Inicio En Saltillo, Iglesia apoya a madres lesbianas y comunidad gay

En Saltillo, Iglesia apoya a madres lesbianas y comunidad gay

Por Sofía Noriega/corresponsal

La Comunidad de Madres Lesbianas de Monterrey invitó a las mujeres de Saltillo que se encuentren en la misma condición a unirse para defender sus derechos.

De visita por esta ciudad, para participar en el ciclo de conferencias Diversidad Sexual, Familiar y Religiosa, organizada por la comunidad San Elredo, Ana de Alejandro Martínez y Briseida Santos Guevara resaltaron que más que lesbianas son personas y luchan por ser tratadas de esa forma.

Ana y Briseida, ambas de 29 años, vieron cumplido su sueño de tener hijos mediante un proceso de fertilización in vitro. Santos Guevara platica que las dos decidieron engendrar hijos en la matriz de Ana, con un óvulo de cada una, aunque los apellidos que llevan los cuates son Alejandro Martínez, debido a que ella los tuvo.

Debido a que yo no los parí, no pueden llevar mis apellidos y este es solo uno de los obstáculos legales a los que nos enfrentamos quienes pretendemos formar una familia diferente, aparte de las críticas de mucha gente dijo Briseida.

Por ahora son 10 las parejas que conforman la asociación, misma que se creó después de conocer el Grupo de Madres Lesbianas de la Ciudad de México. No descartan la posibilidad de unirse bajo la figura del pacto civil de solidaridad que está vigente en Coahuila, sobre todo para aclarar algunas cuestiones de índole legal.

Mi experiencia como madre lesbiana ha sido muy positiva y agradable, hemos encontrado gente optimista en nuestras vidas que nos acepta, señaló Ana de Alejandro.

Aclaró que no le piden permiso a nadie y que tampoco pretenden anunciar que son más felices que los demás, el objetivo es transmitir que merecen respeto porque son personas. Nosotras dos queremos estar en pareja, somos dos mujeres y eso es lo de menos, somos dos personas que nos amamos y decidimos formar una familia, en la que no solo se incluyen nuestros hijos, sino también nuestros amigos.

Comentó que hay muchos homosexuales, transgénero, y bisexuales que están en una situación vulnerable, que necesitan el apoyo de sus parientes y amistades. “Lo que pedimos es que se pongan a pensar que somos personas, ser gay y lesbiana no es un defecto, ni una cosa horrible, simplemente es lo que somos y no es lo único que somos, porque nos desempeñamos como profesionistas, amigos, deportistas, etcétera.

De hecho, Ana perdió una amiga por cuestiones religiosas, ella rechazó su rol de madre lesbiana, eso me dolió, al igual que actitudes de la propia iglesia que ha expulsado a muchachos de los grupos católicos.

SAN ELREDO

No es una novedad que la Iglesia sea criticada por apoyar a los grupos vulnerables como es el caso del impulso que se le da a la comunidad de San Elredo desde la Diócesis de Saltillo, donde el obispo Raúl Vera López acepta y da servicios religiosos a la comunidad homosexual.

El prelado ofició misa ante la comunidad lésbico-gay de esta ciudad para cerrar el ciclo de conferencias Diversidad Sexual, Familiar y Religiosa, encuentro organizado porla comunidad de San Elredo,cuyo tema central fue el de la religión y la homosexualidad.

Al hacer referencia al evangelio leído ayer domingo, indicó Veraque de la misma forma los samaritanos eran vistos como impuros, idolatras y paganos y Jesús rompió el cerco para estar con ellos.

La comunidad San Elredo en nuestra perspectiva de la pastoral diocesana está integrado por personas que el mismo tiempo que trabajan por su dignidad en el espíritu cristiano realizan una serie de actividades para iluminar con el evangelio a la comunidad homosexual, señaló el sacerdote.

Añadió: No podemos encerrar en un especie de coto racista a los seres humanos, así empezamos con los migrantes, a los ojos de muchos eran malandrines y tuvimos que andar de barrio en barrio para crear un lugar para recibirlos.

Algunos sectores de la sociedad saltillense e incluso desde el interior de la Iglesia católica no se ha visto con buenos ojos el apoyo irrestricto que Vera ha proclamado al organismo, cuyo objetivo es sensibilizar a la población con respecto al dilema de tener preferencias sexuales diferentes.

Por su parte, la coordinadora de San Elredo, Deyamira Martínez, expresó que en la mayoría de las religiones que se practican en México prevalece la discriminación hacia los homosexuales. Los jerarcas se escudan en Dios, para decir que uno está mal, que uno se va a ir al infierno y por lo tanto tengo derecho a no permitirte ser un ser humano. Indicó que se vinculan los preceptos religiosos con los estigmas sociales, se escudan en frases o parábolas para discriminar.

08/SN/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content