Exigen terminar con conflicto en Sierra Sur de Oaxaca

Población
    Las mujeres dirigen el movimiento de pacificación
Exigen terminar con conflicto en Sierra Sur de Oaxaca
Por: Soledad Jarquín Edgar
cimac | Oaxaca.- 30/01/2004

Después de 20 años de conflicto por los límites territoriales entre Teojomulco y Texmelucan, las mujeres de ambas comunidades exigen detener la violencia, aseguró la coordinadora general del Centro Regional de Derechos Humanos Bartolomé Carrasco Briceño (Barca), Nora Martínez Lázaro.

En entrevista con Cimacnoticias, Martínez Lázaro explicó que a partir del llamado de paz de la organización que ella representa, las mujeres se han colocado como las protagonistas en el proceso de paz y encontrar una solución a los problemas de límites territoriales que enfrentan los dos poblados de la sierra sur.

Sostuvo que en las últimas dos décadas de conflicto, las mujeres han sido las que más han sufrido, pues más de 400 hombres en ambas poblaciones han muerto en ese proceso de lucha que requiere de un mecanismo humanitario de pacificación.

La coordinadora del centro Barca apuntó que ya hubo un primer acercamiento con mujeres de San Lorenzo Texmelucan y de Teojomulco, mismas que han mostrado una amplia disposición para participar en el proceso de pacificación y terminar con tantas muertes innecesarias.

Por otra parte, Angélica Ayala Ortiz apunta que el llamado a la participación de las mujeres en los procesos de pacificación hecho por Barca es importante y seguramente dará buenos resultados al ser ellas las principales interesadas en terminar con la violencia.

Sin embargo, señaló que habría que ver cómo las mujeres podrían asumir este papel que las acerque a los espacios de decisión en la búsqueda de soluciones a los conflictos por límites de tierras que son comunes en algunas zonas de la entidad y que ocasionan enfrentamientos violentos y muertes.

Ayala Ortiz, quien es ha sido defensora de los derechos humanos en la entidad, sostiene que es necesario preparar a las mujeres en la toma de decisiones, aunque no descartó la integración solidaria de los hombres y de la Iglesia católica.

Por su parte, la representante de la Liga Mexicana por la Defensa de Derechos Humanos en Oaxaca (LIMEDDH), Jessica Sánchez Maya, destacó que el papel de las mujeres como elementos de pacificación en la sierra sur del Estado sería fundamental.

"Hay mucha desesperación en las comunidades afectadas por los conflictos políticos, religiosos y territoriales, lo que ha creado inseguridad y ha demostrado que en los varones hay falta de capacidad para solucionar los problemas", sostiene Sánchez Maya.

Agregó que "los hombres defienden la tierra como sea, pero no se preocupan de lo que pudiera suceder después con su familia; en cambi, las mujeres ven las cosas de otra manera, pues son ellas las que se quedan viudas o huérfanas".

En ese mismo sentido, el secretario técnico de la Red Oaxaqueña de Derechos Humanos (RODH), Rolando González Espinosa, sostuvo que como víctimas del conflicto de tierras, ellas juegan un papel importante en la demanda de paz.

03/SJE/GBG