Inicio » Esta lucha no se acaba aquí: mujeres electricistas

Esta lucha no se acaba aquí: mujeres electricistas

Por Claudia Ocaranza Abascal
sme02cesarmartinez

La esperanza inicial en las caras de las trabajadoras del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) previo al fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) –que negó que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sea el “patrón sustituto” de las y los ex empleados de Luz y Fuerza del Centro (LyFC)–, derivó en lágrimas e indignación.    
 
Desde anoche, centenares de integrantes del SME acamparon frente a la SCJN –en el centro de esta capital–, para aguardar hoy la resolución de las y los ministros de la Segunda Sala de la Corte respecto a un amparo otorgado por un Tribunal Colegiado, que ordenaba a la CFE a recontratar a más de 16 mil trabajadoras y trabajadores no liquidados de LyFC.
 
“¡Corruptos!”… “¡Se cometió una vileza!”… fueron algunas de las exclamaciones de indignación de mujeres electricistas y esposas de los trabajadores al conocer alrededor del mediodía el fallo que negó la posibilidad de que la CFE sea “patrón sustituto”.
 
“Esto no se acaba aquí; hay que seguir adelante”, animaban las mujeres entre sollozos a sus compañeros hombres que lucían desencajados al saber la noticia.
 
Al cumplirse poco más de tres años y tres meses de que el 11 de octubre de 2009 Felipe Calderón decretó la extinción de LyFC, y por tanto dejó en la calle a más de 44 mil trabajadoras y trabajadores electricistas, las mujeres se mantuvieron presentes en la lucha por la defensa de sus derechos laborales.
 
La trabajadora María del Carmen Yedra, quien ha participado en las huelgas de hambre emprendidas por el SME, sostuvo que más de mil 200 de las 4 mil mujeres que se quedaron sin trabajo en octubre de 2009, siguen en la resistencia por recuperar sus empleos.
 
Remarcó que ellas han sido fundamentales para empujar sus demandas  por medio de diversas movilizaciones, como ayunos y marchas, hasta la “entrega de flores” a los ministros de la Corte.
 
A lo largo de más de tres años María ha subsistido con la venta de artículos en el comercio informal. Ahora, con las emociones encontradas por la tristeza y el enojo, la mujer no descartó volver a realizar huelgas de hambre para denunciar la “corrupción de los ministros”.
 
En tanto, Cecilia Figueroa, electricista responsable de Radio SME, calificó como una “vileza” el fallo de los ministros.
 
Guillermina Salazar Ávila, representante del Frente del Departamento de Oficinistas Varios, apuntó que de haber sido favorable la resolución ella –al igual que muchas trabajadoras– habría recuperado su derecho a la jubilación, cuando le faltaba tan sólo un año de trabajo para ganársela.
 
Ahora, dijo Guillermina, las “esmeítas” –como se llaman las electricistas entre ellas– tendrán que esperar a que la junta de coordinación del SME replantee la estrategia a seguir.
 
María del Rocío Higuera Solano, otra trabajadora que ha tenido que  mantener a su familia con la venta de jabones y cremas, adelantó que el SME recurrirá ante instancias internacionales para impugnar el fallo de la SCJN, tales como la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
 
Por lo pronto, la dirigencia del SME convocó para la tarde de mañana a una marcha desde el Ángel de la Independencia al Zócalo capitalino.
 
FALLO NEGATIVO
 
En septiembre de 2012 el Segundo Tribunal Colegiado de Circuito en Materia Laboral otorgó un amparo al SME que determinaba como no terminadas las relaciones obrero-patronales entre las y los electricistas y LyFC.
 
En consecuencia, ordenó que la CFE tendría que recontratar a los 16 mil 599 trabajadoras y trabajadores no liquidados, e incluso pagarles salarios caídos.
 
En respuesta al dictamen, el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) –dependiente de la Secretaría de Hacienda– interpuso ante la SCJN una revisión de amparo con el argumento de la supuesta inviabilidad financiera de la CFE para fungir como “patrón sustituto”.
 
Al revisar ese recurso, los ministros de la Segunda Sala de la SCJN revocaron, por unanimidad, el amparo al considerar que por ser un organismo descentralizado, LyFC no era parte del Ejecutivo federal y por tanto establecía sus propias relaciones con el SME. Así, la CFE, como órgano del Ejecutivo federal, no está obligada a ser “patrón sustituto” de las y los electricistas.
 
13/COA/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: