Inicio Esporádicas y parciales, acciones contra Tracoma en Chiapas

Esporádicas y parciales, acciones contra Tracoma en Chiapas

Por Román González

En Chiapas la subordinación cultural de las mujeres en los grupos indígenas, limita seriamente su capacidad para tomar decisiones respecto a la atención de su salud, aseguró hoy Rafael Alarcón Lavín, de la organización Asesoría, Capacitación y Asistencia en Salud (ACASAC).

En el marco del encuentro “Experiencias aplicativas en materia de salud en comunidades rurales e indígenas”, organizado por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), dijo que las mujeres son las más desatendidas y que tres de cada cuatro personas que presentan complicaciones son mujeres.

Al presentar el proyecto de ACASAC “Control del tracoma en poblaciones indígenas de Chiapas”, el médico dijo que esta enfermedad es característica de poblaciones marcadas por la pobreza, condiciones de vida en hacinamiento y/o mala higiene.

Explicó que la enfermedad comienza en la infancia, se vuelve crónica, y en la edad adulta aparecen las complicaciones que causan la ceguera. La enfermedad se caracteriza por el contacto de las pestañas con el globo ocular, producido por la distorsión del borde del párpado secundaria a la cicatriz.

Con sede en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, Alarcón Lavín reveló que las acciones de lucha contra el tracoma en la región han sido parciales y esporádicas, con pocos recursos, escaso personal y sin una coordinación interinstitucional de salud o con las autoridades municipales y comunitarias.

Asimismo señaló que aún existe un grave desabasto en los puestos de salud que incluye medicamentos para el tratamiento de las formas inflamatorias del tracoma, particularmente de azitromicina, el medicamento más costoso, pero el de uso más práctico pues se administra en una sola dosis.

Explicó que las formas inflamatorias de tracoma de niñas, niños y adolescentes –susceptibles de tratamiento médico con antibióticos-, y las secuelas cicatrizales que ponen en riesgo la visión de las mujeres adultas –susceptibles de tratamiento quirúrgico, no eran percibidas por el personal de salud.

En el caso de las mujeres, víctimas habituales de las complicaciones cicatrizales del tracoma, ellas están supeditadas al consentimiento de los hombres para someterse a la cirugía correctiva.

También, en caso de ser operadas, la incapacidad postoperatoria temporal para realizar las actividades cotidianas en sus hogares genera problemas familiares que, algunas veces, conduce a la violencia familiar.

En ese sentido, destacó que la puesta en marcha de su proyecto impulsa la atención de estos problemas, partiendo de la estrategia internacional propuesta para ello por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el proyecto se contempló la participación de otras dependencias, generándose la creación de una red de instituciones locales, lo que desembocó en la elaboración, operación y coordinación por parte del Instituto de Salud de Chiapas, del actual Programa Estatal para la Prevención y Control del Tracoma.

Indicó que la cobertura de la ejecución del proyecto, comprende la Región de Los Altos en los municipios San Juan Cancuc, Chanal, Oxchuc, Tenejapa y Huixtán; así como la Región Selva en los municipios de Ocosingo y Altamirano.

2004/RGL/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content