Inicio » En México, justicia colapsada y prensa amordazada: Cacho y Aristegui

En México, justicia colapsada y prensa amordazada: Cacho y Aristegui

Por Federico Campbell Peña

Durante el Foro Cobertura del crimen organizado en la prensa mexicana, realizado por el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) el 7 de junio pasado en Casa Lamm de la Ciudad de México, las periodistas Carmen Aristegui Flores y Lydia Cacho Ribeiro coincidieron en que el país sufre una justicia colapsada y una prensa amordazada ante la ausencia del Estado.

Aristegui recordó el caso de Aleida Calleja, de la Asociación de Radios Comunitarias (AMARC), a quien el subprocurador Juan de Dios Castro Lozano le llamó enemiga del Estado en la reciente visita a México de una delegación internacional sobre libertad de prensa, organizada por la organización Artículo 19 de Londres. En su momento, el diputado Tomás Priego abogó por la renuncia de Juan de Dios Castro, recordó Aristegui.

También hizo memoria del caso del periodista Miguel Ángel Granados Chapa, demandado hace 4 años en Pachuca por lo que escribió en el libro La sosa nostra.

En su intervención, Lydia Cacho recordó su caso, el peor rostro posible de la justicia a los más altos niveles, cuando la Suprema Corte se negó a pronunciarse. Cacho recordó que México es una nueva Tailandia de los pederastas bajo este imperio de impunidad en que se ha convertido el país.

Las periodistas fueron convocadas al Foro por el CPJ de Nueva York y en la reunión participaron también Andrés Oppenheimer, del Miami Herald; Daniel Rosas, de El Mañana de Nuevo Laredo, y Alfredo Corchado, del Dallas Morning News.

Rosas confesó que ejerce la censura para evitar más muertes y ataques en su periódico, como la de Roberto Mora, su editor en el 2004, y el ataque con granadas a sus oficinas en el 2006. A pregunta expresa de Oppenheimer, Rosas dijo: No manejamos la información sobre los capos o bandas de narcotraficantes, a lo mucho usamos boletines oficiales y cables de agencias.

Rosas recordó que a raíz del secuestro y desaparición del reportero Alfredo Jiménez Mota, el diario El Imparcial de Hermosillo también le bajó a la cobertura.

Corchado recordó las amenazas de muerte que ha padecido cuando colocó en el portal del diario un video de una sesión de tortura de los Zetas, por lo que tuvo que salir del país en ese momento. Una de las amenazas provenía de sectores del gobierno federal mas no de narcotraficantes, aclaró.

Joel Simon, directivo del CPJ, dijo que la Fiscalía Especial de Agravios contra Periodistas de la Procuraduría General de la República (PGR) no ha dado los resultados esperados, pero que aún así es necesaria para tener una instancia a nivel federal de conteo de agresiones.

El mismo día en que se realizó el Foro fue clausurada con violencia por la Policía Federal Preventiva (PFP) la radio Tierra y Libertad de Monterrey y una cabeza fue colocada afuera del periódico El Correo de Villahermosa.

La delegación del CPJ, integrada por decanos del periodismo, como el doctor Joshua Friedman, de la Universidad de Columbia, se entrevistó con Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del Distrito Federal, y con Felipe Calderón durante su visita a México, entre otras personalidades.

08/FC/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: