Inicio Exigen ONG reducir riesgo de VIH en prisiones

Exigen ONG reducir riesgo de VIH en prisiones

Por la Redacción

Organizaciones contra el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) pidieron a gobiernos de Europa y Asia central implementar programas integrales para reducir el riesgo de transmisión del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en las cárceles.

Las y los reclusos también tienen derecho a la salud, advierte la petición realizada en vísperas de la Primera Conferencia Interministerial sobre VIH/Sida en Europa y Asia central, que se llevará a cabo 23 y 24 de febrero en Irlanda, país que preside la Unión Europea, con la participación de representantes de 55 naciones.

Con el título Declaración de Dublín sobre VIH/Sida en las prisiones de Europa y Asia central, las organizaciones denunciaron la falta de acción de la mayoría de los gobiernos y explicaron las graves implicaciones que la escasez de medidas tiene en la salud pública y en los derechos humanos.

Las exigencias de las ONG surgen en un momento crítico, en el que el número de reclusos con esta mortal enfermedad se incrementa. De hecho, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha alertado del riesgo de sufrir una auténtica epidemia en varios países de Europa del Este y de Rusia si no se toman medidas urgentes.

Según el PNUD, “la prevalencia del VIH en las superpobladas prisiones de estos países es muy superior a la media, tanto que las cárceles se están convirtiendo en incubadoras del virus” y en un motivo grave de preocupación.

En el documento, las ONG recomendaron a los gobiernos implementar programas integrales que reduzcan el riesgo de transmisión de VIH en las prisiones, “proporcionar cuidados apropiados, tratamientos y apoyo a las y los afectados, y promover un proceso de colaboración con organizaciones no gubernamentales”.

En un gran número de casos, las altas tasas de infección del virus están relacionadas con la inyección de drogas con agujas y jeringuillas compartidas “tanto dentro como fuera de los centros penitenciarios, y con las relaciones sexuales sin protección que ahí ocurren”, señala el documento.

La falta de recursos para atender a las y los reclusos perjudica también al resto de las personas, incluyendo a quienes laboran dentro de las cárceles y a la sociedad en general.

Las organizaciones señalaron que los Estados deberían asegurar que las medidas de prevención existentes para la población en general, también lleguen a las prisiones. Esto significa proporcionar a las y los reclusos acceso gratuito a medidas de prevención, a programas de atención y a tratamientos.

Asimismo, aseguraron que los gobiernos deben responsabilizarse de que las y los reclusos con VIH/Sida mantengan su derecho a la privacidad y no sean aislados del resto de la población de la cárcel a causa de su enfermedad, sino al contrario que participen en programas, trabajos y actividades de sus respectivos centros penitenciarios.

A la par, los gobiernos y las prisiones deberían asegurar el acceso de organizaciones no gubernamentales y profesionales de la salud a las prisiones para que asistan a los enfermos.

Aunque en general la incidencia del VIH/Sida en los países de Europa oriental es relativamente baja, en algunos países como la Federación de Rusia, Ucrania, Moldavia y Bielorrusia, la situación es preocupante.

04/Canal Solidario/GBG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más