Inicio EU se quedó solo con sus propuestas conservadoras

EU se quedó solo con sus propuestas conservadoras

Por Miriam Ruiz

Con cuatro de nueve resoluciones aprobadas se dio por terminada esta tarde noche la 49 sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, Pekín + 10 y quedó abierta para una nueva convocatoria sin fecha para concluir la aprobación de las resoluciones pendientes.

Los resultados de la aprobación de resoluciones que favorecen el desarrollo de la mujer, incluyendo el reconocimiento de sus derechos sexuales y reproductivos como se estableció en la Declaración y Plataforma de Acción de Pekín, hace 10 años, Estados Unidos sufrió el quinto revés y se quedó prácticamente solo con sus propuestas conservadoras.

Al concluir la 49 Sesión de la Comisión sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW) en la sede neoyorkina de la ONU, los estados miembro aprobaron cuatro resoluciones para delinear las políticas nacionales por la población femenina, en el terreno político y económico.

Por otro lado, la esperada resolución sobre tráfico de mujeres propuesta por Ellen Sauerbrey, representante de la administración Bush fue aprobada sorpresivamente por un importante número de países. Al respecto la delegación China apeló a la transparencia del proceso, pues hasta la noche del pasado jueves 10 de marzo no se tenía en claro el contenido del documento.

Sin embargo, esta tarde en la sede de la asamblea general de la ONU, muchos países habían cambiado su punto de vista en la resolución Reducción de la demanda de mujeres y niñas que son objeto de trata. Aunque se dieron algunas modificaciones al lenguaje y al énfasis de Estados Unidos en la criminalización de la prostitución la resolución fue aprobada.

Algunas delegaciones y ONG la rechazaron al temer que dejaría abierta la puerta a la criminalización del trabajo sexual y mayores controles antinmigrantes.

Una de las resoluciones que más “jaloneos” provocó fue la de adelanto económico de la mujer, propuesta también por Estados Unidos, quien ante las enmiendas de los países terminó por retirar el patrocinio a la resolución.

Las delegaciones de Sudáfrica y Cuba propusieron enmiendas a la propuesta estadounidense. Sudáfrica pidió la inclusión de los derechos sexuales y reproductivos como se establece en los numerales 96 y 97 de la PAM de Pekín, mientras que la jefa de la delegación estadunidense dijo que no podía aceptar ese lenguaje. La votación por 39 a favor, 4 abstenciones y la negativa de Estados Unidos tuvo que aceptar la inclusión y reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres trabajadoras.

El mismo país demandó también correcciones al párrafo cuarto de la propuesta, para que el termino “igualdad de oportunidad” se sustituyera por el de igualdad de facto como se establece en la Convención para la Eliminación de todas las formas de Discriminación hacia la Mujer (CEDAW), esta enmienda también fue sometida a votación y Estados Unidos volvía a perder.

En ese momento y para sorpresa de todos, Estados Unidos pretendió retirar su resolución, sin embargo, esto no fue posible porque la delegación de cuba aclaró que una vez enmendada una resolución no era posible retirarla. Y también se aprobaron las enmiendas de Cuba, quien finalmente se desasocio del contenido del segundo párrafo de la propuesta por considerar que se trataba de “recetas que solo han provocado marginación y un mayor empobrecimiento, en especial de las mujeres.

Sin mayor complicación, la CSW también aprobó la resolución de las mujeres indígenas.

La cuarta resolución aprobada este viernes fue la del Relator especial sobre las leyes que discriminan a la mujer, donde nuevamente la enmienda de Estados Unidos que exigía que esta no tuviera vinculación con la CEDAW, fue rechazada por 36 países.

La noche se vino encima en la ONU por lo que la aun presidenta de la CSW, Kyung-Sha Kang, suspendió la sesión de cierre, y al menos cinco resoluciones no fueron analizadas y quedó abierta la discusión para la 50 sesión de la CSW a la hora de designar una relatora especial para leyes discriminatorias hacia las mujeres.

De esta manera concluyó, al menos de forma parcial, el 49 periodo de sesiones de la CSW, que inició el pasado 28 de febrero, en la que se realizaron plenarias de alto nivel en la que los gobiernos detallaron los avances alcanzados por las mujeres en el último decenio.

Durante estos 15 días al menos mil 800 delegados gubernamentales de 165 Estados miembros, siete primeras damas -Burkina Faso, República Dominicana, Mali, México, Panamá, Sudáfrica y Suriname- y casi tres mil representantes de organizaciones no gubernamentales tuvieron participación en lo que fue Pekín + 10.

Además, el pasado 4 de marzo en la ceremonia oficial de los 30 años de la primera Conferencia Mundial sobre la Mujer que se celebró en México, estuvieron las Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú y Wangari Maathai, en tanto los organismos no gubernamentales se manifestaron en las calles neoyorkinas para demandar el reconocimiento de los derechos de las mujeres incluyendo las relativas a su sexualidad.

Para las organizaciones no gubernamentales el final de este Pekín + 10 dio buenos frutos pues no se permitió el avance de la derecha, a pesar de los chantajes del gobierno de George W. Bush.

2005/SJ-MR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más