Inicio Evita herbolaria muerte materna en 12 comunidades de Chiapas

Evita herbolaria muerte materna en 12 comunidades de Chiapas

Por Valeria Valencia Salinas

La organización de las parteras para compartir sus conocimientos, la preservación de sus ritos y creencias a través de la práctica y la enseñanza y el uso de hierbas medicinales, han sido factores básicos para evitar la muerte durante el embarazo, el parto y después de él en 12 comunidades de los Altos de Chiapas.

Así lo relata para Cimacnoticias una de las fundadoras de la Organización de Médicos Indígenas del Estado de Chiapas (OMIECH) y responsable del área de Salud Reproductiva, Micaela Icó Bautista, tras 20 años de experiencia en comunidades de esta región.

Icó Bautista manifiesta que en las 12 comunidades tsotsiles y tseltales donde ahora la OMiech tiene influencia anteriormente las mujeres se morían por una mala atención durante el parto o por falta de información sobre los cuidados prenatales.

Muchas mujeres no buscaban a las parteras durante su embarazo sino hasta que ya iban a dar a luz dificultando el trabajo de la partera, y en las clínicas que quedaban cerca, no permitían que los familiares entraran al trabajo de parto lo que molestaba a la familia que quería estar cerca de la embarazada.

Estas situaciones y el trabajo que la Omiech empezó en esas comunidades llevó a varias parteras y mujeres de las comunidades a organizarse para intercambiar experiencias y conocimientos en este difícil trabajo de la partería.

Ahora, en cada una de las 12 comunidades se cuentan por lo menos con una partera y máximo dos pero también se trabaja con las mujeres jóvenes embarazadas o no para que tengan información sobre su proceso de embarazo pues según Micaela, es muy importante que la embarazada sepa distinguir cuándo está en peligro su salud.

Por su lado las parteras, mujeres que tienen un cúmulo de conocimientos “por don no por conocimientos”, trabajan en la preservación de sus ritos y el uso de medicinas tradicionales. Por ejemplo, durante el embarazo la partera prende velas y reza por la buena salud de la embarazada y su hijo o hija y para que todo salga bien en el parto.

Incluso, la partera que hace las veces de curandera, le pide a la mujer embarazada que ayune para pedir que el niño crezca bien y cuando distingue algún mal de ojo o percibe envidia alrededor le dice a la preñada que vaya con un curandero para que le aleje el mal. Y es que se tiene la creencia que “cuando una está embarazada nuestro espíritu está delicado”.

Asimismo, las parteras utilizan plantas para apurar el parto, en lugar de la clásica pastilla que dan en el hospital, y tienen un amplio conocimiento en aquellas plantas que sirven para frenar o evitar las hemorragias después del parto, causa por la que mueren muchas mujeres.

Micaela, de origen tsotsil cuenta también cómo durante el parto, la mujer es apoyada por su esposo o algún familiar cercano cuando no está él, para sostenerla durante el trabajo de parto. “La mujer se arrodilla y enfrente de él, su esposo la agarra mientras que por atrás la partera recibe al niño, esta posición es mucho menos dolorosa que la tradicional”, asegura.

Ahora las mujeres ya no mueren de parto o en el embarazo, dice con cierto orgullo en su rostro Micaela, ahora las mujeres están informadas y las parteras organizadas. Sí ha habido muertas en los demás municipios pero es donde no está la Omiech, dice.

Los ritos, conocimientos antiguos y experiencias de las parteras se conjuntan y pasan de boca en boca en los encuentros de parteras que la Omiech organiza cada año y que a la vez sirve de puente para la preservación de los conocimientos antiguos en pro de una maternidad sin riesgos.

2003/VVS/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más