Inicio » En Puebla, se incumple ley que protege a discapacitados

En Puebla, se incumple ley que protege a discapacitados

A más de 10 años de haberse aprobado en el Congreso la Ley de Integración Social de Personas con Discapacidad, la Secretaría de Salud aún no crea dentro del DIF estatal la Comisión Coordinadora que vigile su aplicación, por lo cual persiste la carencia de infraestructura y mobiliario para estas personas, la discriminación y la falta de difusión de la norma.

Lo anterior, pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el 10 por ciento de la población total tiene algún tipo de discapacidad. Estadística, según especialistas, que es la misma para México y Puebla.

No obstante, el sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatal calcula que en la entidad el 5.3 por ciento de las personas tienen algún tipo de discapacidad, es decir, en el estado suman unas 270 mil personas y en el municipio unas 60 mil.

Expertos consultados coincidieron en que a la ciudad de Puebla le falta considerar la movilidad de la población con discapacidad porque no cuenta con la infraestructura necesaria.

A decir de Francisco Rodríguez Reyes, presidente del Colegio de Ingenieros de Puebla, un 90 por ciento de las banquetas no tienen rampas ni cumplen con la normatividad que garantice su acceso equitativo.

Por su parte, la presidente del Colegio de Arquitectos de Puebla, Elodia Márquez Cabrera, criticó el no respetar en las construcciones las disposiciones del Manual Técnico de Accesibilidad que establece las normas mínimas, así como la falta de vigilancia y sanción por parte del ayuntamiento de Puebla.

A su vez, el investigador de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) y especialista en planeación urbana, Francisco Vélez Pliego, aseguró que se violan los diferentes marcos normativos en relación a la accesibilidad a los espacios a la población con discapacidad

El DIF estatal aceptó que aún falta mucho para lograr su inclusión, no obstante aseguró que sus programas están atendiendo a la población. Pero, también, su director, Humberto Aguilar Víveros, reconoció que falta la comisión coordinadora de la ley de personas con discapacidad, ya que sólo existe un consejo que trata los diferentes temas que aborda la institución.

Por su parte, Salvador Sánchez Trujillo, director de Desarrollo de la asociación Majocca, señaló que el principal reto para los DIF estatal y municipal es apoyar a las organizaciones no gubernamentales para aumentar su capacidad de atención.

Por último, Karla Gallardo Fernández, la directora de Recursos Humanos de CINIA, compañía que contrata a gente con discapacidad, instó a las empresas a trabajar con este tipo de población, ya que son personas que tienen otras potencialidades.

SIN RESPUESTA

El diputado perredista y presidente de la Comisión de Salud del congreso local, Miguel Cázares García, explicó que a pesar de que existe una ley para apoyar y atender a la población con discapacidad, ésta no se aplica porque el Ejecutivo no ha dispuesto a través de la Secretaría de Salud la conformación de la Comisión Coordinadora en el DIF que se establece en el artículo séptimo.

Cázares García criticó que a más de dos años que tiene la administración marinista (por Mario Marín, gobernador del estado) no se haya conformado la comisión de la población con discapacidad, por lo que al no haber quien vigile la adaptación de la infraestructura urbana ha sido casi nula en la entidad.

“Sin comisión no hay quien revise la aplicación de la ley y hasta saber cómo funciona podemos proponer los cambios necesarios”, argumentó el legislador local.

El diputado perredista denunció que en julio de 2006 la Comisión de Salud envió un exhorto al gobierno del estado para conformar la comisión, sin embargo a la fecha no ha habido respuesta.

Refirió que el gobierno estatal no crea la comisión coordinadora porque le tiene miedo a la participación ciudadana, lo cual demuestra que tiene un doble discurso, por lo que instó a ser congruentes y concretar la disposición legislativa. Además, aseguró, que no ponerla en funciones implica seguir violando la ley.

POR UNA CIUDAD INCLUYENTE

Por su parte, el especialista Vélez Pliego afirmó que se violan los marcos normativos con respecto a la accesibilidad de los espacios para la población con discapacidad. Puso algunos ejemplos: la calidad de los pavimentos es mala, las banquetas no son planas, ya que tiene las subidas-bajadas para los coches, además de que les faltan las rampas, los cruces para transeúntes no están marcados y los puentes peatonales carecen de los accesos para sillas de ruedas, entre otros.

Señaló que se ha avanzado en algunas cosas, pero que aún le falta mucho, pues en ciudades como Mexicali, Aguascalientes y el Distrito Federal ha habido esfuerzos más claros y constantes.

