Inicio Estable, la atención a madres gestantes con VIH en AL

Estable, la atención a madres gestantes con VIH en AL

Por Alba Trejo

En Latinoamérica la atención para madres gestantes seropositivas no ha tenido avances significativos en los últimos seis años, al registrarse el nacimiento de cerca de 14 mil 710 bebés con el VIH/SIDA, en 10 países de America Latina.

Según datos de fuentes oficiales y no oficiales consultadas por SEMlac en Argentina, Bolivia, Colombia, Cuba, Guatemala, México, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay. Esta cifra, sin embargo, supone un subregistro, porque en la mayoría de los países de la región se carece de datos confiables sobre la transmisión vertical de mujeres seropositivas.

Todavía hay madres que desconocen los procedimientos para evitar transmitir el virus a sus hijas e hijos, un asunto ignorado en muchas de las naciones latinas. A excepción de la práctica de la cesárea para evitar el contagio con los fluidos, que prevalece en gran parte de las naciones investigadas, los procedimientos confiables para evitar el contagio de los neonatos aún no son del dominio público.

Las leyes tampoco están del lado de las latinas seropositivas. Pese a contar con legislaciones a su favor, éstas no apoyan a las mujeres con el virus en el momento de decidir sobre su salud sexual y reproductiva.

En Bolivia, cuya población es de tres millones 200 mil habitantes, hay 12 mil personas seropositivas, y aunque su índice es uno de los más bajos de América Latina, ahí el silencio ampara las estadísticas.

En México sigue siendo una incógnita la cifra de defunciones de la niñez por VIH/SIDA, mientras que en Uruguay a 21 años de la llegada del virus han muerto 68 bebés víctimas de la pandemia porque no recibieron el tratamiento de antirretrovirales a tiempo, según el Departamento de Vigilancia en Salud (Devisa) del Ministerio de Salud Pública.

En Perú, de acuerdo con el documento Estrategia Sanitaria Nacional de control y prevención de las ITS y VIH/SIDA. Los bebés contagiados con VIH llegan a mil 500, el 10 por ciento de ellos muere antes de llegar a los dos años, y el resto fallece antes de llegar a la edad escolar, según el Ministerio de Salud.

El Programa Nacional del Sida en Guatemala reporta que cerca de 4 mil 690 niñas y niños han nacido portando el virus desde que se supo del primer caso de infección en un adulto. Y si bien en 1995 el número de huérfanos a causa de la pandemia fue de 680, las autoridades prevén que en 2010 serán 44 mil. Aquí tampoco se conocen estadísticas.

Cabe destacar que Uruguay y Cuba si mantienen al día sus cifras de defunciones por la pandemia en la niñez. Desde la aparición, en 1986, del primer caso seropositivo a ese virus en la isla, han fallecido diez bebés por esa causa y se registran 25 contagiados.

LOS ADELANTOS

En Uruguay y Cuba se le practica la prueba del VIH, a toda mujer gestante que la acepte, y si la prueba resulta positiva, se inicia el tratamiento junto a su bebé, de acuerdo con el protocolo nacional.

El doctor Hernán Laca, consultor del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA por sus siglas en inglés), dijo a SEMlac que la profilaxis consiste en un régimen de tres antivirales que reciben las embarazadas y que se inicia a las 14 semanas de gestación, hasta que finaliza el embarazo.

En la República Dominicana se practica la prueba del VIH a las mujeres en forma gratuita y se ofrece consejería pre y pos prueba. Y si resulta positiva se administra una dosis de medicamentos y antirretrovirales a la madre y a la niña o niño en las primeras horas de nacido, así como una opción de alimentos para los bebés

En la mayoría de las naciones latinoamericanas la cesárea es la forma más utilizada de evitar el contagio al momento de dar a luz. De las mil 795 cesáreas efectuadas en 2008 en el Hospital de la Mujer de Uruguay, 305 correspondieron a mujeres con VIH SIDA.

Con buenas prácticas adquiridas, en Perú y Bolivia se insta públicamente a las madres portadoras a practicarse la cesárea para evitar el contacto del recién nacido con los fluidos o sangre, en el momento del parto.

También hay ejemplos a seguir en México, donde hay sitios de apoyo como el Mesón de la Misericordia, que facilita la prueba de detección a las madres, las acompaña durante el embarazo y el parto, y les da seguimiento a los pequeños por dos años.

Alentadores resultan también los esfuerzos en Paraguay, donde el Programa de Prevención de la Transmisión Vertical del sida disminuye el nacimiento de niñas y niños contagiados. Un total de 138 niñas y niños fueron traídos al mundo con el virus, pero en relación con el número de habitantes de esa nación, seis millones, la incidencia es baja.

NO HAY QUE BAJAR LA GUARDIA

Para Gloria Aguilar, del Programa Nacional del SIDA de Paraguay, las cifras pueden no ser un reflejo real porque las mujeres embarazadas difícilmente acceden al sistema de salud, por lo tanto, no se hacen las pruebas de VIH.

En Guatemala por ejemplo, es complicado que las mujeres se preocupen por hacerse la prueba del VIH/SIDA, debido a su situación multicultural. En este país el 60 por ciento de las mujeres son indígenas con creencias culturales y religiosas fuertemente arraigadas que difícilmente aceptan una prueba así.

En Bolivia, Perú, Guatemala, Cuba, Argentina, México y Paraguay el acceso al tratamiento de antirretrovirales es gratuito.

En Cuba, todas las niñas y niños tienen acceso a los tratamientos. Y todas las mujeres infectadas que deseen tener hijas e hijos, reciben medicina y consejos especializados para minimizar el contagio.

Cesárea, inyecciones en el momento del parto, así como un jarabe para el bebe durante 42 días y el sustituto de leche materna, es lo que se ofrece a las gestantes contagiadas en Paraguay.

El costo de los antirretrovirales varía en los países latinos, entre los 800 y 2 mil 500 dólares anuales por niño.

Actualmente las terapias antirretrovirales que se les ofrecen a las madres gestantes en México ha reducido la incidencia de transmisión entre 2 y 8 por ciento.

Los nuevos tratamientos a las niñas y niños mexicanos que nacen con el virus, incluso, les da la posibilidad de vivir de 15 a 20 años, señala la Comisión Nacional contra el SIDA.

Colombia destaca que en 2009 registró mil 286 casos de gestantes con serología positiva para VIH, de las cuales 77 por ciento revirtieron la infección.

La estrategia peruana para hacer frente al VIH/sida incluye un tratamiento antirretroviral de gran efectividad (TARGA), completamente gratuito para todos los empadronados en los establecimientos públicos de salud.

Resistencia a la prueba del VIH, cuestiones culturales que oprimen a las mujeres, y escasa atención médica en los países de la región, son algunos de los factores que todavía generan el nacimiento de niñas y niños con VIH/SIDA, concluyen los expertos.
10/LR/GTR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más