Inicio En las zonas serranas de Veracruz, la MM es una sombra latente

En las zonas serranas de Veracruz, la MM es una sombra latente

Por Brisa Gómez, corresponsal

En las sierras de Zongolica y Chicontepec, enclavadas en el estado de Veracruz, las mujeres indígenas saben que pueden morir por el hecho, aparentemente simple, de estar embarazadas o parir a sus hijos.

Sin acceso a servicios médicos de calidad –debido a la lejanía de las clínicas de salud–, la falta de parteras en las comunidades, y el machismo de los varones que les impide acudir a revisión médica, las indígenas de ambas regiones –las más pobres y marginadas de la entidad– viven con la zozobra de que en cualquier momento pueden pasar a formar parte de la lista de víctimas por muerte materna (MM).

Además de la falta de infraestructura sanitaria, las indígenas padecen de la carencia de traductores que les informen en su lengua sobre los servicios a los que tienen derecho.

De acuerdo con cifras del Sector Salud, para el primer semestre del año Veracruz ya se encontraba en el quinto lugar a nivel nacional en cuanto a casos de MM, ya que se tenían registrados 46 fallecimientos.

Chicontepec pertenece al municipio de Tuxpan (al norte del estado), y Zongolica al de Orizaba (en el centro de la entidad).

“SE OCULTA EL PROBLEMA”

La integrante de la organización “Ayudando a Mujeres Indígenas”, en la sierra de Chicontepec, Genara Cruz Juárez denuncia que en la región la muerte materna “se oculta”.

“En los certificados de defunción se cambian las causas para que no se registren y con ello no haya medidas verdaderas de atención para la población indígena, pues siempre dicen que son menos (muertes) de las que hay”, afirma.

La dirigente acusa que desde hace seis meses las autoridades de salud del estado no contratan parteras profesionales para capacitar y actualizar los conocimientos de las indígenas que se dedican a este oficio, a pesar de contar con los recursos para un programa de atención y capacitación durante un año.

“Ya corrió la mitad (del año) y existe el riesgo de que se pierdan los recursos”, critica Genara Cruz, quien además advierte que hay “un severo desprecio por la atención a las mujeres embarazadas de la región, ya que no se están dando los elementos necesarios para su tratamiento con la intención de que tengan un embarazo saludable y controlado”.

VIOLENCIA MACHISTA

En la sierra de Zongolica, las mujeres de origen náhuatl enfrentan el machismo de sus parejas, quienes no les permiten ser revisadas por el personal médico y de enfermería, incluso cuando se trata de mujeres, por lo que se les niega la posibilidad de acceder a los chequeos de control mensual y a que sean atendidas por cualquier complicación en las clínicas o en el hospital de la zona.

La alcaldesa de Zongolica, Lidia Irma Mexhua Campos, explica que a pesar de las pláticas que se han dado y de la concientización en materia de Derechos Humanos de las mujeres, la violencia en contra de la población femenina continúa, especialmente dentro de las familias.

Reconoce que en la región sí se han presentado casos de muerte materna, sin embargo no precisó fechas, pues señaló que este tipo de reportes los maneja la Secretaría de Salud estatal y no da parte al ayuntamiento.

Detalla que a pesar de que muchas mujeres embarazadas de esta sierra han sido afiliadas al programa “Madrinas Obstétricas”, implementado por el DIF y el Sector Salud, todavía un número considerable de ellas carece de atención médica.

11/BG/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content