Inicio Entre 10 y 22 millones desempleadas por la crisis: OIT

Entre 10 y 22 millones desempleadas por la crisis: OIT

Por Redaccion

La crisis global del empleo podría empeorar en 2009 y el número de desempleadas y desempleados podría crecer hasta alcanzar entre 24 y 52 millones de personas, pero la recesión será más perjudicial para las mujeres que para los hombres de América Latina y el Caribe, anticipa la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En su informe anual “Tendencias Mundiales del Empleo de las Mujeres” (GET), la OIT prevé que en este contexto de inestabilidad, nuevos obstáculos saldrán en el camino hacia el crecimiento sostenible y socialmente equitativo, y hará todavía más difícil el trabajo decente para las mujeres.

Las únicas regiones en las cuales es probable que las tasas de desempleo sean menos negativas para ellas son: Asia Oriental, las economías desarrolladas y la región conformada por los países del Sudeste de Europa que no pertenecen a la Unión Europea y los países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), en los cuales la brecha de género era menor en términos de oportunidades de trabajo antes de la actual recesión, señala la OIT.

El documento añade asimismo que de las tres mil millones de personas empleadas en el mundo en 2008, mil 200 millones eran mujeres (40.4 por ciento); pero en 2009, la tasa de desempleo mundial femenino podría aumentar hasta 7.4 por ciento, comparada con siete por ciento de los hombres.

La OIT estima que la tasa de desempleo mundial podría aumentar entre 6.3 y 7.1 por ciento, con su respectivo aumento en la tasa de desempleo femenino de entre 6.5 y 7.4 por ciento (comparado con entre 6.1 y 7.0 por ciento para los hombres), que en conjunto generará un aumento de entre 24 y 52 millones de personas desempleadas en el mundo, de las cuales entre 10 y 22 millones serán mujeres.

Al mismo tiempo, la OIT estima que la tasa de empleo vulnerable en 2009 podría oscilar entre 50.5 y 54.7 por ciento para las mujeres, y entre 47.2 y 51.8 por ciento para los hombres, y señala que si bien la carga que representa la vulnerabilidad es todavía mayor para las mujeres, la crisis está empujando a una mayor cantidad de hombres hacia empleos vulnerables comparado con 2007.

EL DESTINO: MUCHOS TRABAJOS CON BAJOS SALARIOS

“Tasas de empleo femenino más bajas, un control más débil sobre la propiedad y los recursos, la concentración en tipos de empleo informales y vulnerables con ingresos más bajos y una menor protección social, son todos factores colocan a las mujeres en una posición más débil que los hombres en tiempos de crisis”, dijo Jane Hodges, jefa de la Oficina para la Igualdad de Género de la OIT.

Hodges agregó que “las mujeres pueden hacer frente a esta situación trabajando horas extraordinarias o realizando múltiples trabajos con bajos ingresos, pero aún así deben continuar cumpliendo con sus obligaciones de cuidado no remuneradas”.

El director general de la OIT, Juan Somavia, dijo que la igualdad de género debería ser un principio fundamental en cualquier respuesta política, ya que los efectos de la crisis económica y financiera superan el ámbito de las mujeres en el mundo del trabajo y tienen un impacto en la estabilidad general de la sociedad, considerando los diversos papeles que desempeñan las mujeres.

En una declaración formulada en ocasión del Día Internacional de la Mujer, Juan Somavia dijo: “La desigualdad de género en el mundo del trabajo está entre nosotros desde hace tiempo, pero es probable que se acentúe como consecuencia de la crisis.

En tiempos de turbulencia económica, las mujeres con frecuencia experimentan las consecuencias negativas con mayor rapidez y se benefician de la recuperación más lentamente. Y ya antes de la crisis, la mayoría de las trabajadoras eran parte la economía informal, con ingresos más bajos y menor protección social”.

NECESARIO EL DIÁLOGO SOCIAL

Juan Somavia citó un número de medidas políticas que podrían ayudar a equilibrar el peso que cargan las mujeres y enfrentar el impacto de la globalización, por ejemplo: empleos sostenibles y de calidad tanto para hombres como mujeres, una protección social más amplia, incluyendo beneficios de desempleo y sistemas de seguro que reconozcan la posición vulnerable de las mujeres en el mercado del trabajo, y un diálogo social que las incluya de manera activa en los procesos de toma de decisiones.

09/LAG/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content