Inicio En evidencia los servicios de salud en Veracruz

En evidencia los servicios de salud en Veracruz

Por Alma Celia San Martín*

Una vez más quedaron en evidencia los servicios de salud en Veracruz. Meses atrás el robo de un recién nacido en el hospital regional de Poza Rica sacó a relucir las ya de por sí conocidas deficiencias que imperan en el sistema estatal.

Ahora sucedió algo inédito, pero en esta ocasión en el Hospital Regional de Veracruz un joven padre recibió el feto de su hijo en un galón de plástico.

Primero le es arrebatado de sus brazos el hijo que horas antes había parido una joven madre, vecina de una comunidad del norteño municipio de Tihuatlán.

Dos días antes de la celebración del Día de las Madres, ella perdió a su hijo mientras lo tenía en su regazo. Le fue arrebatado por dos mujeres una madrugada sin que nadie se percatara.

Hace unos días en el puerto de Veracruz, Carlos Rodríguez Caso, esposo de Martha Rodríguez Mena, quien dio a luz a gemelos, informó que uno de sus hijos fue reportado como fallecido, por lo que al solicitar el cuerpo le entregaron el feto en pedazos en un galón de plástico de cuatro litros.

El afligido padre relató a los medios que los médicos le informaron que el producto ya estaba muerto en el vientre de la madre, sin embargo, ¿qué caso tenía meterlo en una garrafa de plástico y entregarlo al afligido padre que tuvo la valentía de denunciar y evidenciar la pésima atención de los servicios médicos estatales?

Y como en el caso del niño robado, en el que el entonces director del Hospital Regional de Poza Rica salió a dar una versión poco convincente de los hechos, la misma táctica utilizó la directora del hospital de Veracruz, Araceli Cabrales, quien de entrada dijo que el residente de nombre “Pablo” ?que entregó en un galón el cuerpo de su hijo a Carlos? ya fue suspendido.

Sin embargo negó que sea un caso de negligencia médica. Entonces ¿cómo puede llamarse a eso? ¿Quién atendió el parto de Martha? ¿Por qué dijeron que el producto estaba muerto antes de nacer? ¿Qué médico la atendió? ¿Qué ginecólogo se hizo cargo del parto? ¿Por qué no aplicaron el protocolo adecuadamente?

De nada serviría que renunciara la directora si las cosas no han estado bien desde tiempo atrás.

Preguntas que como en el caso del hospital de Poza Rica han quedado en el aire, sin una respuesta que ansían escuchar los padres de los bebés robado y el fallecido, quienes eran esperados con ilusión.

De ello ni siquiera se puede culpar al secretario de Salud. Las negligencias no son de ahora, siempre han existido; muchas mujeres deben parir en los baños de los hospitales ante la falta de asistencia médica oportuna, otras más realizan su trabajo de parto en los pasillos, o bien tienen que esperar que se desocupe una cama para ser atendidas.

Por muchos años se han tenido serias carencias en los hospitales públicos. La escasez de personal médico, especialistas, enfermeras, y sobre todo infraestructura hospitalaria, ha impedido ofrecer un servicio medianamente adecuado.

¿Qué pueden esperar las mujeres que deben ir a parir a esos hospitales? Nada, sólo encomendarse a Dios para que no les roben a sus hijos recién nacidos o les entreguen sus cuerpos dentro de galones.

Pero es necesario decir que estas situaciones no ocurren sólo en Veracruz. En cualquier parte del país los servicios de salud son por demás deficientes y discriminatorios.

Un caso lo relata una médica jubilada, quien comenta que en una visita al HRE número 14 del IMSS en el puerto de Veracruz, fue testigo de cómo los policías no dejaban entrar a nadie con niños o niñas, a menos que los menores de edad fueran a consulta.

Relata que a dos mujeres les negaron el acceso por llevar a un niño de un año y a un menor de tres años, quienes debieron perder la consulta porque no se les permitió entrar a la sala de espera. Algunas mujeres más debieron dejar a sus hijos solos en la entrada del hospital para pasar a consulta.

Este es un ejemplo de lo mal que están los servicios médicos en todas las instituciones de gobierno federal y estatal, pero no se excluye de la responsabilidad que les corresponda a los directivos y funcionarios del sector salud, IMSS e ISSSTE.

amallinali@hotmail.com

*Periodista en el estado de Veracruz, integrante de la Red Internacional de Periodistas con Perspectiva de Género.

12/ACSM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content