Inicio Equidad de género, la mejor arma contra la pobreza

Equidad de género, la mejor arma contra la pobreza

Por Ana Muñoz

Agencias internacionales y expertos de todo el mundo denuncian que nacer mujer implica más probabilidades de marginación. El último informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Población (UNFPA, por sus siglas en inglés) subraya la necesidad de acabar con la discriminación de las mujeres para erradicar la pobreza.

Una mayor inversión en educación, en salud reproductiva y en promulgar leyes que garanticen la igualdad de oportunidades entre géneros haría posible el fin de la pobreza en el plazo que se marcó en el año 2000, durante la Cumbre del Milenio celebrada en Nueva York, informa Bolpress.

“Por menos de 200 mil millones de dólares, el equivalente a 50 centavos diarios por cada persona que vive en una situación de extrema pobreza, el mundo podría relegar la pobreza para el 2015”, explica la directora ejecutiva de UNFPA, Thoraya Ahmed Obaid.

Hoy, todavía 600 millones de mujeres son analfabetas frente menos de 320 millones de hombres en la misma situación. En el Africa Subsahariana, menos de 50 por ciento de las niñas tiene acceso a la escuela. Sin embargo, está demostrado que una niña con educación mejora sus condiciones de vida y las de su familia. Así, por cada tres años de educación de una niña, ésta tendrá un hijo menos y la tasa de mortalidad infantil se reduce en casi 25 por ciento.

El acceso de la mujer a la economía en pequeña escala mejora sensiblemente la calidad de la familia. En la mayoría de los casos, el trabajo de la mujer no es reconocido y no es remunerado. Está comprobado que las mujeres invierten más que los hombres en mejorar las condiciones de las hijas, los hijos y las personas a su cargo. No obstante, el camino es aún largo. Según el Banco Mundial, las mujeres del mundo desarrollado ganan 77 centavos por cada dólar que ganan los hombres; en los países empobrecidos, esa proporción es de 73 a uno.

Cada año muere más de un millón de mujeres y niñas debido a complicaciones relacionadas con el embarazo; en ese mismo lapso se practican cerca de 20 millones de abortos en malas condiciones. Estas cifras demuestran la importancia de invertir en la salud de las mujeres. En los países del norte, donde ellas cuentan con orientación y una mayor educación, el número de embarazos no deseados no supera los 80 millones.

El control demográfico es uno de los más graves problemas al que nos enfrentaremos en los próximos años. Estudios de la Organización de las Naciones Unidas alertan que en el año 2050 la población de la Tierra superará los 9 mil millones de personas. Además, este crecimiento, en su mayor parte, ocurrirá en los 50 países más pobres, donde se prevé que la población puede aumentar en más del doble.

La violencia por motivos de género es una de las formas más brutales de discriminación; no conoce fronteras ni clases sociales y causa más muertes y daños a las mujeres que el cáncer. Según el informe de la UNFPA, una de cada tres mujeres en el mundo es apaleada, obligada a mantener relaciones sexuales o víctima de abusos.

La violencia contra la mujer es una de las cuestiones pendientes tanto en el Norte como en el Sur del mundo. La aplicación de las leyes, un poder judicial fuerte para eliminar la impunidad, una educación en valores y la movilización de la sociedad civil y los líderes de opinión son los ingredientes de la receta que propone esta agencia de las Naciones Unidas para prevenir y erradicar la violencia de género.

05/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más