Inicio Ex combatientes de Ruanda ingresarán a misiones de paz

Ex combatientes de Ruanda ingresarán a misiones de paz

Por la Redacción

Mujeres excombatientes de Ruanda pidieron ser tomadas en cuenta para integrarse a las misiones regionales de mantenimiento de la paz en África, publicó el portal Ciudad de las Mujeres en la red.

Durante un encuentro en Kigali entre representantes del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM) y la Agencia Canadiense de Desarrollo Internacional, se destacó que las mujeres cuentan con experiencias de primera mano en lo que se refiere a la situación de mujeres y niños en zonas en conflicto.

El encuentro, que reunió a 200 miembros de una asociación de mujeres ex-combatientes llamada “Ndabaga”, debatió acerca de los retos que ellas enfrentan para reintegrarse a la sociedad y su papel como promotoras de la paz.

A partir del reciente anuncio de Ruanda para apoyar misiones regionales de paz con el envío de soldados a Darfur (Sudán), las portavoces destacaron su interés en asistir a las mujeres víctimas de situaciones en conflicto.

Noeleen Heyzer, directora de UNIFEM, destacó el papel fundamental que pueden desarrollar estas mujeres en los procesos de rehabilitación que siguen a los conflictos, incluyendo la educación, los cuidados médicos o el empleo.

Ruanda no tiene ninguna tradición de reclutamiento femenino, pero durante el conflicto que afrontó la nación centroafricana en la última década, centenares de mujeres tomaron voluntariamente las armas junto a los hombres.

Asumieron responsabilidades militares para luchar por la liberación del país y poner fin al genocidio de 1994, en el que murieron casi un millón de tutsis y hutus moderados.

Esos extremos acontecimientos siguen siendo el punto principal de referencia para el grupo Ndabaga de ex-combatientes de Ruanda. El grupo, establecido en el año 2001 como la primera asociación de mujeres ex-combatientes en la región de los Grandes Lagos, incluye a mujeres de las 12 provincias de Ruanda, y pertenecientes tanto al grupo étnico hutu como tutsi.

Puesto que las guerras y los conflictos afectan a niños y a mujeres de una manera especial, las misiones de paz deben tener una representación grande de mujeres, opinó la ministra ruandesa para Asuntos de Género, Valerie Nyirahabineza.

2004/LR/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más