Esclavitud femenina en maquiladoras de Coahuila

LABORAL
    No hay ley que valga
Esclavitud femenina en maquiladoras de Coahuila
Por: Román González
cimac | México, DF.- 15/04/2003

Mujeres del estado de Coahuila enfrentan presiones de las empresas maquiladoras que las obligan a cambiar su lugar de residencia, trabajar horas extras sin ninguna prestación de ley y les hacen contratos temporales o verbales, afirmó hoy la coordinadora del Proyecto de Maquiladoras de la agrupación Servicio, Desarrollo y Paz (Sedepac), Elizabeth Robles Ortega.

Entrevistada vía telefónica, Robles Ortega señaló que la firma Confecciones Monclova, que tiene 11 años en Ciudad Frontera, Coahuila, otorga un sueldo semanal 309 pesos (unos 30 dólares). Ahí se fabrican playeras para exportación marca Hanes, Guy Harvey, Port and Company, Motor Harley-Davidson Cycles entre otras.

Esta empresa es parte de la transnacional corporación Sara Lee, de capital estadounidense, que tiene su matriz en Chicago; tiene empresas en 55 países y sus productos se venden en mas de 200. Emplea a mas de 154 mil 900 trabajadores. Sus ventas alcanzaron mas de 100 millones de dólares estadounidenses en el año 2002.

Denunció que los problemas más fuertes que tienen en la planta son: el sueldo bajo que no alcanza para la familia, los despidos injustificados, los daños a la salud y las enfermedades a causa de las condiciones del trabajo, largas jornadas laborales que provocan desgastes y altos niveles de estrés.

Robles Ortega reveló que en los tres años pasados las trabajadoras están viviendo una presión muy grande por la amenaza de la empresa de llevarse la planta a otro lugar, dejando sin trabajo a más de mil familias.

Al respecto la coordinadora de Sedepac señaló que las mujeres que laboran en Sara Lee, entregaron un escrito a la empresa, en el que piden que no se cierre la planta; que se respeten los derechos laborales y no despedir a las trabajadoras.

Recordó que en esta empresa, las trabajadoras hicieron un movimiento hace dos años, porque también habían amenazado con irse. "Empezaron a trabajar para que no se fuera y pedir un mejor aguinaldo. Sin embargo, despidieron a 12 por este motivo".

También, Robles Ortega apuntó que hace como dos años, cuando empezaron los reajustes, había cerca de dos mil trabajadores, en ese entonces despidieron a mil.

Respecto a las condiciones en que laboran, informó que como en la mayoría de esta industria son pésimas, sumadas a la exigencia de porcentajes de producción muy elevados, pero con un salario miserable.

Hay mujeres, abundo, muy lastimadas físicamente. "Muchas tienen operaciones en las muñecas, los brazos y hombros, pero hay otras lesiones, como en la columna que causan dolores muy fuertes. Además, por la pelusa que se desprende de las telas, muchas tienen alergias".

Sin embargo, concluyó, muchas compañeras no se animan a dejar el trabajo, porque manifiestan que ya no les van a dar empleo en otro lado. "Son mujeres que no están muy grandes, las de más edad alcanzan los 30 años".

2003/RGL/MEL







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.