Inicio » ¿Es posible terminar con el Sida?

¿Es posible terminar con el Sida?

Por Eugenia López Uribe*
vihmono01pruebadeadnmexicocommx

La respuesta al VIH ha cumplido 35 años y Naciones Unidas ha pasado del llamado por el aceleramiento de la respuesta hacia un nuevo compromiso para acabar con la epidemia.
 
Después de haber presenciado avances significativos en las áreas científicas, estamos en un momento histórico en el que tenemos todos los recursos que requerimos para detener la epidemia y sin embargo, seguimos experimentando barreras para lograrlo debido al estigma y la discriminación que prevalecen en las áreas más cotidianas.
 
Este mes de junio se aprobó en la ONU la Declaración Política “Terminando con el Sida”. La Declaración tiene avances importantes para el compromiso de los países en la respuesta al VIH.
 
Por primera vez en una resolución de la Asamblea General se reconoce la relevancia de identificar y atender la violencia en la pareja, y se hace la articulación con la prevención y atención del VIH en las mujeres.
 
La Declaración Política responde a la nueva Agenda de Desarrollo 2030 y destina un capítulo a enumerar los compromisos relacionados con lograr la igualdad de género en el marco de la respuesta al VIH.
 
Como era de esperar, se aterrizan tareas enfocadas a mejorar las legislaciones, las políticas y los servicios para reflejar los principios de Derechos Humanos, incluyendo los sexuales y reproductivos, la no discriminación y el vivir libres de violencia.
 
Las políticas de prevención y atención del VIH en mujeres y jóvenes han mejorado durante el último sexenio en nuestro país. Contamos con lineamientos que se enfocan en la vinculación entre los servicios de salud sexual y reproductiva y los de VIH, además de especificar algunas necesidades específicas de salud reproductiva para ser atendidas entre las mujeres que viven con el virus.
 
Sin embargo, hay mucho camino por recorrer para lograr la integralidad de la atención en salud y, sobre todo, la articulación entre la respuesta a la violencia contra las mujeres y la respuesta al VIH.
 
Desde 2011, ONUSIDA ha establecido la violencia en la pareja como el indicador de igualdad de género en el marco de la respuesta al VIH.
 
El investigador del CRIM, Roberto Castro, ha documentado ya los retos que tenemos en el país para medir la violencia contra las mujeres; no tenemos además forma de cruzar esta información con la de nuevos casos de VIH.
 
México ha reportado cada dos años al ONUSIDA porcentajes que no reflejan la vulnerabilidad de las mujeres al VIH derivada de la violencia de género en nuestro país.
 
En un análisis reciente desarrollado por Balance hemos identificado importantes faltantes en las leyes y políticas para atender la violencia contra las mujeres y su vínculo con la prevención y la atención de la violencia. Nos hemos limitado a las políticas que se han enfocado a garantizar la profilaxis post exposición en los casos de violencia sexual, que logran llegar a los servicios especializados de VIH.
 
Existe poca reflexión y debate en nuestro país para entender cómo se traduce la discriminación de género en casos de VIH. Estamos acostumbrándonos al nicho de confort que significa dejar en manos de los hombres la salud de sus parejas femeninas, con el pretexto de que son ellos quienes toman la decisión de usar condón.
 
Hemos decidido aplazar hasta nuevo aviso la implementación de políticas y programas que se enfoquen al cambio cultural de género que permita que las mujeres podamos tomar las decisiones que nos protejan en nuestra vida sexual y reproductiva.
 
La nueva Declaración Política nos da la oportunidad de involucrar al Instituto Nacional de las Mujeres y al Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, en la respuesta al VIH considerando que el virus es una expresión de la desigualdad estructural que vivimos mujeres y hombres.
 
El momento de cambiar de paradigma es ahora.
 
*Directora de Balance Promoción para el Desarrollo y Juventud A.C.
**Balance es parte de la Coalición por la Salud de las Mujeres, una red de organizaciones civiles con trabajo en salud y derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.
 
16/ELU/RMB
 

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más