Inicio » ¡Este día no es de fiesta! ¡Es de lucha y protesta!

¡Este día no es de fiesta! ¡Es de lucha y protesta!

“¡Este día no es de fiesta! ¡Es de lucha y protesta!”, gritaba una mujer del Sindicato del Frente Campesino Francisco Villa al iniciar esta mañana la marcha conmemorativa del Día Internacional del Trabajo en la Ciudad de México, que en esta ocasión tuvo como demandas principales un “no a la reforma laboral y energética”.

En punto de las diez de la mañana se empezaron a organizar los contingentes, alrededor de 200 organizaciones sindicales y sociales independientes, la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), el Frente Sindical Mexicano, entre otros, saldrían de puntos estratégicos de la ciudad: el Ángel de la Independencia, en avenida reforma; el monumento a la Revolución; el Hemiciclo a Juárez y el Palacio de Bellas Artes, en el centro Histórico, y la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco.

Paso a paso, cada uno de los contingentes marchaba por Reforma hasta llegar a la plancha del zócalo capitalino. Las mujeres avanzaban dispersas en varios de los contingentes, organizadas y en grupo en otros como los sindicatos del Seguro Social, telefonistas, electricistas, mineros y sobrecargos aéreos, en pie de lucha, sosteniendo mantas en reclamo por mejoras laborales y el respeto a la autonomía sindical.

Muchas de ellas llevaban de la mano a hijas e hijos, empujaban carreolas, los cargaban en brazos y hombros, se dejaban oír sus gritos y consignas a una voz: “¡La patria no se vende!”.

Al frente del contingente de la sección 271, del Sindicato Nacional Minero, iban las mujeres, eran pocas pero combativas gritando, una y otra vez: “¡De norte a sur. De este a oeste. Ganaremos esta lucha. Cueste lo que cueste!”

Con playeras rojas y mantas en contra de la privatización a la empresa Petróleos Mexicanos, un grupo de mujeres comentó a Cimacnoticias “vamos al frente porque estamos luchando por incrementar la plantilla de obreras en la minería y porque representamos a muchas de las mujeres que han perdido a sus esposos en este riesgoso trabajo”.

Entre los mineros y electricistas un pequeño contingente de alrededor de 100 mujeres caminaban en silencio, un silencio de reclamo, por la defensa de su fuente de trabajo en las calles de Circunvalación, en el barrio de La Merced, en los alrededores del centro Histórico de la Ciudad de México. “El servicio sexual es un trabajo, pese a quien le pese, y nuestra lucha es por que se nos provea del servicio de salud y se respete nuestras garantías individuales”, explicaron a Cimacnoticias.

Una manta donde se leía “Perdí mi cuerpo, ahora lluevo sobre la ciudad” iba al frente del contingente. Una decena de mujeres mostraba carteles en demanda de justicia para una de sus compañeras que fue violada y robada por un militar quien sobornó a los agentes de la policía para que la acusaran. Ahora ella se encuentra encarcelada, la acusan de haber robado y agredido a su agresor.

En otro contingente, mujeres y hombres de la cooperativa de refrescos Pascual gritaban: “¡No somos acarreados! ¡Estamos organizados!”, al frente una banda de guerra y tres banderas: al centro la de México, a la derecha la de la cooperativa y a la izquierda una con los colores de la bandera de la diversidad sexual, que ondeaba una mujer.

Desde un camión acondicionado con bocinas se escuchaba la voz de una mujer mayor que, con enojo, advertía: “Ahora la lucha es por la defensa de la soberanía del país, con el petróleo no te hubieras metido Felipe (Calderón), vale mas morir de pie que vivir arrodillado, esta vez si no hay solución, habrá revolución”.

En el cruce de reforma y Juárez una madre y su hijo de 6 años repartían volantes de la Coordinadora de Trabajadores y Organizaciones en Defensa del ISSSTE y la Coordinadora Sindical Independiente y democrática.

