Inicio Es la misoginia problema de salud pública

Es la misoginia problema de salud pública

Por la Redacción

Emilio Alvarez Icaza, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) sugirió que la misoginia debería ser considerada como un problema de salud pública pues, al igual que la violencia, lacera la dignidad de los seres humanos y en este caso, de las mujeres.

Durante su participación en las mesas redondas que se llevaron a cabo en la Universidad Nacional Autónoma de México con la ponencia La Misoginia en los Derechos Humanos, el ombudsman capitalino indicó que aunque existen varios instrumentos internacionales la aplicación de los derechos humanos no es igual para hombres y para mujeres.

Datos proporcionados por el ombudsman tomados del Informe Mundial sobre Violencia y Salud indican que 800 mil mujeres mueren cada año por violencia.

La misoginia, indicó no solo es el maltrato físico, la devaluación de la persona, sino humillaciones, insultos e incluso heridas con armas de fuego o desigualdad en la impartición de justicia.

Alvarez Icaza ejemplificó casos de misoginia y refirió que el 70 por ciento de las migrantes sufren violencia y el 60 por ciento de ellos violaciones sexuales durante su viaje. Indicó que el 96 por ciento de las denuncias son presentadas por mujeres en tanto que existen 35 mil denuncias por violencia familiar, lo que implica mas de 95 casos al día.

Al referirse a los derechos económicos, sociales y culturales, dijo que el 52 por ciento de la población está integrada por mujeres y entre sus derechos se encuentran la salud, a una vivienda, a una educación no sexista, entre otros, pero en la práctica, dijo continúan las desigualdades para acceder a estos derechos por condición de género.

En el ámbito laboral señaló que según una encuesta de la Universidad Obrera realizada en 2001, había entonces 13.3 millones de mujeres trabajadoras, el 90 por ciento recibía de cero a cinco salarios mínimos y un millón trabajaba sin recibir pago alguno por su trabajo.

También reveló que una tercera parte de la población económicamente activa son mujeres quienes perciben 11 por ciento menos de salario de los hombres.

En cuanto a la impartición de justicia, el ombudsman capitalino dijo que existen diferencias sustantivas en la provisión de los servicios a mujeres en reclusorios, así por ejemplo, no existen servicios médicos para atender las necesidades de las mujeres en reclusión.

Explicó que en México aunque se ha avanzado en la sensibilización de los ministerios públicos, a las mujeres se les castiga y penaliza más por los mismos delitos que a los hombres.

Los delitos por los que las mujeres son sentenciadas son en un 23 por ciento contra la salud, en comparación con los hombres a quienes se les sentencia solamente en un cinco por ciento por el mismo delito, las mujeres, dijo, son utilizadas como transportadoras de la droga y están en el último eslabón de la cadena del narcotráfico.

Icaza dijo que la misoginia no se podrá combatir en tanto no se construya una nueva cultura de la masculinidad y en ese sentido dijo que los hombres no se han replanteado sus códigos.

Insistió en la necesidad de revisar cómo se están relacionando con sus hijas, hijos, con las mujeres y con otros hombres para generar acciones y poder cambiar esta situación cultural.

2003/LGL/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más