Inicio Escritores mojados

Escritores mojados

Por Marta Guerrero González

México es un excelente productor de escritores: tenemos plumas femeninas y masculinas para goce y deleite de toda la humanidad. Muchos de nuestros novelistas no tienen más que narrar la realidad para que el mundo crea que se trata de surrealismo, o de realismo mágico. Así y todo, en nuestro país no se lee.

Las editoriales a duras penas logran salvarse con un par de autores de literatura y del apreciable comercio de los libros de superación personal o consejos varios que van desde cómo amaestrar a una tarántula hasta el típico de no se sienta usted sola o solo cuando en realidad lo está. Tampoco olvidemos que en época de crisis lo primero que se aparta son los entretenimientos, con mayor razón si son del espíritu.

Aunque algunos editores se las arreglan vendiendo fórmulas sencillísimas e infalibles para recuperar dinero o, si no lo tiene, para tenerlo en abundancia, lo cierto es que se lee muy poco; y todavía, de lo poco que se lee, se lee muy poco. Eso nos lleva a pensar que nuestros escritores pasan penurias para sobrevivir.

Es obvio que existen casos fuera de esta regla, escritores que por lo general han tenido que buscarse sus lectores fuera de México para luego volver con sus glorias y luchar para que les creamos que en realidad son muy buenos y nos gusta mucho como escriben. Así somos.

Pues bien, en ese tenor, es verdad que la puerta principal de la literatura hispanoamericana se encuentra en Barcelona, lugar de reunión editorial. Es ahí donde en realidad se gesta la suerte del escritor y de la escritora. Quizá el español lee mucho o quizá se trate de una especie de liderazgo o de tiranía literaria, pero lo cierto es que debemos, los que escribimos, congraciarnos con España si es que nos interesa tener lectores; y, claro, la posibilidad de mejorar las ganancias.

De ahí la importancia de tener un representante consular de la importancia de Sealtiel Alatriste, quien además de ser escritor fue director de Alfaguara México: una de las casas editoriales de mayor éxito. Estoy segura que el canciller Jorge Castañeda es un hombre preocupado por este tema, por ser él mismo escritor y por conocer las artes de la política. No es casual que en Barcelona esté como cónsul precisamente Alatriste.

Realmente todo arte se rige por la política. Basta recordar a cuántos escritores y pintores los han rechazado empresarios que luego se daban de topes. Las relaciones ayudan, y de eso no cabe duda: las cosas no pueden ser tan terribles para alguien que recibe un empujón desde arriba y, desde luego, si es escritor o escritora de calidad.

No todos los que publican y venden millones de copias escriben bien, pero sí es un hecho que todos ellos tienen buenos representantes y talento para el comercio.

En suma, espero que llegue el día en que se explote menos al escritor mexicano en su tierra y nadie tenga que salir de mojado o de seco a buscarse la vida por lo que sabe hacer. Ojalá pronto haya mejores oportunidades para todos.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más