Inicio Equidad de género esencial para nuevo modelo de desarrollo

Equidad de género esencial para nuevo modelo de desarrollo

Por Gladis Torres Ruiz

Abrir más espacios a las mujeres en la economía formal e incrementar sus ingresos constituye una medida inteligente a corto y largo plazo para enfrentar las crisis económicas y combatir la pobreza, señaló Mayra Buvinic, directora del Sector Género y Desarrollo del Banco Mundial.

Durante la inauguración, ayer por la noche en la Ciudad de México, de la Conferencia Internacional sobre Descentralización, Poder Local y Derechos de las Mujeres, la representante del Banco Mundial (BM) aseguró que la participación de las mujeres en la economía formal en el mundo es particularmente difícil.

“Las mujeres tienen especial dificultad para acceder a créditos, a la tierra y al mercado laboral, situación de desventaja que ocurre incluso en países desarrollados”, señaló.

En Italia, por ejemplo, se cobra tasas de interés más altas a las mujeres que encabezan pequeñas empresas en comparación con las que son dirigidas por varones, aseguró Mayra Buvinic.

Refirió que si bien en los últimos 15 años el acceso de las mujeres a algunos sectores como la educación se ha incrementado, el acceso a los mercados comerciales modernos es desigual, por ello llamó a los países a garantizar más espacios para las mujeres en este sector.

EQUIDAD, GRAN DESAFÍO

Durante el evento, convocado por instancias del gobierno de Canadá, órganos del Sistema de las Naciones Unidas y el Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Rebeca Grynspan, directora regional para América Latina y el Caribe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), afirmó que resulta significativo que esta Conferencia se realice en la Ciudad de México.

“México es un país con 2 mil 438 municipios, con mucho camino recorrido y muchos desafíos todavía por recorrer en materia de equidad. Hablar de descentralización, poder local y derechos de las mujeres en América Latina refiere a un tema central: la equidad”, dijo.

“En los últimos 20 años el tema de la pobreza estuvo en la agenda de la región, sin embargo no el de la equidad, con excepción, probablemente “única”, del movimiento de mujeres que enarbolaron la bandera de equidad de género consistentemente durante todos estos años”, afirmó.

Aseguró que América Latina, es el la zona más desigual del Continente: desigualdad en el reparto de la tierra, desigualdad de etnia y raza, desigualdad de género. La información desagregada por municipio desnuda estas desigualdades, que pueden mejorar a través de la descentralización.

DISTRIBUIR RECURSOS, LA CLAVE

Grynspan precisó que la descentralización no se trata de que los gobiernos centrales se desentiendan de los locales y que los lugares de mayor desarrollo relativo se desentiendan de la solidaridad con los de menor desarrollo. Se trata de una distribución de recursos a nivel territorial, elemento fundamental para una mayor equidad y una buena descentralización.

En este sentido, Cecilia Martínez, directora regional para América Latina y el Caribe del Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (NU-HABITAT), señaló que es desde las acciones de los gobiernos locales desde donde se puede construir un nuevo modelo de desarrollo en el que la perspectiva de la mujer se vuelve indispensable.

“Cuando restringimos la vida de la mujeres en la ciudad, afectamos la vida de las mujeres, de la familia, de la ciudad, ya que son ellas los actores principales de articulación entre el hogar, la comunidad y la propia ciudad”.

En tanto, Margarita Zavala, presidenta del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) nacional, consideró que para medir con certeza las desigualdades económicas y de género en el país es necesario no perder de vista la situación a nivel local, en lugar de destacar las cifras nacionales.

La Conferencia Internacional sobre Descentralización, Poder Local y Derechos de la Mujer, tiene lugar del 18 al 21 de noviembre de 2008 en Ciudad de México. En ella se examina el impacto que las políticas de descentralización y la participación de la mujer en el gobierno local han tenido sobre los derechos de las mujeres y su acceso a los servicios públicos.

DESCENTRALIZACIÓN, ESTRATEGIA GENERALIZADA

Según información del Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (IDRC, por sus siglas en inglés) de Canadá, en el hemisferio sur la descentralización se ha convertido en una estrategia generalizada de desarrollo, que está transformando la estructura de gobernabilidad.

Especialistas del IDRC afirmaron que se han presentado políticas de descentralización como componentes que fortalecen la democracia y la participación ciudadana, especialmente entre aquellos que han sido marginados de los procesos de toma de decisión del gobierno.

Las especialistas señalaron que la gobernabilidad descentralizada (local) se convierte en un medio apto no sólo para promover una gobernabilidad democrática, sino también una repartición más equitativa de oportunidades y responsabilidades económicas.

A partir de esta argumentación se suele inferir sin mayor cuestionamiento que la tendencia mundial hacia la descentralización de la toma de decisiones públicas, la asignación de recursos y la prestación de servicios también favorece a las mujeres” puntualizó el IDRC.

08/GT/VR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content