Inicio En el combate a la violencia no se trata de trabajar contra el gobierno

En el combate a la violencia no se trata de trabajar contra el gobierno

Por la Redacción


La Relatora Especial sobre la Violencia contra la Mujer de la ONU, Yakin Ertuk, se pronunció hoy aquí por establecer los mecanismos necesarios para el diálogo a fin de encontrar soluciones para la situación que priva en Ciudad Juárez ya que no se trata de “trabajar contra el gobierno”.

Al exponer una conferencia magistral en el Instituto Matías Romero de la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Relatora destacó que su misión aquí no pretende violentar la soberanía nacional sino contribuir a eliminar la inaceptable violencia que, en Ciudad Juárez ha cobrado la vida de cerca de 400 mujeres, y a más de una década , “sigue sin pasar nada”.

Adelantó que las recomendaciones que ofrecerá hoy respecto al caso tendrán que considerar la impunidad que rodea a los femincidios, como lo reconocen las autoridades federales, estatales y municipales.

Ofreció dar seguimiento a las recomendaciones de relatores que han visitado México en la búsqueda de su aplicación para que no caigan en el olvido. Expresó su tristeza por un mundo plagado de violencia contra las mujeres, siempre con argumentos que la justifican.

Informó que los resultados de su visita a México, que hoy concluye, serán presentados en el informe que entregará a la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en 2006.

Mencionó que en abril próximo hará una exposición oral en la que abordará el tema del VIH/Sida, vinculado a la violencia ya que esa enfermedad es contraída por mujeres que mantienen relaciones monógamas y ésa situación revela su incapacidad para negociar sexo seguro.

En México, añadió, los discursos no son muy alentadores, abogó por la transformación de las estructuras de género para crear alternativas a fin de que la masculinidad y la femineidad se reproduzcan en la igualdad.

Aseveró que la violencia contra la mujer es claramente una violación a los derechos humanos por lo que el tema debe ser abordado de forma global y vinculado a la discriminación basada en el género y la subordinación.

Los Estados son los responsables de garantizar los derechos humanos y la seguridad de las personas dentro del hogar, por lo que los llamó a castigar los actos de violencia que se cometan en contra de las mujeres dejando a un lado costumbres y religiones.

Ertuk consideró que los acuerdos alcanzados hace una década en Pekín para mejorar la vida de las mujeres, están amenazados hoy por el conservadurismo y se “ha querido culpar a la Plataforma de Acción de Pekín de la crisis familiar”, sin embargo defendió la agenda de las mujeres al asegurar que ésa no es la causa de su desintegración.

Lo que sucede, es que las mujeres ya no están dispuestas a la opresión y buscan nuevas alternativas, no obstante, reconocen el valor que tienen las familias.

“La violencia, es parte de un todo que empieza en el hogar y luego se extiende a toda la sociedad hasta penetrar al Estado”, precisó.

Yakin Ertuk, hizo ver que la violencia no se limita a grupos ni ideologías, es consecuencia del patriarcado o como se dice en México de la cultura del machismo, que establece relaciones asimétricas.

2005/SM/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content