En África más de la mitad de embarazos involuntarios en menores de 20 años

VIOLENCIA
    En AL dos de cada seis se embarazaron sin su voluntad
En África más de la mitad de embarazos involuntarios en menores de 20 años
Por: Silvia Magally, enviada
cimac | Playa del Carmen.- 31/05/2002

La falta de uso de métodos anticonceptivos favorece las elevadas tasas de nacimientos y embarazos no deseados en la población joven del todo el mundo; muestra de ello es que cada año cerca de 15 millones de mujeres menores de 20 años tienen hijos, lo que corresponde a más del 10 por ciento de todos los nacimientos en el mundo.

Así lo expuso Gloria Qalvarado, del comité científico del Centro Latinoamericano Salud y Mujer (Celsam), ante los participantes del tercer Seminario de anticoncepción para medios de comunicación de América Latina que tiene lugar en esta localidad.

La también jefa de salud reproductiva del Instituto de Investigaciones Científicas de la Universidad de Durango señaló que en el último año más de la mitad de las mujeres menores de 20 años al sur del Sahara tuvieron nacimientos involuntarios, mientras que en América latina fueron aproximadamente dos de cada seis las que se embarazaron sin su voluntad.

Hizo ver que la maternidad a edad temprana cambia las opciones de vida de las mujeres y en algunos países, por razones económicas, las madres solteras jóvenes recurren a la prostitución para mantener a sus hijos.

Qalvarado recordó, también, que las adolescentes tienen más probabilidades de morir durante el embarazo o el parto que las mujeres de mayor edad. Por ejemplo, volvió a los casos africanos, en Nigeria 27 mujeres menores de 16 años mueren por cada mil nacidos vivos; en tanto de entre 20 y 24 años únicamente fallecen cuatro.

Durante el embarazo, explicó la especialista, los riesgos de salud aumentan en las mujeres menores de 16 años debido a que en ellas la pelvis todavía no se ha desarrollado por completo, de tal forma que puede haber un parto obstruido o prolongado hasta incluso alcanzar la muerte de la madre o del recién nacido.

Y todavía más: las madres jóvenes tienen una incidencia mayor de parto prematuro, aborto involuntario y mortinatos. Por lo tanto los embarazos no deseados entre las jóvenes representan cada año en todo el mundo por lo menos dos millones de abortos en condiciones de riesgo.

Esos abortos, en su gran mayoría, se llevan a cabo en condiciones de riesgo; toda vez que las jóvenes no tienen acceso a servicios seguros o carecen de dinero para pagarlos, por consiguiente tratan de inducirlo ellas mismas o con personal no capacitado.

Las estadísticas, continuó Qalvarado, señalan que tres de cada cinco mujeres hospitalizadas por complicaciones causadas por el aborto son menores de 20 años. Esas complicaciones, que pueden llegar a causar infertilidad e incluso la muerte, pueden ser infecciones, hemorragias, lesiones de los órganos reproductores, perforación intestinal y reacciones tóxicas a los fármacos empleados para inducir el aborto.

Ya para terminar, la especialista dijo que para ayudar a los jóvenes a reducir los riesgos es necesario proporcionarles información y acceso a los servicios; asimismo consideró que los vendedores también deben conocer los métodos anticonceptivos y las estrategias relativas a la prevención y el tratamiento de las infecciones de transmisión sexual que se aplican específicamente a la población joven.







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente