Inicio Escasa contribución de España en la lucha contra el VIH/Sida

Escasa contribución de España en la lucha contra el VIH/Sida

Por la Redacción

La contribución de España a la lucha contra el Sida es escasa, carece de estrategia y no constituye una prioridad, concluye un informe de Ayuda en Acción que analiza la evolución del apoyo español en materia de VIH/Sida durante el periodo 2002-2004.

El documento destaca la insuficiencia de capacidades técnicas y recomienda que España aumente su esfuerzo financiero, principalmente en lo referente a los recursos bilaterales, informó hoy Canal Solidario.

“A pesar del incremento significativo de la cantidad que el Gobierno español ha puesto en marcha, sigue siendo corto en cantidad y calidad”, aseguró el director general de Ayuda en Acción, Rafael Beneyto, durante la presentación del informe, bajo el nombre ‘La lucha contra el Sida: un reto para la cooperación’.

Según un documento reciente de ONUSIDA, más de 40 millones de personas en todo el mundo viven con el VIH, casi la mitad son mujeres y sólo en 2005 se han registrado cinco millones de nuevos casos. En total, desde que en 1981 se identificó por primera vez, el Sida ha cobrado la vida de 25 millones de personas.

“La ayuda internacional es un instrumento relevante y muy necesario para combatir el Sida. España debe contribuir a mejorar la calidad e incrementar la cantidad de su ayuda al desarrollo, porque, hasta el momento, la lucha contra esa enfermedad no ha constituido una prioridad en la ayuda española”, afirma el documento de Ayuda en Acción.

En este sentido, destaca que el esfuerzo financiero realizado en los últimos dos años ha sido escaso, “tan sólo el 1,4% del total de la ayuda oficial al desarrollo”.

Tras destacar la escasez de la contribución española al esfuerzo global de la lucha contra el Sida, la autora del informe, Gloria Angulo, explicó los factores que caracterizan y contribuyen a explicar el “bajo perfil” de la ayuda española en ese rubro.

Angulo destacó la ausencia de una estrategia y la falta de definición y orientación ofrecida por los documentos de planificiación de la ayuda durante el periodo 2002-2004 para el diseño de las intervenciones y el empleo de los fondos.

Existe también un “escaso esfuerzo financiero”, especialmente en lo que se refiere a los fondos bilaterales, que en el periodo destacado fue de unos 6 millones de euros anuales, “cuatro veces menos que la media del resto de países del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD)”, indicó la autora del estudio.

Precisa que las organizaciones no gubernamentales para el desarrollo (ONGD) son las que han tomado el protagonismo en el esfuerzo bilateral español en la batalla contra el VIH/Sida.

“Han sido sus propuestas y actuaciones las que han impulsado y definido los sectores de actuación y la orientación geográfica de la ayuda que, fundamentalmente, se ha dirigido hacia África subsahariana”.

La ausencia de recursos humanos especializados y la falta de consideración de las desigualdades de género –“en la base de la vulnerabilidad de la epidemia”, según el texto– explican también la ‘mala nota’ obtenida por el Gobierno español en el informe de la ONG.

En concreto, Angulo señaló que “sólo entre el 12 y el 15% de la ayuda se destina a promover el acceso de la mujer al tratamiento” y que gran parte de esa ayuda procede de gobiernos autonómicos.

En lo que se refiere al destino de la ayuda, Angulo explicó que fundamentalmente se dirige hacia África subsahariana, “donde el Sida tiene una tasa de prevalencia mayor”.

A considerable distancia se encuentran los países de Centroamérica y Caribe, mientras que los fondos destinados a América del Sur y Asia “han sido muy limitados”, establece el informe.

No obstante, tanto la autora del informe como el director general de Ayuda en Acción destacaron los cambios emprendidos por el Gobierno español en los últimos años. Así, Beneyto se refirió al reciente anuncio del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, del aumento de un 33 por ciento de la aportación de España al Fondo Mundial para el Sida, la Tuberculosis y la Malaria (FMSTM).

“La elaboración de un nuevo Plan Director para 2005-2008, el incremento de los recursos de la ayuda y una mayor vocación multilateral son muestras de un mayor compromiso del Gobierno español con la agenda global del desarrollo”, afirma el documento.

Ayuda en Acción recomendó al Gobierno que elabore una estrategia específica en VIH/Sida que recoja adecuadamente las causas y consecuencias multidimensionales de la pandemia, la estrecha vinculación entre el VIH y la pobreza y que asuma la lucha contra la enfermedad como una cuestión transversal al desarrollo.

Propone que se incrementen las capacidades técnicas, una participación más activa en las iniciativas multilaterales y un mayor esfuerzo financiero a través del aumento de las contribuciones españolas al FMSTM y a otras iniciativas y organizaciones internacionales, así como el incremento de los recursos bilaterales.

05/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content