Inicio » En Latinoamérica, las leyes más restrictivas contra el aborto

En Latinoamérica, las leyes más restrictivas contra el aborto

Por Lizette Becerra Haro

A diferencia de la mayoría de los países del mundo, en donde la tendencia ha sido liberar las leyes sobre el aborto, en América Latina sucede lo contrario: es la región donde existen las leyes más restrictivas.

En mayor parte de la región latinoamericana, el aborto es un delito. La legislación permite también castigos fuertes para las mujeres que obtiene un aborto ilegalmente. En Argentina, por ejemplo la pena para las mujeres es de uno a cuatro años de prisión.

Es igualmente común que los castigos sean también para quienes practican el aborto, como es el caso de Argentina. Chile y El Salvador países donde la penalización es más extrema, ya que es ilegal en todas formas y bajo todas circunstancias.

Frente a esta dura penalización del aborto en América Latina, millones de mujeres con embarazos indeseados se miran obligadas a abortar clandestinamente.

En algunos países de la región el aborto está permitido, bajo ciertas circunstancias: cuando la vida de la mujer está en peligro, cuando su salud está es riesgo o cuando hay producto de una violación. Sin embargo, aunque existan estas vías legales, es muy común que los jueces hagan difícil este camino.

Muchos jueces implican sus creencias religiosas y morales al decidir sobre un permiso para un aborto. En Bolivia, por ejemplo, en 1999, 26 años después de la despenalización del aborto terapéutico, sólo se había practicado un aborto legal.

Pero aún con un permiso legal para el aborto, hay casos donde los médicos se resisten a cumplirlo. Por una parte, algunos médicos temen ser sancionados. Y, al igual que muchos jueces con prejuicios religiosos y morales, se niegan a practicarlo, aunque la mujer tenga el permiso judicial.

Y si una mujer acude al médico, sobre todo a un servicio público, después de recurrir al aborto clandestino y con complicaciones por una intervención incompleta o mal realizada, es frecuente que los encargados de darle atención la maltraten: desde abuso verbal hasta maltrato físico o hacer un legrado sin anestesia.

Así, enfrentadas con el castigo penal y los maltratos, las mujeres que han tenido abortos clandestinos evitan ir a servicios médicos públicos por miedo. En Chile, por ejemplo, 80 por ciento de las denuncias de abortos ilegales contienen información proporcionada por los médicos que atendieron a la mujer en un servicio público. Y el miedo resulta en la muerte de muchas mujeres, ya que no obtienen la atención médica que podría salvarles la vida.

ABORTO CAUSA DE MUERTE MATERNA EN AL

La penalización del aborto en América Latina no ha puesto un alto al aborto. Ha forzado a las mujeres a recurrir a medidas clandestinas, lo que pone en riesgo su salud y su vida. Por eso, la región cuenta con una estadística alarmante: el aborto se encuentra entre la primera y la tercera causa de mortalidad materna.

La penalización afecta especialmente a mujeres de bajos recursos económicos, ya que no tienen el dinero para ir a médicos clandestino más seguros o para salir del país para abortar.

Por eso, en Latinoamérica existe un fuerte movimiento de organizaciones que exigen la despenalización del aborto. El ejemplo más reciente de un avance en este sentido es Colombia, donde el aborto dejó de ser ilegal en cualquier circunstancia hasta mayo de este año, para ser permitido cuando la vida de la mujer está en peligro, cuando el feto tiene defectos y no sobrevivirá fuera del vientre o cuando hay producto de una violación.

Sin embargo, falta mucho camino por recorrer, ya que las nuevas leyes que permiten el aborto terapéutico siguen afectando a muchas mujeres, poniendo en riesgo su salud y su vida.

Fuentes: Grupo de información en Reproducción Elegida, A.C. (GIRE); Center for Reproductive Rights; New York Times: Derecho al aborto en América Latina, 6 de enero 2006; CIMAC: Latinoamérica, por la legalización 25 de marzo 2005.

06/LB/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: