Inicio Enfrentarán crisis laboral mujeres profesionistas

Enfrentarán crisis laboral mujeres profesionistas

Por Lourdes Godínez Leal

El panorama para las mujeres profesionistas en 2010 es poco alentador, a pesar de que representan 50 por ciento de la matricula universitaria, tendrán pocas oportunidades para ejercer su carrera universitaria, pues en ese año la demanda de trabajo sobrepasará a la oferta.

Así lo expresó Olga Bustos, del Colegio de Académicas Universitarias, durante el V Congreso Iberoamericano de Ciencia, Tecnología y Género, que se realiza en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La académica enfatizó que a pesar de la incursión de las mujeres en carreras que han sido consideradas como “masculinas”, las desigualdades en el ámbito laboral y salarial permanecen.

Muestra de ello, indicó, es la carrera de enfermería, en la que a pesar de estar integrada casi en su totalidad por mujeres, los enfermeros ganan dos mil pesos más que ellas.

Según datos de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), para 2010 se mantendrá la misma composición en los espacios educativos que en 2006, 51.3 por ciento de mujeres y 48.7 por ciento de hombres.

La académica de la máxima casa de estudios explicó que aún persisten carreras que son consideradas como masculinas o femeninas, por ejemplo, las mujeres representan 66 por ciento en el área de humanidades, 30 por ciento en ingenierías y tecnologías y 27 por ciento en ciencias agropecuarias.

En esta última hubo un repunte de la presencia femenina, mientras que en 1970 se ubicaba en 11 por ciento, en 2003 llegó a 27 por ciento; aún así, esa cifra significa la cuarta parte del total.

En el área de Ingeniería la participación de las mujeres pasó de 14 a 30 por ciento en el mismo periodo; tampoco sobrepasa la tercera parte.

La académica explicó que las carreras o áreas del conocimiento que se han diferenciado por su elevada población femenina, siguen siéndolo y más aún esta característica, se ha acentuado.

En cuanto al posgrado, Bustos enfatizó que se observa una reducida participación de las mujeres. En 1998 la participación femenina en maestría se ubicaba en 71 por ciento, cifra que se redujo en 2001 a 69 por ciento.

En cambio, el ingreso de mujeres al doctorado se incrementó seis por ciento en los últimos tres años.

Algunas de las carreras que se han “feminizado” son: Planeación, Ingeniería textil, Bioquímica, Ecología, Química y Agropecuaria. Cabe señalar que en 1983 no había mujeres estudiantes de Ecología, pero en 2001 su presencia llegó a 50 por ciento.

La investigadora de la máxima casa de estudios insistió en la necesidad de trabajar desde el ámbito académico en políticas públicas con equidad y género, pero consideró necesario abarcar otros ámbitos como el laboral y el familiar, por lo que propuso la creación de redes de apoyo entre investigadoras y científicas.

04/LGL/GBG/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más