Inicio » En presupuesto para mujeres, triunfo legislativo frente a Fox

En presupuesto para mujeres, triunfo legislativo frente a Fox

Por Rafael Maya

Sin las ríspidas discusiones del año pasado, salvo la intentona de la fracción del PAN por reducir los recursos para la salud de las mujeres, las diputadas federales de la Comisión de Equidad y Género lograron la semana pasada aumentos considerables al presupuesto de egresos para 2003, destinados a programas de atención para la población femenina.

Al proyecto de egresos del presidente Vicente Fox las legisladoras aumentaron 728.79 millones de pesos a los programas etiquetados para la atención de necesidades específicas de las mexicanas.

A decir de la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Patricia Espinosa Torres, el incremento del presupuesto con enfoque de género es de 28.4 por ciento respecto a los recursos aprobados para el ejercicio fiscal 2002.

La titular del Inmujeres se quejó de que a la institución se le asignaron los mismos 231.7 millones de pesos que propuso el Ejecutivo en su proyecto de egresos. Reprochó a la Comisión de Equidad y Género que haya ignorado su petición de otorgar a la instancia 59 millones de pesos adicionales.

No obstante, la funcionaria aclaró que el presupuesto aprobado para el Inmujeres no detendrá sus proyectos para 2003, aunque sea necesario reasignar los recursos de manera interna.

Por su parte, la diputada priísta y presidenta de la Comisión de Equidad y Género, Concepción González Molina, destacó como un logro importante del presupuesto para mujeres el aumento de 503 millones a los recursos destinados a la Secretaría de Salud (Ssa).

Tal incremento fue doblemente importante luego de que las diputadas del PAN que integran esa instancia legislativa, encabezadas por Silvia López Escoffie, intentaron reducir los montos destinados para la salud de las mujeres y reasignarlos a planes asistenciales.

El argumento de las legisladoras panistas era que los programas para mujeres ejecutados por la Ssa en 2002 no presentaron grandes avances, por lo que consideraron restar dinero a esa dependencia para “fortalecer” a las procuradurías de la Defensa del Menor y de la Defensa de la Familia, dependientes del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

A las legisladoras panistas de la Comisión de Equidad y Género poco les importó afectar los programas de atención y prevención del cáncer cérvico uterino y mamario, enfermedades que son las primeras causas de muerte entre las mexicanas.

La molestia de las diputadas del PRI y PRD que integran dicha comisión no se hizo esperar, y el cabildeo entre ellas y la comisión de Presupuesto y Cuenta Pública se intensificó con miras a rechazar la iniciativa panista y demandar mayores recursos a los programas de la Ssa para las mujeres.

Días antes, decenas de organismos civiles por los derechos de la población femenina exigieron a la Cámara de Diputados aumentar los recursos destinados a salud reproductiva, toda vez que la propuesta presidencial preveía ejercer en ese rubro durante 2003 tan sólo 2.22 pesos por mujer en edad reproductiva.

La movilización de los organismos civiles y el cabildeo de las legisladoras del PRD y del PRI rindieron frutos, y finalmente la Cámara de Diputados aprobó destinar 100 millones de pesos para el programa de cáncer cérvico uterino, y la misma cantidad para el de cáncer mamario.

La propuesta del ejecutivo federal incluía cerca de 60 millones de pesos para cada uno de esos programas de la Ssa. El incremento fue de 40 por ciento a lo solicitado originalmente por Fox.

El programa de salud reproductiva también obtuvo 100 millones de pesos, luego de que el mandatario propuso 57.79 millones de pesos.

Otros programas de la dependencia que tuvieron incrementos fueron: “Arranque parejo en la vida”, destinado a reducir la mortalidad materna e infantil, que pasó de 49.4 millones a 75 millones de pesos; “Mujer y salud”, enfocado a insertar la perspectiva de género en el sector sanitario, que se incrementó casi cuatro veces al pasar de 5.7 millones a 20 millones de pesos.

El proyecto para disminuir la violencia contra las mujeres, también dependiente de la Ssa, llegó a 81.38 millones de pesos, de 41.38 millones de pesos que proponía el ejecutivo.

El programa “Mujer en el sector agrario”, dependiente de la Secretaría de la Reforma Agraria, pasó de 51.9 millones de pesos a 200 millones de pesos.

Los recursos para los programas de atención a mujeres migrantes y de difusión de la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación hacia la Mujer (Cedaw), coordinados por la Secretaría de Relaciones Exteriores, ascendieron de 1.7 millones de pesos a seis millones de pesos.

Para el programa “Jefas de familia” se aprobaron 200 millones de pesos; 250 millones al “Hábitat”, ambos de la Secretaría de Desarrollo Social. Esta dependencia, junto con la Secretaría del Trabajo y el INEGI, obtuvieron en conjunto 985.33 millones de pesos en programas etiquetados para mujeres.

El programa de becas a jóvenes embarazadas para que no abandonen sus estudios, a cargo de la Secretaría de Educación Pública (SEP) tendrá 10 millones de pesos. Este año los cinco millones de pesos que se habían aprobado para tal programa no se ejercieron porque, según la dependencia, “se perdieron”.

Además de que detuvieron la pretensión panista de reducir los recursos para la salud de las mujeres, las diputadas del PRD y del PRI consiguieron que se aprobaran mecanismos de vigilancia para la aplicación de los dineros.

A partir de 2003, las dependencias federales tendrán la obligación de presentar estadísticas desagregadas por sexo, así como garantizar la equidad y no discriminación de las mujeres como beneficiarias de los programas.

La evaluación de los programas incluirá también el impacto y resultados de los mismos sobre el bienestar, la equidad y la igualdad.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: