Inicio Ernestina Ascencio sí fue violada

Ernestina Ascencio sí fue violada

Por María de la Luz Tesoro

No, no es posible que el Procurador de Justicia del Estado de Veracruz, Emeterio López Márquez, siga sosteniendo que la señora Ernestina no había sido violada; y que los familiares, ahora en manos de la procuraduría, ya no exijan el castigo de los culpables de su muerte.

Así se expresó el presidente municipal de Soledad Atzompa, Javier Pascuala, al entrevistarse el pasado 5 de mayo con las diputadas federales Maricela Contreras y Valentina Batres.

En el encuentro, realizado en la Sierra de Zongolica, Pascuala aseguró que la gente del pueblo no sale de su asombro, disgusto y decepción, al ver como la propia familia de la señora Ernestina y las autoridades de Veracruz tergiversaron el caso.

“Ahora resulta que no fue violada. La gente apoyaba a la familia y era su aliado, pero ahora con esta situación, pues se decepcionan”, dice.

Pascuala narró lo vivido junto con la familia, cuando el 25 de febrero Ernestina Ascencio fue encontrada presuntamente violada y asesinada por elementos del ejército.

SUS PALABRAS

Miguel Castro de Jesús, amigo de la señora Ernestina, dijo que el 26 de febrero la encontró en su casa amarrada y ultrajada por los militares, eso es falso, porque después del ultraje perpetrado por elementos del Ejército fue tirada a la orilla de una ladera.

La señora Martha, su hija, la encontró grave, dijo que cuando ella la encontró y al tiempo que la quiso voltear para colocarla boca arriba le preguntaba: Mamá, mamacita, qué te paso, pero ella no respondía. De inmediato, Martha mandó a la niña (su hija) por un jarro de agua a la casa, debido a que a doña Ernestina la encontraron a unos 150 ó 200 metros de donde vive su hija, y a unos 500 metros de donde ella vivía.

Como demoraba la niña con el jarro de agua, Martha fue a encontrarla. En el camino se encuentra con dos vecinos, de nombres José y Luis, a los que les pide su ayuda para levantar a doña Ernestina, los señores la acompañaron hasta donde estaba tirada su mamá y le dieron el agua.

Minutos después Martha vuelve a preguntarle a la señora qué es lo que le había pasado. Doña Ernestina en su lengua náhuatl, en nuestra lengua, dijo: “Se me echaron encima, gente que viene de fuera”.

Alfredo, su yerno, dijo pues hay que llevarla con un doctor particular para que la atiendan inmediatamente; por eso fue que acudimos con el médico, de nombre Marcos García, de aquí de Ciudad Mendoza, una vez ahí nos dijo que tenía que internarse, por lo que nos mandó a una clínica, que aquí esta muy cerca, se llama Los Ángeles.

Pero, después de 20 ó 30 minutos llegó el ingeniero René Huerta, con uno de los hijos de la señora, yo estaba adentro en el pasillo de la clínica y no alcance a ver cuál de ellos había llegado, si con Julio o con Francisca. René entra y me dice ya llegó uno de sus hijos y vengo con él, pide que la señora sea trasladada al hospital de Río Blanco.

El doctor García, en ningún momento dijo no, él dijo no hay ningún problema, vamos a hacer un reporte médico, porque este es un problema (se le dijo que había sido una violación) y a la mejor mañana me preguntan y aquí lo tengo, por eso hay que hacer un reporte médico.

El reporte no decía que tenía la señora porque ahí no la revisaron, sino que sólo le dieron los primeros auxilios. El doctor García, de la clínica de Los Ángeles, dijo “si se la llevan es bajo su responsabilidad”, eso dijo. No lo escuchó René Huerta porque estaba afuera.

Cuando llegué al hospital, la secretaria nos dijo que el médico legista ya estaba informando a la familia que sí había sido violación, que fue violada por la parte recta y de frente, que le habían reventado un intestino y que al día siguiente, como a las 9:00 de la mañana, la iban a operar a la señora.

La que nos informó creo que era la médico legista, doctora Ramírez, la del Ministerio Público es la doctora Catalina Rosales, ella es la que toma la nota. Ahí René Huerta le pidió que lo que les habían dicho los familiares lo hicieran por escrito. Ella dijo que no porque eso tenía que ser integrado en la investigación previa, pero que posteriormente los familiares podían solicitar una copia.

Fue a mi secretario al que al otro día le informan que ya había muerto. La señora fulana de tal falleció a las 6:30 de la mañana, los familiares ya vinieron por el cuerpo, ya se les entregó y ya la llevaron, tiene como 15 ó 20 minutos que se fueron.

¿MUERTE NATURAL?

Sí, se confirma la violación. Lo lamentable es que ahora determinen que fue una muerte natural. El mes de abril, aquí tengo apuntada la fecha de cuando fue la reunión con los diputados, el día 16 de abril, cuando se reúnen los diputados federales en Jalapa, es donde ya ahí se confirma que la violación sí existía por parte de los sardos.

Y eso, entonces ahora por qué dice que no hubo violación, el procurador de estado. Yo no pude asistir, pero después de las reuniones que han venido sosteniendo la familia con las autoridades del estado, ahora ya tergiversan la situación y dan por hecho de que no hubo violación.

Ahora está disgustado el pueblo, porque dice que cómo es posible que el procurador del estado siga sosteniendo que la señora Ernestina no había sido violada: Ahí deberían actuar conforme a derecho para que se investigue y se encuentren a los culpables, se castiguen y el pueblo se tranquilice.

Pero ahora que conocen esta versión lo lamentan, porque el problema que se está viendo es que los familiares son los que ya cayeron en manos de la procuraduría del estado para tergiversar este asunto.

Entonces el pueblo está inconforme por lo de los familiares, si los familiares seguían exigiendo que se castigara a los culpables, pues el pueblo de Atzompa que es un aliado de la familia estaba apoyándolos; pero ahora, que hay esta situación, el pueblo se decepciona por la actitud de la familia.

LA CNDH

Pascuala remata su denuncia, diciendo a las diputadas que la CNDH conoce el testimonio de Marta, “la hija de Ernestina dijo que era una violación, por eso entró el traductor de la Comisión. ¿Ahora resulta que no es cierto?”
07/MLT/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content