Obreras de Duro de México, empresa americana que se dedica a la fabricación de focos, también se hizo presente con un grupo de 20 mujeres que marchaban por una demanda de igualdad de condiciones laborales con los hombres, alrededor de 150, y por el aumento en la plantilla de mano de obra femenina.

En el contingente de más de un centenar de trabajadores de Industria Corona de Plástico, empresa que se encuentra en Toluca, Estado de México, se distingue el grito de 70 mujeres “¡Felipe entiende la patria no se vende!

Alrededor de las 12 del día, el sindicato de bomberos de la Ciudad de México hizo su arribo al zócalo capitalino. En toda la Plaza de la Constitución se escucha la sirena de anuncia su llegada. En sus mantas demandan mejores unidades, equipamiento y capacitación. Hay pocas mujeres, pero están presentes con su equipo y mochilas al hombro. Son muchos las y los niños en este contingente, los hijos de estos trabajadores que se ven contentos montados en las camionetas que sus padres usan todos los días apagando incendios y salvando vidas.

“¡Ya vamos llegando! ¡Felipe está temblando!”, consigna que repetía cada contingente, uno a uno entraban a la plancha del zócalo, como ya es tradicional dejaban un espacio entre ellos para hacer su entrada corriendo y caminar hacia el templete, donde se encuentran sus dirigentes dándoles la bienvenida.

SÓLO UNA ORADORA

Luego de la llegada de los primeros contingentes, poco antes de las 11 de la mañana, entre los que se encontraban la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), Alianza de Tranviarios de México, y del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), así como organizaciones populares como el Frente Popular Francisco Villa, entre otros, inició el mitin de conmemoración del Día del Trabajo.

En el templete principal instalado frente al Palacio Nacional, abarrotado de líderes de las principales organizaciones y sindicatos, hubo cinco oradores con la participación de una sola mujer: Irma Lara, del municipio de Zimapán, en el estado de Hidalgo, quien en un breve mensaje, denunció la intención de las autoridades de establecer un confinamiento de residuos tóxicos en esta entidad.

Irma Lara hizo un llamado a defender el petróleo, pero también la tierra “ya que en este municipio son muchas las comunidades que no cuentan con agua potable ni con los servicios elementales para vivir”.

Por ello, solicitó la ayuda de las organizaciones concentradas en el zócalo para exigir que no se instale este confinamiento que afectaría, dijo, a los 34 mil habitantes de Zimapán.

En tanto, con un llamado a la resistencia civil pacífica, los otros oradores señalaron que es un buen momento para la reflexión y convocaron a la unidad de sindicatos y organizaciones para frenar las reformas energética, laboral y para incorporar al “gran debate nacional” el tema de la soberanía alimentaria.

Los sindicalistas señalaron que en México hay una crisis “muy grave” de alimentos y recordaron que desde hace 25 años el campo no tiene autonomía, cada vez, dijeron, es más difícil abastecer a todas y todos los mexicanos de alimentos, por lo que se pronunciaron por los precios justos y frenar el aumento en los precios de alimentos básicos como el huevo, tortilla, carne, entre otros.

Asimismo, anunciaron que el próximo 21 de mayo habrá una Jornada Nacional por la Defensa del Campo y del Petróleo cuyo objetivo primordial será informar a la población en qué consiste la defensa de estos dos sectores.

Para ello ya existen 100 mil promotores por la defensa del petróleo, pero dijeron, se necesitan más.

Representantes de los sectores sindicales y de otras organizaciones advirtieron que luego de la “lucha” que darán para impedir la reforma energética, la siguiente será la laboral, que pretende, dijeron, terminar con el contrato colectivo de trabajo, con las prestaciones y liberar la mano de obra, por lo que anunciaron se defenderá la Constitución, el derecho a huelga y la contratación colectiva.

El mitin terminó a la una de la tarde, con la entonación del himno nacional y los pocos contingentes que quedaban de los muchos que marcharon, dispersándose en la plancha del zócalo capitalino.

08/ST/GC/LG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: