Inicio Es el aborto problema de salud pública en Latinoamérica

Es el aborto problema de salud pública en Latinoamérica

Por Román González

La práctica clandestina del aborto en América Latina en condiciones de riesgo es un problema de salud pública y justicia social que sólo podrá ser solucionado por una política integral de prevención y atención adecuadas a la realidad, aseguró hoy Frances Kissling, presidenta mundial de la organización Católicas por el Derecho a Decidir.

En la reunión de dos días Estrategias Para Promover Reformas a las Leyes del Aborto, que concluye mañana miércoles, Kissling señaló que el objetivo es compartir las experiencias de la organización a su cargo y otras involucradas en promover reformas legislativas para la despenalización del aborto.

Ante mujeres de Uruguay, México, Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Chile, Puerto Rico, Perú y Nicaragua, indicó que es necesario fortalecer esfuerzos entre instituciones que están involucradas.

En esta reunión latinoamericana están representadas las redes y campañas más importantes de la región para discutir estrategias e identificar obstáculos relacionados con el tema de las leyes asociadas al aborto. El evento es organizado por Católicas por el Derecho a Decidir México.

Destacó que la despenalización del aborto es una necesidad para salvar vidas de mujeres en esta región.

Ante más de 60 mujeres explicó que el aborto clandestino e inseguro está entre la segunda y tercera causa de muerte materna “pensamos que son importantes las experiencias que tenemos en cada país con relación a este tema”.

Así, concluyó, que compartir experiencias de defensa y gestión que se están llevando a cabo en América Latina para promover la despenalización del aborto son importantes para plantear estrategias para actividades encaminadas a este objetivo.

URUGUAY

Lilian Abracinskas, representante de la Coordinadora Nacional de Organizaciones por la Defensa de la Salud Reproductiva de Uruguay, hizo un recuento de las acciones llevadas a cabo en su país para proteger salud de las mujeres.

Recordó que el 10 de diciembre de 2002 Uruguay conmemoró el Día de los Derechos Humanos con la aprobación en la Cámara de Diputados del proyecto de Ley de Defensa de la Salud Reproductiva.

Señaló que en su artículo cuarto, la Ley permite la interrupción del embarazo hasta las 12 semanas cuando la mujer considere que no puede continuar con él.

Para Abracinskas, su país ha comenzado a resolver una injusta deuda que desde hace 64 años tenía con la población en general y en particular con las mujeres uruguayas, que representan el 52 por ciento del electorado.

La aprobación de esta Ley, concluyó, jamás obligará a ninguna mujer a abortar “pero sí estaríamos respondiendo como sociedad a una de las injusticias que golpea cotidianamente a miles de ciudadanas que tienen derecho a vivir en un país verdaderamente democrático, laico y plural”.

El domingo pasado se conmemoró el Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe. Cifras de Naciones Unidas indican que cada año se realizan en el mundo 46 millones de abortos clandestinos, mientras en Latinoamérica mueren por ello seis mil mujeres en forma anual.

2003/RO/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más