Recordó la iniciativa que existió en Puebla hace unos 5 años de las rutas para personas con discapacidad que duró menos de un año. “Son propuestas a las que no se les da seguimiento”, criticó.

También solicitó a las autoridades prever que dentro de unos 30 años la mayoría de la gente será de la tercera edad, por lo que es necesario empezar a construir una ciudad incluyente para todos los tipos de ciudadanos.

Por su parte, la presidenta del Colegio de Arquitectos, Márquez Cabrera, aseguró que se viola el Manual Técnico de Accesibilidad, así como el Código Reglamentario Municipal en su título XVII.

También criticó al transporte público, ya que carece de los accesos para personas con discapacidad, así como el espacio suficiente en su interior. Precisó que una adecuada planeación solucionaría los problemas del desarrollo urbano desordenado.

El ingeniero Rodríguez Reyes considera que la ciudad no está pensada para las personas con discapacidad ni de la tercera edad. Según sus cálculos, un 90 por ciento de la infraestructura urbana carece de los implementos para las personas con discapacidad.

LA DISCRIMINACIÓN

De acuerdo a la regidora María Luisa Meza y Viveros, el principal problema para las personas con discapacidad es la discriminación. “En la sociedad poblana aún falta una cultura de respeto hacia las personas que tienen alguna deficiencia física o mental”.

Explicó que son personas igual de valiosas, además de que por su deficiencia desarrollan nuevas cualidades. No obstante, ellas por la discriminación, sienten que no valen lo mismo, por lo que les pidió reconocer lo importante que son.

La presidenta de la Comisión de Grupos Vulnerables calcula que en Puebla existen alrededor de 45 organizaciones que trabajan con personas con discapacidad. Detalló que del total de población discapacitada, el 48 por ciento tienen movilidad limitada, el 15 por ciento discapacidad auditiva, el 20 por ciento, visual y el 16 por ciento mental, explicando que la suma es mayor a cien porque algunas personas tienen más de una discapacidad.

Por otro lado, organizaciones no gubernamentales que trabajan con personas con discapacidad instaron a las dependencias gubernamentales a tomarlas en cuenta para la propuesta y aplicación de las políticas públicas.

Gladys Conde Torres, del Programa de Adaptación Psicosocial Infantil (PAPI), explicó las organizaciones pueden colaborar ya que se especializan en la atención de calidad a las personas con discapacidad.

Por último, Gallardo Fernández de Cinia, empresa que contrata a 150 personas con discapacidad, instó a otras empresas a seguir su modelo para lograr una sociedad incluyente. Criticó al sistema de transporte poblano porque frecuentemente no quiere subir a las personas con discapacidad, por lo que hizo un llamado a las autoridades a sancionar la irregularidad.

Otro ejemplo de una institución que contrata a discapacitados es el Soapap, en el cual laboran cinco invidentes que, gracias a su agudo oído, detectan fugas y tomas clandestinas de agua. “Se ahorran recursos financieros porque no se destruye el pavimento para encontrar la fuga o la toma clandestina”, reveló su director de Operación Hidráulica, Tomás Hernández Leal.

LOS PROGRAMAS OFICIALES

Según datos del DIF estatal, en la Sierra Negra es donde existe mayor número proporcional de personas discapacitadas con un 8 por ciento de la población total, le sigue la Norte con 6, la Mixteca con 5 y al final el Altiplano y el valle de Puebla con 4.5 por ciento.

Aguilar Viveros, director del Sistema del Desarrollo Integral de la Familia, explicó que el DIF está dando ácido fólico, así como se ha mejorado la calidad de los servicios alimentarios para evitar que los niños nazcan con problemas de discapacidad.

Además, dijo que existen 54 unidades básicas de rehabilitación y 12 centros de rehabilitación en donde en el 2006 se atendieron a 230 mil personas.

Cuestionado sobre los servicios en Casa de Ángeles aseguró que la atención sigue siendo de calidad y jamás se ha descuidado el trabajo por atender otros proyectos de asistencia. Aceptó que el DIF tiene una comisión coordinadora para todos los proyectos, pero falta una sólo de personas con discapacidad.

Por último, según datos de la Secretaría de Educación Pública, existen sólo 40 Centros de Atención Múltiple (CAM) que son escuelas que atienden a 2 mil 278 alumnos con discapacidad y 93 Unidades de Apoyo a la Educación Regular que atienden a 12 mil 275 estudiantes.

07/TDJ/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: