Inicio En Túnez, a violadores se les perdona y a víctimas se les castiga

En Túnez, a violadores se les perdona y a víctimas se les castiga

Por la Redacción

Las lagunas legales en Túnez permiten que los violadores sexuales y los agresores de mujeres queden impunes, mientras que a las víctimas se les castiga por denunciar, advirtió Amnistía Internacional (AI).
 
En su informe “Atacada y acusada: violencia sexual y de género en Túnez”, que se publicó el pasado 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, AI señala que el país norafricano sigue sin proteger a las sobrevivientes de violencia sexual.
 
En un comunicado, Said Boumedouha, director adjunto del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de AI, dijo que las leyes arcaicas, una policía ineficaz y arraigados estereotipos de género hacen difícil que las mujeres denuncien ante la justicia, por lo que son necesarias reformas legales.
 
De acuerdo con la organización humanitaria, en el mundo árabe Túnez ha sido un país “líder” en romper tabúes y hacer avanzar los derechos femeninos, pero los violadores y secuestradores de mujeres adolescentes quedan impunes si se casan con la víctima.
 
Además, a las mujeres que denuncian violación conyugal o violencia en el hogar las avergüenzan para que retiren las denuncias.
 
En tanto, las personas homosexuales que denuncian abusos tienen más probabilidades de ser procesadas que sus agresores, porque en algunos casos son los propios policías los autores de los abusos.
 
El informe de AI recoge entrevistas con decenas de personas que vivieron agresión física y sexual, violación, violencia intrafamiliar y acoso sexual. Entre las víctimas hay mujeres y niñas, personas de la comunidad lésbico-gay, y en condición de explotación sexual comercial.
 
“Todas ellas se encuentran con obstáculos legales o sociales cuando denuncian las agresiones que han sufrido, y además reciben un apoyo médico y social inadecuado”, abundó el organismo internacional.
 
Las mujeres y las niñas de ese país viven en una sociedad que da más importancia a conservar el “honor” de la familia a que los agresores sean castigados. Se suma que casi la mitad de las mujeres tunecinas (47 por ciento) ha sufrido violencia, según la única encuesta nacional sobre el tema realizada en 2010.
 
Igualmente, para AI las leyes sobre “indecencia” y la penalización del adulterio con cinco años de cárcel también pueden ser utilizadas para castigar a las sobrevivientes de violencia sexual.
 
Lo anterior contrasta con la Constitución de Túnez de 2014 que garantiza la protección a las mujeres, la igualdad de género y la no discriminación. También incluye otras salvaguardas que protegen los derechos de las personas de la comunidad homosexual, y garantiza el derecho a la vida privada y la libertad de expresión.
 
No obstante, AI pidió a Túnez impulsar reformas para poner fin a la discriminación y la violencia de género, tales como garantizar que las sobrevivientes tengan acceso a la salud y la justicia sin prejuicios sociales y legales; una ley integral de violencia contra las mujeres y las niñas; derogar leyes lesivas, y reconocer la violación en el matrimonio como un delito, entre otras.
 
15/AGM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content