Inicio » En Guatemala dos jóvenes son asesinados diariamente

En Guatemala dos jóvenes son asesinados diariamente

Por la Redacción

Diariamente dos jóvenes son asesinados en Guatemala ante la pasividad del Gobierno y la policía, razón por la que Casa Alianza sospecha de una política de limpieza social tras la masacre, difunde el servicio español Canal Solidario.

Datos recogidos por la organización no gubernamental (ONG) Casa Alianza, en Guatemala, hablan por sí solos y dejan al descubierto el escaso interés que la administración pública y las fuerzas de seguridad del país tienen para acabar con la masacre de niños y jóvenes en situación de desamparo.

Sólo durante 2003 un total de 747 niños y jóvenes menores de 23 años murieron víctimas de asesinatos en este país centroamericano, cuya población es de poco más de 11 millones de habitantes.

Si las cifras recopiladas en años anteriores llevaron a la organización a dar la voz de alarma sobre la situación de la niñez y los jóvenes en el país, los casos recogidos durante 2003 presentan una situación aún más grave: el año pasado murieron asesinados 282 jóvenes más que en 2002.

En total, Casa Alianza contabiliza en unos 62 los homicidios de niños y jóvenes cometidos cada mes en Guatemala, y advierte que un tercio de las muertes corresponden a menores de 18 años.

“La limpieza social es una de las explicaciones a la gran cantidad de asesinatos, aunque por la falta de investigaciones, y mucho menos condenas, se conoce muy poco sobre los perpetradores”, advierte la organización, que afirma que “algunos de los cuerpos” de los jóvenes “presentaban señales de tortura, características de algunas técnicas de interrogatorio”.

Según Casa Alianza, la mayor parte de los crímenes contra los jóvenes son cometidos con armas de fuego. Es el caso de Jonathan Culajay, un pequeño de siete años que murió a balazos hace apenas seis meses en la región de Mixco; y de tres niños de 1, 2 y 8 años, que perdieron la vida de la misma forma un mes después del asesinato de Jonathan.

La muerte de estos pequeños parece no importar a las autoridades del país. De hecho, “menos del 5 por ciento” de los asesinatos en Guatemala concluyen jurídicamente con la condena del responsable, afirma Casa Alianza.

A pesar del esfuerzo de organizaciones no gubernamentales, “el índice de asesinatos que quedan en la impunidad es muy alto”, indica Bruce Harris, director regional de Casa Alianza para América Latina, que recuerda que “los países que no cumplen con su obligación de castigar a los autores de las muertes de niños, niñas y jóvenes están violentando sus derechos humanos”.

En este contexto, desde Casa Alianza instan a la Policía Nacional Civil, el Ministerio Público y al Poder Judicial guatemaltecos a “cumplir con su responsabilidad de investigar los asesinatos, presentar pruebas y condenar a los responsables”.

En la actualidad, los abusos físicos y psíquicos, el abandono y la pobreza son las causas más comunes que llevan a los niños y a los jóvenes a vivir en la calle en Guatemala.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) el 40 por ciento de los menores que sobreviven en las calles guatemaltecas tienen entre 13 y 15 años, y muchos consiguen lo justo para vivir a través de pequeños robos.

2004/BJ/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más