Inicio Españolas viven más años, pero enfermas y con menor pensión

Españolas viven más años, pero enfermas y con menor pensión

Por la Redacción

Las mujeres con alguna discapacidad y mayores de 65 años presentan severas desigualdades de género con respecto a los hombres en España, toda vez que sus percepciones económicas son más bajas que las de ellos y en algunas ocasiones no cuentan con los recursos necesarios para subsistir.

La Secretaría de la Mujer de la Comunidad de Madrid publicó el “Informe de situación en el mercado de trabajo de las mujeres” en la capital española, en el que da cuenta de las desigualdades laborales entre los sexos.

Se asienta que más de la mitad de la población (52 por ciento) que habita en Madrid son mujeres mayores de 16 años, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Su situación socio-laboral “no resulta satisfactoria desde el punto de vista de la igualdad en el mercado laboral”, expone.

Las trabajadoras madrileñas presentan una Tasa de Actividad (empleo) de 57.35 por ciento frente a 70.96 de los hombres; de estas cifras se desprenden el salario y las cotizaciones para las futuras pensiones. Por esta desigualdad, estos montos son menores para las mujeres, lo que representa que en un futuro no tendrán una pensión adecuada.

De acuerdo con el informe de la Secretaría de la Mujer, las madrileñas viven más años aunque con peor salud, y las que han cotizado lo han hecho en menor cantidad, pues han cobrado menos en sus empleos y por lo tanto han generado menos derechos.

El monto de las pensiones representa una brecha de género en la actualidad en España. Las mujeres perciben una pensión media de 617 euros mensuales (más de 10 mil pesos mexicanos), mientras que el monto que se les otorga a los hombres es en promedio de mil 40 euros (más de 17 mil pesos mexicanos).

Del total de la población femenina en Madrid, casi 10 por ciento tiene alguna discapacidad, ya sea por una condición de nacimiento, enfermedad, accidente, o incluso por tener más de 65 años. La cifra se traduce en 257 mil 600 mujeres en esa condición.

Sólo 34 por ciento de ellas trabaja (generalmente en empleos de medio tiempo y en el sector servicios); 30 por ciento percibe pensiones otorgadas por el Estado, y el resto son inactivas o están imposibilitadas para trabajar, por lo que deben depender de alguien más.

En este sector de la población también hay diferencias significativas con respecto a los hombres con discapacidad. Mientras existen 39 mil 300 hombres con alguna discapacidad trabajando, sólo se registra a 30 mil 600 mujeres con estas características en el mercado laboral.

Por su parte, las mujeres con alguna discapacidad inactivas ascienden a 20 mil, al mismo tiempo que sólo se registran 6 mil 200 hombres inactivos. La Secretaría de la Mujer explica que esta diferencia responde a “situaciones sociales y no incapacitantes”.

“Para reducir estas diferencias y acabar con las discriminaciones” se necesita una negociación colectiva con perspectiva de género entre trabajadoras, sindicatos y empresas, puntualizó la dependencia madrileña.

12/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content