Inicio En Chihuahua no pueden casarse personas con VIH/Sida

En Chihuahua no pueden casarse personas con VIH/Sida

Por Dora Villalobos Mendoza

Una muestra de la discriminación que impera en Chihuahua contra las personas que padecen VIH/Sida es la decisión que tomó el Registro Civil de no casar a las personas que padecen esta enfermedad. La institución argumenta su postura con base en el artículo 144 del Código Civil.

Este documento enumera los impedimentos para celebrar el contrato de matrimonio, entre los que se cuentan las enfermedades crónicas e incurables que sean además contagiosas y hereditarias. En este marco, el Registro Civil incluyó el VIH/Sida.

¿Y si el contrayente que no tiene Sida sabe que su pareja padece la enfermedad y aún así quiere casarle con ella?, se le cuestionó a Ivette Anaya. “Nuestra obligación es no celebrar el matrimonio; cuando nos percatamos que uno de los contrayentes padece la enfermedad tenemos que hacerlo saber a su pareja y no realizar el trámite”.

¿Esta determinación no viola los derechos humanos de las personas que sufren de Sida?, se le interrogó. “La ley protege lo más preciado que es la vida y el derecho a vivir; la familia es la célula fundamental de una sociedad y estamos obligados a proteger la integridad de las personas”, argumentó la funcionaria.

Para Carmen Salazar, directora del Centro de Información y Difusión del Sida, esta determinación del Registro Civil no ayuda mucho a evitar el contagio de la enfermedad.

En principio, hace ver, la prueba que exige la institución no es determinante, porque puede salir negativa cuando la persona sí está infectada, ya que sólo sale positiva tras tres meses de contagio.

FEMINIZACIÓN DEL VIH/SIDA

En Chihuahua, el VIH/Sida no es un problema de prostitución ni de homosexualismo. Al contrario, cada vez se introduce más a los hogares y toma por sorpresa a las fieles esposas, cuyo único pecado es no exigir a sus maridos el uso del condón.

Las estadísticas son contundentes: el año pasado fueron detectadas infectadas en el estado cuatro sexoservidoras y 36 mujeres que viven con sus parejas. Es decir, una mujer que se dedica a la prostitución por cada nueve que se dedican a su hogar.

Lo que ocurre es que las sexoservidoras están más informadas y se cuidan más; en cambio, muchas esposas creen que no contraerán esta enfermedad porque son monógamas, sin ponerse a pensar que sus esposos tienen relaciones extramaritales y se pueden infectar, explicó Carmen Salazar, directora del Centro de Información y Difusión sobre Sida.

Por cada mujer chihuahuense que se infecta con VIH/Sida se contagian casi cuatro hombres debido a que ellos son más promiscuos, informó Salazar. Según sus datos, de las 260 personas que fueron detectadas con esta enfermedad en la entidad durante los primeros once meses de 2005, 57 son del sexo femenino y 203 son varones.

La funcionaria insistió en que este padecimiento no es un problema de prostitución, sino de actitud, y, sobre todo, de aceptación o rechazo del preservativo. Lamentó también que muchos hombres que tienen relaciones sexuales con varias mujeres no tengan conciencia de la necesidad de utilizar el condón. Lo más grave es que algunos de estos hombres contagian a sus esposas, quienes tampoco se han convencido de la importancia de usar el preservativo.

El VIH/Sida tampoco es un problema de escolaridad. De los 260 chihuahuenses detectados con esta enfermedad durante el año pasado, solamente seis, el 2.30 por ciento, no tienen instrucción académica. La mitad, 131 personas, tienen estudios de secundaria en adelante. 25 incluso cuentan con alguna carrera profesional. Llama la atención, por ejemplo, que tres de estas personas tienen la preparatoria incompleta, contra 28 que terminaron ese nivel escolar.

Igual ocurre con la instrucción de secundaria: 12 de los enfermos la tienen inconclusa, y 53, terminada. En cuanto a la primaria, 31 no la concluyeron y 64 sí.

FALTA SENSIBILIZACIÓN

Este comportamiento refleja que el VIH/Sida no es un problema de instrucción académica, de saber leer y escribir o no, sino de actitud. La gente piensa “A mí no me va a suceder, yo no me voy a contagiar, esa enfermedad le da a otras personas, no a mí”, afirmó Salazar, a cuyo juicio todavía falta mucha sensibilización en toda la población.

“Aquí igual llega gente de traje, muy elegante, que personas casi indigentes; esta enfermedad no distingue raza, religión, sexo, edad ni clase social”, puntualizó. Y en efecto. De acuerdo con estadísticas del Centro de Información y Difusión del Sida, se trata de un mal que afecta por igual a personas de todas las clases sociales y profesiones.

El VIH/Sida es un problema grave en Chihuahua. El número de personas que mueren de esta enfermedad se duplicó en los últimos cinco años, al pasar de 59 en el 2000 a 101 durante los primeros once meses del 2005, dijo a su vez Ivette Anaya, directora interina del Registro Civil. De acuerdo con los datos de esta la dependencia, en el año que acaba de concluir falleció una persona en la entidad por causa de Sida casi cada tercer día.

Lo más grave es que, aunque las autoridades sanitarias han reiterado una y otra vez que el VIH/Sida sólo se transmite a través de una relación sexual, una transfusión sanguínea o al compartir jeringas infectadas, muchas personas todavía tienen miedo a convivir con las y los enfermos y llegan al extremo de exigir que los despidan de sus trabajos.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos atendió recientemente dos casos que ilustran la discriminación que padecen las personas infectadas con el VIH. Se trata de dos jóvenes treintañeros; uno laboraba en una fábrica mueblera y otro en una planta maquiladora. Ambos fueron despedidos por tener Sida.

Las autoridades sanitarias han repetido que el VIH/Sida no se transmite por la saliva, el inodoro, el uso de utensilios, ni la ropa. Los expertos también han aclarado que las personas que padecen Sida pueden ser productivas y, aunque son más propensas a enfermarse que aquellas que no padecen la infección, pueden tener el mismo desempeño y la misma eficiencia laboral que el resto de sus compañeros.

06/DV/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content