzado a nivel nacional (33 por ciento de la población no derechohabiente), según documenta un estudio realizado por la organización civil Fundar, Centro de Análisis e Investigación.

Fundar realizó un estudio, que dará a conocer próximamente, sobre la situación de la muerte materna en tres de los estados con las tasas más altas de mortalidad por esta causa: Chiapas, Guerrero y Oaxaca, a partir de la entrada en vigor del SP en estos estados de la República.

En el análisis correspondiente al estado de Chiapas, sus autores Graciela Freyermuth Enciso y Sergio Meneses Navarro indican que “el Seguro Popular no consiguió un porcentaje de aseguramiento en el estado, por lo menos similar al promedio alcanzado a nivel nacional”.

Al cierre de 2006, señalan, el 16.2 por ciento de la población carente de seguridad social formal en el estado, se había afiliado a dicho Seguro y la cobertura en seguridad social en general, se ubica en el 31.6 por ciento de las y los chiapanecos.

El total de familias que no tienen acceso a la seguridad social en el estado es de 2 millones 934 mil 437 personas (511 mil 999 familias).

LA SITUACIÓN EN LOS ALTOS DE CHIAPAS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado que “la alta prevalencia de muertes maternas en una nación es la expresión fatal de profundas injusticias sociales, económicas étnicas y de género y es un indicador fundamental del desarrollo de un país.

En la zona de Los Altos, compuesta por 18 municipios, las mujeres indígenas se han enfrentado a la exclusión de los sistemas de salud y han enfrentado una serie de barreras para acceder a los servicios situación que se refleja en las elevadas tasas de muerte materna, señala Fundar.

Y menciona que a tres años de implementado el SP en la entidad, ha habido muy poca extensión en la seguridad social.

La cobertura que ha logrado el SP en la región de Los Altos es de poco más del diez por ciento de quienes no tenían seguridad social y denuncia que los municipios más rezagados, marginados y con los peores indicadores de desarrollo “aún no han sido cubiertos por el Seguro”.

De acuerdo a los especialistas Freyermuth y Meneses, en este estado sureño “persisten las inequidades en la distribución de recursos económicos entre los afiliados y no afiliados a la seguridad social”, ya que por un lado para quienes están afiliados el presupuesto per cápita es casi cuatro veces mayor que para quienes no lo están.

Y enfatizan que con el Seguro Popular se están duplicando tanto intervenciones como presupuestos y ejemplifica que más de la mitad de los afiliados totales al Seguro Popular son beneficiarios del programa foxista también Oportunidades.

Daniela Díaz, responsable del proyecto de muerte materna de Fundar, señaló que el grueso de los afiliados al Seguro Popular, en primera instancia, correspondió a quienes estaban en el programa Oportunidades y que se encuentran en los primeros deciles de ingreso (los de más bajos recursos).

La cobertura del SP ha dejado del lado a la población que vive en las áreas de mayor marginación y agrega: solamente el 10 por ciento de las familias afiliadas se encuentran en localidades que tienen el 40 por ciento de hablantes de lengua indígena y 17 por ciento en áreas rurales.

ENTRE LAS CARENCIAS Y LOS AVANCES

La investigación reconoce algunos avances en cuanto a la atención materna y destaca el aumento en los recursos humanos, de ambulancias, de equipo de sutura y para la atención de partos, principalmente en las unidades ubicadas en las cabeceras municipales de la región y se mejoró la infraestructura del primer nivel así como la atención las 24 horas del día los 365 días del año.

“Sin embargo, apenas se han incorporado 56 centros de salud y ocho hospitales generales a la red de servicios del SP; aún faltan por agregar más de ochocientas unidades médicas en el estado”, agregan los especialistas.

Pese a estos avances, destaca que la mitad de las unidades de las cabeceras municipales de Los Altos carecen de un lugar adecuado para la atención del parto y de los recursos necesarios para suministrar líquidos intravenosos y medicamentos fundamentales, para atender las principales urgencias obstétricas, resaltan los especialistas.

Y las barreras para acceder a los servicios siguen siendo las mismas: no se cuenta con información de dónde acudir en caso de una emergencia obstétrica, no hay personal traductor y los gastos excesivos de una atención hospitalaria de urgencia “aun cuando el usuario se encuentre afiliado al SP “.

El número de partos atendidos a través del Seguro Popular en la entidad durante 2005 fueron 916 (1.5) para los casi 60 mil nacidos vivos registrados en el estado en este periodo, pese a su meta de garantizar el acceso a la atención materna a todas las mujeres.

Actualmente, el catálogo de servicios para este rubro incluye 20 intervenciones de atención materno-infantil como el examen y prueba de embarazo, atención del embarazo normal, atención del recién nacido normal y del parto normal, atención del parto por cesárea y del puerperio quirúrgico, diagnóstico y tratamiento e eclampsia, de pre eclampsia y de pre eclampsia severa entre otras.

El documento señala que pese a la incorporación del Seguro Popular en Los Altos de Chiapas, “aún no ha logrado garantizar el acceso a la atención obstétrica para todas las mujeres, particularmente para aquellas que siempre se han encontrado más desfavorecidas”, como son las de las zonas indígenas mas marginadas del país.

Cabe recordar que una de las metas del Milenio y a las que México se comprometió fue a reducir en un 75 por ciento la muerte materna al 2015.

Sin embargo, Fundar destaca en este análisis que la disminución ha sido limitada ya que desde 1990 apenas se ha reducido en un 29 por ciento, aunque la Secretaría de Salud ha señalado que entre 2001 y 2005 se redujo un 10.5 por ciento.

SIN PRESUPUESTO ESPECÍFICO PARA 2008

Por su parte, la diputada federal Maricela Contreras Julián informó que en el anteproyecto de presupuesto para el 2008, las prioridades del gobierno federal no están encaminadas al fortalecimiento de las instancias de salud, ni a etiquetar recursos para la atención de la mujer y los asuntos de género. Sin embargo, dijo que en materia de salud “daremos la batalla para que los recursos etiquetados se transparenten y se asignen recursos para la salud de la mujer”.

La presidenta de la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados sostuvo que en la proyección del presupuesto 2008 se percibe una visión encaminada a un proyecto electoral, toda vez que se pretende incrementar el Seguro Popular de 26 mil millones de pesos a 40 mil millones, cantidad que calificó de exagerada para los pobres resultados que ha tenido dicho seguro.

Maricela Contreras comentó a Cimacnoticias que a ella le ha tocado revisar el apartado de Salud, por lo que se pronunció para que los recursos que están etiquetados en “gastos catastróficos” se transparenten.

Al referirse al Plan Nacional de Desarrollo (PND) dijo que en términos concretos tendría que reflejarse en programas específicos y prioridades hacia la mujer, “pero eso no está presente en el plan”.

La integrante de la fracción parlamentaria del PRD en San Lázaro comentó que son programas generales y globales, muy raquíticos, con puntos donde no se contempla a las mujeres. Pidió que el gobierno federal informe sobre los equipos especiales que contrató para la elaboración de estos planes, por cierto “carísimos para el país”.

“Sería importante saber cuánto costó la elaboración del PND, a quién se le asigno esta tarea, saber cuánto costó la consulta que hicieron por Internet y por diferentes vías, además de que informen que pasó con las 300 mil participaciones ciudadanas”, concluyó Contreras.

07/LGL y MLT/CV/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más