Inicio » Energía, petróleo y derechos humanos

Energía, petróleo y derechos humanos

Por la Redacción

Durante mi participación en el noveno foro internacional de la Asociación para los Derechos de la Mujer y el Desarrollo (AWID, en inglés), celebrado en Guadalajara del 3 al 6 de octubre, me preocupó que censuraran un tema tan importante como lo es la energía renovable: simplemente estuvo prohibido en las mesas de discusión.

Qué curioso, las feministas hablaron sobre desarrollo sostenible, ecología y equidad, o sobre los problemas del agua y de la alimentación en el contexto de la globalización, pero cuando intervine al final de las ponencias para expresar mi punto de vista manifesté que lograr cambios sustanciales en esta materia del agua y de la alimentación sería muy complicado mientras continuáramos con este sistema energético fósil y nuclear.

Y lo digo porque hasta ahora hemos sufrido terribles impactos que están destruyendo los elementos esenciales de la vida, como el agua, el aire y la tierra, pero sobre todo lo social: cada vez hay más pobres en el mundo.

Sin embargo la respuesta que obtuve por parte de uno de los ponentes fue que la energía fósil no es en sí negativa: lo negativo es el uso que le da el hombre o la mujer.

Esto me lleva a recordar la conferencia organizada por la ONU sobre desarrollo y medio ambiente en Río, en 1992, donde sistemáticamente se excluyó el tema de la energía como causa principal de los grandes problemas de la humanidad enumerados en la famosa agenda 21. Para pensar en la coyuntura podríamos mencionar, por ejemplo, la guerra que George W. Bush pretende iniciar en Irak.

Además, el sentimiento que tuve durante el foro fue de contradicción: entre la alta capacidad intelectual de análisis, combinado con la militancia de muchas de las mujeres, y la ausencia del tema de la energía en un evento sobre derechos humanos y desarrollo.

La considero una omisión grande porque se pierde la oportunidad de profundizar la temática de este foro, ir más allá del enfoque institucional, ir a las raíces de los problemas del desarrollo y, ante todo, llegar a propuestas alternativas, factibles y viables que son las energías renovables para salir de este dilema y configurar un futuro mejor.

Y concluyo, como al principio, que fue censura porque durante una sesión plenaria se me acercó una de las ponentes para expresarme que estaba de acuerdo con mi punto de vista, pero que no lo pudo decir por un acuerdo previo en AWID de no tocar el tema de la energía en este foro.

*Helga Jäger es integrante de la Asociación Nacional de Energía Solar (ANES),
de México, y de la Asociación Europea de Energías Renovables (Eurosolar), con sede en Alemania.

       

atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: