Inicio ¿Eyaculación femenina?

¿Eyaculación femenina?

Por la Redacción

Mientras algunos expertas niegan por completo la posibilidad de que las mujeres expulsen algún fluido distinto de la orina y las secreciones vaginales durante el orgasmo, otras hablan incluso de la existencia de una especie de “próstata femenina”.

Cuando la conocida sexóloga norteamericana Beverly Whipple comenzó a difundir la supuesta presencia del llamado Punto G en la mujer, los grupos feministas pusieron el grito en el cielo.

Argumentaban que tal descubrimiento nuevamente ponía a la penetración en el centro del placer sexual femenino, dejando de lado la autonomía erótica que se había ganado al reconocer que el orgasmo clitoridiano no era signo de inmadurez.

Whipple fue más allá. Y explicó además que la estimulación del famoso Punto G –ubicado al interior de la vagina- estaría estrechamente relacionada con lo que comenzó a llamarse “eyaculación femenina”, según difunde Mujereschile.

La sexóloga se detuvo a estudiar los casos de aquellas mujeres que consultaban a las y los especialistas frente a una suerte de excesiva lubricación post orgásmica, que tradicionalmente había sido tratada por las y los médicos como incontinencia urinaria.

Sin embargo, Whipple asegura que no se trata de orina y hoy en día algunos expertas han seguido su línea de trabajo. Son escasos los estudios, pero todos coinciden que algunas mujeres expulsan un fluido -en el momento del orgasmo o después de él- que tendría ciertos componentes químicos similares al del semen, obviamente sin espermetazoides.

Sin embargo y al igual que el Punto G, esta hipótesis no es aceptada por la ciencia en su conjunto.

¿Post lubricación?

Reynaldo Gómez, presidente de la Sociedad de Urología de Chile, nos explica que “no cabe duda que algunas mujeres expulsan un líquido por la uretra distinto de la orina y de la lubricación propia de la excitación femenina”.

Y aunque el profesional aclara que no se ha dedicado a profundizar en el tema, asegura que muchas mujeres consultan por una supuesta incontinencia urinaria que se presentaría al momento de tener un orgasmo.

“No es orina”, dice y asegura que el desafío es saber de qué se trata y porque la confusión que genera tal fenómeno resulta sumamente incómoda para las mujeres que se enfrentan a él”.

“Se justifica un estudio de esta naturaleza aunque sólo exista una mujer en el mundo que se sienta avergonzada por esto, o que sea maltratada sexualmente porque su pareja cree que se orinó durante el orgasmo”, enfatiza el médico.

Ciertamente un vacío científico que –además- encuentra drásticas oposiciones en cuestiones como la fisonomía femenina y la justificación biológica de por qué la mujer eyacularía algún tipo de fluido durante el orgasmo, si ya no necesita lubricación.

Sin embargo –y siguiendo los pasos de Whipple- el médico español Francisco Cabello Santamaría se encerró en el laboratorio para buscar esas pruebas fehacientes que la ciencia demanda y aunque dejó abiertas muchas interrogantes, comenzó a explorar un desconocido camino comprobando que tal fluido es distinto de la orina y las secreciones lubricantes.

Durante las novenas Jornadas Sexólogicas Internacionales efectuadas en 1998 en España, el español entregó sorprendentes resultados de un estudio sobre orgasmos y “eyaculación femenina”.

¿Próstata en desuso?

Gracias al aporte de mujeres voluntarias, el especialista accedió a muestras de orina pre y post orgásmicas. Consiguió reunir varios mililitros de este “extraño líquido” y comparativamente, el experto detectó la presencia del llamado Antígeno Prostático Específico.

Un componente químico que producen las células de la próstata -que sólo tienen los hombres- y que en los experimentos de Cabello Santamaría vendría a replantear la funcionalidad de algunas glándulas que efectivamente tienen las mujeres cerca de la uretra, pero que hasta ahora no cumplen un rol determinado. Son algo así como el apéndice.

Ciertamente, el doctor Reynaldo Gómez nos explica que alrededor de la uretra existen unas glándulas y conductos parauretrales como el de Skene. “Pero no se sabe que función tienen” –explica.

Y es a este conjunto de pequeños órganos que algunos especialistas – como Cabello Santamaría- denominan “próstata femenina” y apuntan como los posibles responsables de la llamada “eyaculación femenina”.

Es más, el experto español asegura que la gran mayoría de las mujeres debiera presentar algún grado de expulsión de este fluido, pero que en muchas de ellas éste puede ser imperceptible o bien retrogrado (hacia el interior del cuerpo).

Como sea, lo cierto es que se abre un campo de investigación que otros especialistas niegan a priori, puesto que de aceptarse la existencia de este fluido y de la funcionalidad de las glándulas parauretrales, las dudas se centran en la razón de su existencia.

“Puede ser parte de la respuesta sexual propia de la mujer”, explica Reynaldo Gómez y asegura que sobre todo la fase orgásmica femenina es un campo muy poco estudiado.

2004/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más